Operativo contra Daesh en Tal Afar, Irak
Operativo contra Daesh en Tal Afar, Irak

Las fuerzas iraquíes recuperan territorios en Tal Afar del Daesh

POR CAMBIO16
23/08/2017

.

Fuerzas gubernamentales tomaron el control este martes de tres barrios de Tal Afar, uno de los últimos feudos de Daesh en Irak.

Después de que las fuerzas iraquíes recuperaran Mosul (norte) del control del Daesh, las tropas iniciaron el domingo un asalto a Tal AFar, situada a 70 kilómetros al oeste, en el norte de Iraq.

En un trabajo conjunto entre la unidades del ejército iraquí, de la policía y las fuerzas de Al-Hashad Al-Shaabi (Unidades de Movilización Popular), el barrio de Al-Kifah, al noroeste de Tal Afar, fue tomado en su totalidad así como de Al-Nur, al sureste, y al Askari.

En el transcurso del martes, las fuerzas iraquíes se concentraron a las puertas de la ciudad antes de ingresar desde varios frentes donde, según responsables locales, estarían antricherados un millar de terroristas.

El portavoz de Hashd Al- Shaabi, Ahmed Al Asadi, precisó que la recuperación total de Tal Afar “llevará semanas”, indicó, mientras que la toma de Mosul duró nueve meses.

Por otra parte, este avance coincide con la visita del jefe del Pentágono, Jim Mattis, al territorio para reafirmar su “apoyo” a las fuerzas iraquíes.

Durante una operación realizada en 2014, el Daesh se impuso en casi un tercio de Iraq, a pesar de perder terreno por las múltiples ofensivas lanzadas por el Gobierno iraquí y sus aliados. También perdió terreno en Siria.

Miles de desplazados 

​​​​​​La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) afirmó temer el éxodo de “miles” de civiles, cerca de 1.500 familias llegaron a un campamento de tránsito en los últimos días, mientras que se prepara una acogida de hasta 22.000 personas de Tal Afar, precisó el organismo.

Asimismo, según el Consejo Noruego para los Refugiados, aquellos que tratan de abandonar la ciudad hacia la región kurda del país se enfrentan tanto a las duras condiciones meteorológicas del verano como a obstáculos por parte de las autoridades, que detienen a parte de los refugiados en medio de su travesía.

Melany Markham, vocera del grupo humanitario, señala a Al Jazeera que “es muy duro para ellos [los refugiados] el traslado”, mencionando que, además de tener que soportar temperaturas de entre 45 y 50 grados centígrados, hay albergues que ya no pueden aceptarlos debido a que han alcanzado su capacidad máxima.

“O se rinden, o mueren”

Ubicada a lo largo de una carretera principal que ha sido una ruta de suministro clave del EI, Tal Afar y sus alrededores están entre los últimos bastiones de Daesh en Irak después de que la victoria sobre los terroristas fuera declarada en Mosul, la segunda ciudad más grande del país.

No obstante, la ciudad logró ser aislada de las demás posiciones del grupo terrorista en junio, cuando fue efectivamente rodeada por tropas iraquíes y voluntarios chiitas desde el sur, y combatientes Peshmerga kurdos desde el norte. Ahora, la ciudad alberga unos 2.000 militantes de Daesh, aseguran comandantes militares estadounidenses e iraquíes.

“Mientras anunciamos el inicio de las operaciones para liberar a Tal Afar, saludamos a las heroicas fuerzas iraquíes que luchan para lograr la victoria, la libertad y la paz”, escribió el primer ministro de Irak, Haider al Abadi. a través de Twitter. Igualmente, mientras anunciaba la ofensiva en un discurso televisado citado por Reuters, le envió un mensaje a los militantes de Daesh en la zona. “Ustedes, o se rinden, o mueren”.

Las fuerzas de EEUU que colaboraban con las tropas iraquíes sufrieron un ataque la semana pasada al este de Tal Afar, que resultó en la muerte de dos militares estadounidenses. El ataque, que dejó otros cinco heridos, fue reivindicado por el EI.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Delfines río Tajo Lisboa

Los delfines regresan y recobran sus espacios en el río Tajo de Lisboa

Estos amigables cetáceos han decidido atravesar sus aguas y recobrar sus espacios naturales, tras la quietud y los bajos niveles de contaminación en la capital de Portugal, luego del confinamiento