Huracán Irma

Vocabulario de huracán: La diferencia entre un tifón, un ciclón y una tormenta tropical

Por Andrés Tovar
08/09/2017

.

Septiembre es el mes cumbre de la temporada de huracanes, lo que significa una cobertura de noticias en todos los medios de comunicación del mundo en constante expansión llena de condiciones meteorológicas relacionadas con la tormenta que podría encontrar relativamente poco familiar.

Con los efectos de Harvey aún presentes, la acción devastadora de Irma en proceso y José y Katia que acaban de pasar de tormentas a huracanes, es útil conocer los términos más comunes relacionados con los huracanes que usted debe saber, siendo la información un arma clave para la prevención.

El modelo americano GFS es el modelo de tormenta del Sistema de Pronósticos Globales administrado por el Servicio Meteorológico Nacional de EEUU que predice el camino proyectado por una tormenta. Utiliza un superordenador para ejecutar datos a través de un algoritmo complejo extraído de satélites, estaciones de observación y globos meteorológicos.

El modelo europeo es considerado por los meteorólogos como el modelo más preciso para predecir los huracanes en las latitudes medias. El Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas de Mediano Plazo (ECMWF), que ejecuta el modelo, desarrolló un método para integrar datos meteorológicos en tiempo real en su algoritmo (por lo que comienza con unas condiciones iniciales más precisas) e invertido en hardware informático muy avanzado . Tanto el modelo europeo como el modelo americano son modelos matemáticos predictivos, por lo que no necesariamente reflejan la trayectoria del huracán emitida por el Centro Nacional de Huracanes de EEUU. 

La pared del ojo es la banda o anillo de nubes cumulonimbus que rodean el ojo de la tormenta. El clima más severo del huracán ocurre en la pared del ojo: Tormentas elevadas, lluvias pesadas, y vientos fuertes.

El efecto Fujiwhara ocurre cuando dos ciclones tropicales orbitan uno alrededor del otro.

Un huracán es un ciclón tropical con vientos máximos sostenidos a partir de los 119 km/h.

Las categorías de huracán son un sistema de convención de nomenclatura. Los huracanes se clasifican en cinco categorías basadas en las intensidades de sus vientos sostenidos, que se conoce como la escala de viento Saffir-Simpson.

Categoría 1: Vientos entre 118 y 153 Kilómetros por hora

-Daños mínimos, principalmente a árboles, vegetación y casas móviles o remolques que no estén bien sujetos.
-Destrucción total o parcial del tendido eléctrico o letreros mal instalados. Marejadas de 1.32 a 1,65 metros sobre lo normal.
-Daños menores a los muelles y atraques.

Categoría 2: Vientos entre 154 y 177 Kilómetros por hora

-Daños considerables a árboles y vegetación. Grandes daños a casas móviles, anuncios y tendido eléctrico expuesto.
-Destrucción parcial de tejados, puertas y ventanas, pero pocos daños a estructuras y edificios.
-Marejadas de 1.98 a 2,68 metros sobre lo normal.
-Carreteras y caminos cerca de las cosas son inundados.
-Daños considerables a muelles y embarcaderos. Las marinas sufren inundaciones y las embarcaciones menores rompen amarras en áreas abiertas.
-Evacuación de residentes de terrenos bajos en zonas costeras.

Categoría 3: Vientos entre 178 y 209 Kilómetros por hora

-Amplios daños: grandes árboles derribados, al igual que anuncios y letreros que no están sólidamente instalados.
-Daños a los tejados de los edificios y también a puertas y ventanas, así como a las estructuras de los edificios pequeños. Casas móviles y caravanas destruidas.
-Marejadas de 2,97 a 3,96 metros sobre lo normal e inundaciones en extensas áreas de zonas costeras, con amplia destrucción de edificaciones que se encuentren cerca del litoral.
-Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embate de las olas y los escombros flotantes.
-Los terrenos llanos de 1,65 metros o menos sobre el nivel del mar se inundan hasta más de 13 kilómetros tierra adentro.
-Evacuación de todos los residentes a lo largo de las zonas costeras.

