La canciller de Alemania, Ángela Merkel
La canciller de Alemania, Ángela Merkel

Lo que un cuarto período de Merkel significaría para Europa

Por Andrés Tovar
22/11/2016

La decisión de Angela Merkel de aspirar a un cuarto mandato como canciller de Alemania coincidió con el lanzamiento de una encuesta que señalaba que el 55 por ciento del electorado alemán apoya esta decisión, basados en la estabilidad como gran atributo que garantiza la líder teutona.

Pero hay un tema más profundo: Los defensores del orden liberal existente en Europa están buscando la experiencia de Merkel, y la perciben como un muro de contensión fundamental de cara a la creciente ola de populismo que está barriendo las democracias occidentales y que amenaza con socavar las estructuras políticas ya creadas.

Josef Janning, conpañero de fórmula de Merkel y miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, aseguró a NBC que “Un cuarto mandato de Merkel será la señal de continuidad por encima de todo lo demás. De hecho, Merkel sería aún más activa a nivel internacional”.

Sin embargo, los resultados más recientes de otros procesos políticos europeos ponen a dudar la estabilidad del orden establecido en la Unión Europea. Italia se prepara para decidir el 4 de diciembre si decide continuar con Matteo Renzi, abriendo al anti-sistema Movimiento Cinco Estrellas (5 Stelle) italiano si éste llegara a perder. Mientras tanto, en Francia, los encuestadores se debaten entre quien domina el panorama entre el liberal Francois Fillon y Marine Le Pen del Frente Nacional de Francia, consideraba por los analistas “la extrema derecha”.

Inclusive, la propia LePen, citada por la propia NBC, se atrevió a decir que los días de Angela Merkel “estaban contados (…) Merkel es una fuerza que funciona por inercia, es la que quiere que nada cambie y que los países europeos continúen siendo sometidos a los mismos remedios que realmente los matan. Merkel está muy aislada. Y los que la apoyan están aislados junto a ella”.

De acuerdo con Stephen Szabo, director ejecutivo de la Academia Transatlántica, los resultados en Francia son cruciales para Merkel. “La idea de Francois Fillon como presidente es claramente bienvenida en Berlín. Si Le Pen pierde y Renzi sobrevive, Merkel tendrá la oportunidad de dar forma a las respuestas europeas a Brexit, la situación de los refugiados, los problemas con el euro y Rusia” dijo a través de los comentarios enviados por correo electrónico a la CNBC.

En su enclave

Ahora, dentro de la propia Alemania, Merkel tendrá que gestionar el enorme crecimiento del movimiento Alternativa para Alemania (AFD). En declaraciones a la CNBC, Werner Patzelt, un politólogo de la Universidad Técnica de Dresde, sostuvo que “la AFD es una expresión alemana de ese tipo de derecha populista que se ve por todas partes en Europa (…) y uno de los desaciertos de Merkel ha sido subestimarla”.

Lo segundo que tendrá que resolver la canciller alemana sería el conflicto interno dentro de su partido, del cual también es líder, pues no se conoce que haya preparado una sucesión y, en caso de una derrota, una vorágine se puede volver en contra de ella.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Adoptar la Amazonía

Brasil propone a los inversionistas “adoptar” la Amazonía para protegerla

El gobierno prohibirá a partir de la próxima semana el uso del fuego en la agricultura en la selva por 120 días.