domingo , febrero 17 2019
Home / Actualidad / Salvar a Julen se ha convertido en una carrera contra el tiempo
salvar a julen
Un equipo multidisciplinario agota los esfuerzos para tratar de salvar la pequeño Julen / REUTERS / Jon Nazca

Salvar a Julen se ha convertido en una carrera contra el tiempo

Salvar a  Julen será cuestión “de días, no de horas”. La afirmación corresponde a Juan López-Escobar, delegado del Colegio de Ingenieros de Minas del Sur en Málaga.

La espera agrega mayor dramatismo a la precaria situación del niño, que llega al centenar de horas atrapado en un pozo de más de 110 metros de largo y apenas 23 centímetros de ancho, en Totalán (Málaga). El difícil contexto coloca a los equipos de salvamento en una carrera contra el tiempo.

El reloj avanza

El pequeño Julen, de dos años y medio, cayó el domingo en un estrecho y profundo pozo, ubicado en una zona rural. Este jueves, continúan las labores de rescate. Para ello, se ha conformado un equipo compuesto por diversos especialistas. El grupo incluye geólogos, mineros, bomberos y Guardia Civil, entre otros. Las tareas han resultado muy complicadas y el reloj avanza. Mientras el tiempo transcurre, crece la preocupación por el destino del pequeño. Hasta ahora, se desconoce su estado.

Lo más importante es alcanzar al niño. Sin embargo, es muy complicado realizar los trabajos necesarios en menos de dos días, dijo López-Escobar en el lugar.

El diseño de las soluciones técnicas para tratar de salvar a Julen está siendo coordinado por el Colegio de Ingenieros de Caminos y Minas. Inicialmente, los especialistas habían propuesto la excavación de un túnel horizontal. Con esta estructura, aspiraban acceder al punto en el que, suponen, se encuentra el niño. Sin embargo, los intentos por llevar a la práctica la propuesta fueron infructuosos. Las condiciones del terreno impidieron que la obra pudiera avanzar.

Confían en salvar a Julen

Tras excavar un túnel horizontal para tratar de llegar hasta el niño que las autoridades reconocieron que sufrió complicaciones, los equipos de rescate se centran ahora en excavar dos túneles verticales paralelos para alcanzar al Julen, que cayó en el pozo de 25 centímetros de ancho y 110 metros de profundidad.

“Seguimos trabajando y no vamos a parar ni un minuto hasta rescatar al menor. Confiamos en que podamos rescatarlo con vida“, dijo la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, a periodistas.

Entre los escombros sacados del pozo, los equipos encontraron el miércoles muestras de cabello. Las pruebas de ADN confirmaron que pertenecen al niño. Sin embargo, no se han detectado señales de vida.

Los esfuerzos por salvar a Julen, cuya familia lo vio caer mientras caminaba en una propiedad privada, han generado numerosas muestras de solidaridad. Toda España contiene el aliento y eleva oraciones por el buen resultado de las tareas de rescate.

Según medios locales, los padres de Julen vivieron otra tragedia familiar en 2017 cuando su hijo de tres años murió repentinamente mientras caminaban por una playa, no lejos de Totalán.

Un desafortunado accidente

El pequeño Julen, de 2 años y apenas 11 kilos de peso, se precipitó el pasado domingo por un agujero de tan sólo 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad. La cavidad se encuentra en un paraje del municipio malagueño de Totalán. El niño disfrutaba de un día de campo con su familia y amigos.

Su padre acudió a tratar de impedir que cayera. Sin embargo, no llegó a tiempo. El niño se deslizó hacia el fondo.

Desde ese día se e activó un dispositivo de rescate. Se cree que el menor se encuentra debajo de un tapón de arena, a 73 metros, que fue descubierto en las primeras horas.

Ya han pasado cuatro días. Mientras el tiempo corre, los rescatistas hacen todo lo posible por salvar a Julen.

 

Leer más en: Cambio16.

Lea también: La Brigada de Salvamento Minero de Hunosa se une al rescate de Julen

Check Also

Girona remonta en el Bernabéu (1-2) y asesta duro golpe al Madrid

El Girona sorprendió al Real Madrid en su feudo. El club catalán remontó de gran …