Paulaner Madrid Oktoberfest

El Paulaner Madrid Oktoberfest vuelve más auténtico que nunca

Por Benito Guerrero
16/09/2017

Por cuarto año consecutivo, la Paulaner Oktoberfest vuelve a Madrid trasladando la auténtica fiesta de la cerveza de Alemania a nuestra ciudad. Paulaner, la cerveza más vendida de las 6 únicas variedades certificadas de la región de Múnich que se consumen en Oktoberfest, replica fielmente en Madrid la misma decoración, ambiente, comida tradicional bávara y por supuesto la misma cerveza.

Tras colgar el cartel de ‘entradas agotadas’ con cerca de 70 mil asistentes, 165 mil litros de cerveza y miles de kilos de  especialidades gourmet bávaras en los 3 años anteriores, la organización de la IV edición de Paulaner Madrid Oktoberfest ha presentado las novedades de la cuarta edición con la presencia de Pablo Mazo, director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, Mónica Pérez-Tomé, directora de Comunicación de Palacio Vistalegre y Javier Talavera, promotor del evento y director de Grupo Restaurantes LAFÁBRICA.

Este año, el macroevento se traslada del Palacio de los Deportes al Palacio Vistalegre. Una nueva ubicación en la que la auténtica Oktoberfest durará el doble: un total de 8 días, incluyendo dos fines de semana. Más de 60 horas de celebración con gastronomía bávara y música en vivo a las que, tal como ocurre en Oktoberfest de Múnich, se podrá acceder de forma totalmente gratuita a través de entrada libre. “Hemos buscado aún más flexibilidad con estas novedades que nos permiten replicar más fielmente si cabe el espíritu de la original y que han sido solo posibles a través del cambio de ubicación”, explica Pablo Mazo, director de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España.

Siguiendo la tradición alemana, la Madrid Oktoberfest arrancará el próximo 21 de septiembre con el ritual de apertura del barril de Paulaner. Una ceremonia que marca el inicio de muchos días de celebración y para la que en años anteriores se ha contado con primeras figuras del deporte como el tenista Fernando Vedasco en 2014, el entrenador de fútbol Bernd Schuster en 2015 y los oros olímpicos Ruth Beitia y Marcus Waltz el año pasado. En esta IV edición, serán dos históricos del baloncesto español: Sergio Scariolo, actual entrenador de la Selección Española de Baloncesto, y uno de sus predecesores en el cargo, Pepu Hernández. En las labores de presentación, repite un año más el humorista Miki Nadal.

Para esta nueva edición se prevé la asistencia de 30.000 personas que por primera vez podrán hacer sus reservas de forma gratuita a través de la web entre otras modalidades de entrada. “Las cifras estimadas para esta nueva edición son espectaculares”, comenta Javier Talavera, director de Grupo Restaurantes LAFÁBRICA y encargado del menú basado en especialidades importadas alemanas, “30.000 salchichas, 10.000 bretzels,  10.000 codillos, 5.000 ensaladas, 5.000 pollos asados y 45.000 litros de cerveza Paulaner Oktoberfestbier”, una variedad que se elabora únicamente para ser consumida durante la Oktoberfest de Múnich desde hace dos siglos y que es “la número uno en volumen, vendiendo casi la mitad de los litros que se consumen durante la fiesta”, según comenta Pablo Mazo.

Como adelanto a lo que se degustará en la Paulaner Madrid Oktoberfest, el Beer Coach de HEINEKEN, Alberto Ruffoni, ofreció esta mañana una exclusiva y personalizada cata de dos de las principales variedades de cerveza Paulaner: Paulaner Weissbier (cerveza de trigo) y Paulaner Oktoberfest Bier. El Beer Coach guió a los asistentes por las notas de cata de ambas cervezas, describiendo sus rituales de tiraje y vasos adecuados para el mejor disfrute de cada variedad y comentando anécdotas sobre su historia. La cata se maridó con una selección gastronómica auténtica de la región de Bavaria elaborada por los chefs de LaFábrica 21.

Paulaner Madrid Oktoberfest

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Benito Guerrero

Check Also

Cierre de los bares

La ciencia recomienda cerrar los bares para frenar la propagación del virus

Esa salida a tomar un trago con los amigos tendrá que esperar.