.
sábado , agosto 24 2019
Home / Actualidad / Reducir la huella de carbono depende del compromiso y el esfuerzo de todos
Reducir la huella de carbono
Cada ciudadano se puede convertir en un actor activo en los esfuerzos por reducir la huella de carbono

Reducir la huella de carbono depende del compromiso y el esfuerzo de todos

La emisión de gases de efecto invernadero se ha incrementado notablemente en los últimos años. Con frecuencia, se suele pensar que el problema corresponde a las grandes corporaciones y a los gobiernos. Pero, más allá de la responsabilidad de estas instancias, reducir la huella de carbono es una tarea en la que se requiere el esfuerzo de todos.

De las pequeñas actuaciones que cada quien realice en el hogar, la oficina, la fábrica, la escuela, la calle y el automóvil, dependerá el éxito de los esfuerzos globales para reducir la huella de carbono.

Conducir el coche, lavar la ropa, comprar alimentos o cocinar son actividades cotidianas para todos. Y por muy inocuos que parezcan para el medio ambiente, cada una de ellas deja tras de sí un rastro de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

La energía que se utiliza día a día en las viviendas es la responsable de cerca del 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero en Europa. Así se desprende del informe sobre consumo en los hogares del centro de estadísticas Eurostat.

Emisiones van en aumento

Las emisiones de dióxido de carbono han aumentado en 2018. Así se desprende del informe anual del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Estos datos coinciden con los de un reciente trabajo de la Universidad de Stanford. En el estudio, se asegura que la presencia del dióxido de carbono proveniente de los combustibles fósiles creció en 2018. Ello pone en peligro el cumplimiento los objetivos y las medidas marcadas para combatir el calentamiento global.

España tiene una largo camino por recorrer

En nuestro país, para el año 2017, la emisión de gases contaminantes fue de 338,8 millones de toneladas. Ello supone un incremento de más del 4% con respecto al año anterior.

De esa cantidad, el 81% es dióxido de carbono (CO2). Los sectores del transporte y la producción de electricidad son los mayores emisores de este agente nocivo.

Estas cifras fueron publicadas en enero de este año. Forman parte del avance del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (1990-2017).

En 2017, todos los principales sectores emisores experimentaron un aumento. La principal subida estuvo relacionada con la generación de electricidad. Este sector incrementó sus emisiones un 16,9%.

También contribuyó a este aumento el incremento de las emisiones del sector industrial (+3,5%). Le siguió la agricultura (+3,1%). El transporte por carretera subió 1,7%. Las principales bajadas se registraron en el sector comercial y residencial (-3,3%) y en el uso de gases fluorados (-17,2%).

Reducir la huella de carbono empieza por casa

A pesar de este incremento, con pequeñas acciones en el día a día, se puede ayudar a reducir las emisiones de gases contaminantes.

A día de hoy existen diversas plataformas, iniciativas e incluso aplicaciones para teléfonos móviles que ayudan a tener conciencia sobre las consecuencias medioambientales de las actividades cotidianas.

Por ello, es importante que cada persona se sume a iniciativas para ayudar a reducir la huella de carbono, combatir el cambio climático y favorecer un modelo de vida más sostenible.

Algunas soluciones al alcance de todos

  • Reforestum. Gracias a esta plataforma, las personas pueden calcular sus emisiones de CO2. De acuerdo a su presupuesto, pueden contribuir a plantar o mantener un bosque. Mediante la superficie plantada o protegida, compensan esas emisiones.

  • CleanSpace. Esta aplicación ofrece los datos sobre calidad del aire en tiempo real de cualquier punto. Así los conductores pueden elegir la ruta con menor contaminación. Con ello, reducen el tiempo de exposición a estos agentes nocivos.
  • CleanMiles. Ésta ofrece una medición que estima las emisiones de gases contaminantes que se pueden evitar gracias a desplazarse a pie o en bicicleta. Así el usuario puede reducir su huella de carbono.
  • Mercados de Carbono. Se basan en la venta o adquisición de bonos de carbono o certificados de reducción de emisión de GEI, que capacitan a su dueño para emitir una determinada cantidad de CO2 y GEI. Así, una empresa que invierta en tecnologías limpias, tendrá un superávit de bonos de carbono, por lo que podrá venderlos y amortizar sus inversiones sostenibles.
  • MyUse. La aplicación permite calcular la huella de carbono generada por las actividades cotidianas y ofrece consejos para minimizar y reducir las emisiones de gases, tanto en el hogar como en el trabajo.
  • Consumo responsable y sostenible. Este tipo de iniciativa consiste en la compra de productos denominados sostenibles, que se hayan producido con cero emisiones de dióxido de carbono o que las empresas que los fabrican hayan compensado esas emisiones.

En este sentido, con un poco de esfuerzo, imaginación y ayuda de la tecnología cada ciudadano se puede convertir en un actor activo en los esfuerzos por reducir la huella de carbono.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Nuevas pruebas de que el calentamiento global es causado por los seres humanos

Check Also

Ignacio Aguado brinda explicaciones sobre la nueva campaña publicitaria de Ciudadanos en Madrid

Es la primera vez en la historia que en la Comunidad de Madrid se establece …