Categoría 4: Vientos entre 210 y 250 Kilómetros por hora

-Daños extremos: árboles y arbustos son arrasados por el viento, y los anuncios y letreros son arrancados o destruidos.
-Amplios daños en techos, puertas y ventanas. Hundimiento total de techos en viviendas pequeñas.
-La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. -Marejadas de 4,29 a 5,94 metros sobre lo normal.
-Los terrenos llanos de 3,30 metros o menos sobre el nivel del mar se ven inundados hasta 10 kilómetros tierra adentro.
-Evacuación masiva de todos los residentes en un área de unos 500 metros de la costa, y también en terrenos bajos, hasta tres kilómetros tierra adentro.

Categoria 5: Vientos de más de 250 Kilómetros por hora

-Daños catastróficos: árboles y arbustos son totalmente arrasados y arrancados de raíz por el viento.
-Daños de gran consideración en los techos de los edificios. Los anuncios y letreros son arrancados y arrastrados por el viento.
-Hundimiento total de techos y paredes de residencias pequeñas. La mayoría de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas.
-Marejadas de 4,29 a 5,94 metros por encima de lo normal.

Una advertencia de huracán es un anuncio de que las condiciones de huracán (vientos sostenidos a partir de los 119 km/h) se esperan en algún lugar dentro del área especificada en asociación con una tormenta tropical.

Un reloj de huracán es un anuncio de que las condiciones de huracán (vientos sostenidos a partir de los 119 km/h) son posibles dentro del área especificada en asociación con una tormenta tropical.

El calor latente es el calor requerido para convertir un sólido en un líquido o vapor sin un cambio de temperatura. Cuando el vapor de agua se condensa para formar nubes, se libera calor latente (energía), lo que ayuda a las tormentas a intensificarse calentando el aire circundante y causando inestabilidad.

Un huracán mayor tiene vientos de más de 177 Km/h.

Los vientos máximos sostenidos son la medida estándar de la intensidad de un ciclón tropical. Se refiere a la velocidad media más alta de viento de un minuto (a una elevación de 10 metros con una exposición sin obstáculos) asociada con ese sistema meteorológico en un momento en particular.

Un monzón no es una tormenta, sino un cambio de viento estacional de gran escala sobre una región acompañada de cambios estacionales de gran amplitud en las precipitaciones (ya sean fuertes lluvias o corrientes de aire).

El radio de los vientos máximos es la distancia desde el centro de un ciclón tropical hasta la ubicación de los vientos máximos del ciclón. En huracanes bien desarrollados, el radio de los vientos máximos suele estar en el borde interior de la pared del ojo.

Una oleada de tormenta es el aumento del nivel del mar después de un huracán o tormenta mayor, donde la altura es la diferencia entre el nivel del mar observado y el nivel que el agua sería sin un ciclón. El aumento de las tormentas suele estimarse restando la marea alta normal de la marea de tormenta observada.

Una marea de tormenta es el nivel real de agua de mar resultante de la marea normal combinada con la oleada de la tormenta.

Un ciclón tropical es un término general para sistemas de tormenta de clima cálido que ocurren sobre aguas tropicales, tales como tormentas tropicales, huracanes y tifones. Un ciclón tiene un centro bien definido y gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte y en sentido horario en el Hemisferio Sur.

Una depresión tropical es un ciclón tropical con una velocidad de viento sostenida máxima de menos de 69 km/h.

Una tormenta tropical es un ciclón tropical con velocidades máximas sostenidas del viento entre 69 y 117 km/h.

Un tifón es un ciclón tropical que se forma en el Océano Pacífico entre 180 ° y 100 ° E, con vientos de 117 km/h o más. Los tifones son los mismos fenómenos meteorológicos que los huracanes; la única diferencia entre ellos es el lugar donde ocurre la tormenta.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Dimorphos: Desviar un asteroide

Misión espacial para desviar el asteroide Dimorphos, de la ficción a la realidad

La Agencia Espacial Europea (ESA) compara el tamaño de Dimorphos con la Gran Pirámide de Egipto.