Pedro Duque: de astronauta a ministro de Ciencia

Cambio16
06/06/2018

Al día en España | Rajoy a Aznar: “La centro derecha en España es el PP”

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, acaba de nombrar a Pedro Duque como ministro de Ciencia, Innovación y Universidades. Pero su cartera de experiencia es tan extensa como estrellas hay en la galaxia. Tal como recuerda el diario ABC, fue en 1990 cuando Duque respondió un anuncio de prensa para entrar al programa de entrenamiento de astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA). De ahí en adelante, su camino estaría entre teorías científicas y la inmensidad del mundo.

Pedro Duque es un hombre espacial. Ha estado dos veces en la anchura del universo. La primera oportunidad fue el 29 de octubre de 1998. Se convirtió en el primer astronauta español de la ESA en viajar al espacio. Viajó a bordo del transbordador Discovery. Fueron nueve días de estadía. La tripulación realizó más de 80 experimentos. Pero Duque se enfocó en estudiar los efectos de la gravedad sobre el organismo. Es decir, analizó la influencia en el equilibrio, percepción, sistema inmune, masa ósea y muscular, metabolismo, sueño y la circulación sanguínea en el cuerpo humano y en plantas.

El egresado de la Universidad Politécnica de Madrid regresó al espacio en 2003. Se preparó en Rusia para la misión Cervantes bajo la dirección de la Estación Espacial Internacional (ISS). Viajó en la nave rusa Soyuz. El 18 de octubre de 2003 Duque partió y estuvo 10 días de misión: llevar a cabo 24 experimentos. Salió del cosmódromo de Baikonur y finalizó su travesía en las llanuras de Kazajistán.

Pedro Duque recibió la Gran Cruz del mérito aeronáutico y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. También se le suman cuatro doctorados honoris causa y la Orden de la Amistad entregada por el presidente ruso Boris Yeltsin.

Pedro Duque

Pedro Duque aterriza cerca de Arkalyk (Kazajistán) luego de su estadía en la Estación Espacial Internacional (ISS) | Octubre 2003

Más ciencia. Más educación

“Creo obvio que la educación primaria, la universitaria, la promoción de la ciencia y la de la tecnología son inversiones porque se pueden esperar razonablemente de ellas rendimientos futuros. Veo con mucha preocupación que se trate estas partidas como si fueran gastos”, escribió Pedro Duque en 2012 en una carta abierta para El País.

Su posición es más que clara: la educación pública y gratuita es la clave para un futuro de calidad. “Las inversiones en fomento de la ciencia y la tecnología promocionan la conversión de todo el talento joven que revertirá en nuevos productos, patentes, servicios y, en general, en sólida exportación en plazos cortos”, proseguía su misiva.

Pedro Duque

Pedro Duque en el colegio Carmen Cabezuelo, donde cursó sus estudios de primaria | Enero 1990

Sus comentarios al respecto son, usualmente, directos y sin medias tintas. No en vano, lo consideran un hombre sensato que “dice lo que piensa”. En 2013, el renglón de la ciencia sufrio un golpe severo frente a los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy. “Si continuamos no invirtiendo en el futuro, se hundirá el país para siempre” apuntó el científico.

Por otro lado, Duque siempre ha propulsado el interés de que la ciencia sea de fácil acceso para las mujeres. Muchos de sus esfuerzos se decantan en la instrucción y motivación de los más pequeños. ¿En la infancia quién no sueña en ser astronauta? Seguramente, la divulgación científica será uno de los pilares del ahora ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

¿Cómo es el espacio?

Esa es la pregunta que más le hacen a Pedro Sánchez. Con 55 años, siempre ha mantenido la misma respuesta. “Ir al espacio es como escalar una montaña: los alpinistas realizan un esfuerzo titánico para alcanzar el pico. Luego miran a su alrededor, resuelven lo que tengan que hacer allí y descienden, sin pensar demasiado sobre ello”, rescata La Vanguardia.

Su compromiso con el espacio es, sin lugar a dudas, a niveles galácticos. En 2006 pidió y obtuvo una excedencia en la ESA para fundar y liderar Deimos Imagina. Con esta empresa logró poner en órbita el primer satélite español de observación terrestre, el Deimos-1 en 2009. También se encargó de las operaciones de vuelo de la Agencia europea en Alemania.

Pedro Duque

Pedro Duque en la sede principal de la ESA | Abril 2015

Una cuestión de paternidad

Se puede decir que ser Ingeniero Aeronáutico es una de las herencias del padre de Pedro Duque, quien era controlador aéreo. De niño, Duque soñaba con pilotar aviones, pues su padre lo llevaba con frecuencia a la torre de control. Incluso, en más de una ocasión, se coló y manejó el simulador de vuelo con el que entrenaban los pilotos. “Ojalá estuviera mi madre”, fue el mensaje que publicó Duque en su cuenta de Twitter en cuanto se conoció su cargo. La viñeta está acompañada por un chiste firmado por Forges.

Hasta el momento, Pedro Duque ha intervenido en cuatro vuelos espaciales, convirtiéndose en un especialista en la adaptación de experimentos para su realización en naves espaciales. También organiza tareas y procedimientos para diversas operaciones tanto desde tierra como desde el espacio.

Loading...