Entre el diálogo y la calle, la situación en Venezuela “está muy fea”

Por Cambio16
5/11/2016

Tras el torpedo lanzado este jueves por Nicolás Maduro contra el diálogo, distintas voces se sumaron para mantener la “tregua” planteada por el Vaticano y emplazar a conservar el talante del diálogo, empezando por la Iglesia Católica en la voz del propio enviado de la Santa Sede a Venezuela.

“Si fracasa el diálogo nacional entre el gobierno venezolano y la oposición, no es el papa sino el pueblo de Venezuela el que va a perder, porque el camino podría ser el de la sangre”, así lo afirmó Monseñor Claudio Maria Celli, enviado del Papa Francisco para mediar en el diálogo entre Gobierno y oposición.

Celli, uno de los diplomáticos más experimentados de la Santa Sede, no ocultó su preocupación. El también presidente emérito del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, de 75 años y experto en China y Vietnam, tiene misión es a todas luces difícil: a través de un diálogo nacional, apagar esa bomba de tiempo que es hoy el país que gobierna Maduro.

Es indudable que la situación está muy fea. No solamente a nivel político, sino a nivel social, económico. No hay comida, no hay medicinas. Es innegable que el país está enfrentando una situación muy difícil (…) cuando me reuní con los representantes de la oposición, en la mañana del lunes, les dije claramente: ‘Mi miedo es que haya muertos (…) Y si hay muertos, el diálogo, ¿qué diálogo es?’. La oposición reflexionó y gracias a Dios suspendieron esta manifestación”, contó Celli al diario argentino La Nación, en referencia a la convocatoria de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) a marchar hasta el Palacio de Miraflores, la cual fue suspendida tras reunirse en privado con el representante eclesiástico.

Celli deberá regresar a Venezuela el 11 de noviembre para revisar los primeros trabajos de las mesas de diálogo, pero la distensión lograda parece haberse evaporado: Maduro llamó “terroristas” a los dirigentes de Voluntad Popular, y pareció relativizar el diálogo al decir que “la revolución es irreversible” y que la oposición jamás llegará al poder “ni con votos ni con balas”.

“Yo había pedido evitar expresiones violentas y agresivas. Empleé un término: un lenguaje desarmado. El problema es que estas cosas son más fuertes que ellos (…) Yo estoy y me la voy a jugar. Una cosa es cierta: el papa goza de un gran prestigio. Las dos partes, así como los cuatro ex presidentes que acompañan (José Luis Rodríguez Zapatero, el colombiano Ernesto Samper, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos) me dijeron claramente que si no estuviese la Santa Sede, la oposición no se encontraría con el gobierno. Y las dos partes comprenden que o embocan el camino de la violencia o embocan el del diálogo” sentenció.

OEA pide resultados

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que la principal tarea de la iniciativa de mediación en Venezuela es convencer al Gobierno de Maduro de que respete la Constitución y reactive el proceso del referendo revocatorio.

“La mediación más importante es convencer al Gobierno de que respete la Constitución, no la mediación entre el Gobierno y la oposición”, afirmó Almagro en una conferencia latinoamericana en la Universidad de Georgetown citada por la agencia EFE. “El problema de Venezuela es que el Gobierno no respeta la Constitución. El obstaculizar el derecho de la gente (a votar en un referendo revocatorio) está fuera de lugar. Y tienen prisioneros políticos”, agregó.

A juicio de Almagro, la mediación en Venezuela debe lograr “resultados” porque no hay tiempo para experimentar. “Mi principal preocupación es que el referendo está suspendido, tiene que volver a la vida. Que se declare que sigue el procedimiento

EEUU lo ve “frágil”

Desde Estados Unidos también se conoció la opinión de Thomas Shannon, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, tras su viaje a Caracas para encontrarse con Maduro y con la oposición. “Frágil”, “impredecible” y el “último esfuerzo para negociar una solución pacífica”, diagnosticó el diplomático. También comunicó una certeza: “El éxito de este diálogo depende de las decisiones electorales”.

Llamado a la comunidad internacional

Desde aquí en España, el padre del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, pidió a la comunidad internacional que “no haga la vista gorda” y obligue a su país a cumplir los derechos fundamentales, ya que necesita “retornar” al respeto constitucional y a la democracia.

Leopoldo López Gil participó este sábado en Palencia en la III Escuela de Formación de Nuevas Generaciones del Partido Popular (PP) junto a los opositores cubanos Carlos Payá y Regis Iglesias, y al refugiado cristiano iraquí Raad Salam, en una mesa sobre el estado de las libertades en España y en el mundo. Ante un centenar de jóvenes procedentes de distintos puntos del país, López habló sobre el significado de la pérdida de libertad en países como Venezuela, a través de su propia experiencia personal y la de su hijo.

“Venezuela necesita retornar a la democracia y al respeto constitucional que hoy no existen, y a una autonomía de poderes que tampoco existe y que es la base de la democracia” manifestó López Gil, pidiendo a la comunidad internacional, a España, a toda la Unión Europea y a Estados Unidos que ayuden a que en Venezuela se respeten los derechos humanos, porque es una obligación que se recoge en todos los tratados internacionales.

MUD llama a diálogo, López a revocatorio

Entretanto, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió este viernes un comunicado en el que reitera necesidad de avanzar en el proceso de diálogo. En el texto, difundido en Caracas, señala que la difícil situación que vive el país suramericano hace imperativo que el Gobierno se tome en serio la discusión que se ha iniciado para exigir el derecho que tienen los venezolanos a elegir y votar.

Asimismo, exhortan al presidente Nicolás Maduro a mantener una postura y un discurso “que sea reflejo de su compromiso con este proceso, en aras de la paz y la convivencia en Venezuela. Nuestra disposición de diálogo no empezó ayer ni termina el 11 de este mes, pero es el gobierno quien puede lograr que esto no sea un frustración para Venezuela y la comunidad internacional”, subraya.

Tras ese comunicado, el propio dirigente opositor Leopoldo López, preso en la cárcel de Ramo Verde, un centro de detención militar en las afueras de Caracas, difundió otro comunicado a través de su equipo político donde emplaza a la MUD a no renunciar al revocatorio, advirtiendo que el gobierno no da señales concretas para un diálogo. “Hermanos de la Unidad, no olvidemos el foco de cualquier protesta, acción internacional, institucional o diálogo es salida electoral este 2016. La dictadura debe saber después de tenerme casi tres años secuestrado, que no nos vamos a arrodillar y no tendrán nuestra obediencia”.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Medidas para una recuperación más verde después de la COVID-19

Urgen medidas para una recuperación más verde después de la COVID-19

Este año es fundamental con respecto a lo que se aspira en relación con el cambio climático