Home / Actualidad / Theresa May: “No anularé el referéndum ni quebraré a mi país”
acuerdo para el Brexit
Theresa May comparece ante los medios en Downing Street

Theresa May: “No anularé el referéndum ni quebraré a mi país”

La primera ministra británica Theresa May demandó “respeto” por parte de los líderes de la Unión Europea luego de que rechazaran sus propuestas para cerrar el acuerdo para el Brexit que presentó en la cumbre informal de Salzburgo.

En una rueda de prensa en Downing Street, May calificó de “inaceptable” el hecho que de los los líderes de la UE desestimaran su plan a “este nivel de la negociación” sin dar un “plan alternativo ni explicaciones”.

“No voy anular el resultado del referéndum ni quebraré mi país”, aseguró May, desafiante. “Durante este proceso, he tratado a la Unión Europea con nada más que respeto. Reino Unido espera lo mismo, una buena relación al final de este proceso depende de ello”, añadió.

“Ahora tenemos que escuchar por parte de la UE cuáles son los verdaderos problemas y cuáles son las alternativas para que podamos discutirlas. Hasta que no hagamos eso, no podemos progresar”, aseguró la líder británica.

También explicó que ambas partes todavía están “muy lejos” en dos grandes temas para lograr el acuerdo del Brexit: la relación económica post-Brexit entre GB y la UE y la “barrera” para la frontera irlandesa, si es que hay un retraso para implementar esa relación.

Las dos opciones que ofrece la UE, que GB se quede en el Espacio Económico Europeo y la unión aduanera o un tratado de libre comercio, no son aceptables según May. Para la líder británica, la primera sería “una burla para el referéndum” y la segunda implicaría que Irlanda del Norte quedaría “permanentemente separada económicamente del resto de GB por una frontera debajo del mar irlandés”.

La cumbre de Salzburgo, “humillación” para May

Los medios de comunicación británicos declararon “muertas” las propuestas para el Brexit de Theresa May al señalar que la mandataria sufrió una “humillación a manos de los líderes de la Unión Europea” en la cumbre informal de Salzburgo.

“Tu Brexit está destrozado”, dijo el periódico Daily Mirror en portada. Mientras que The Guardian y The Times destacaron la “humillación” de la primera ministra del Reino Unido.  “May, humillada” y “Humillación para May”, fueron los titulares.

“Las esperanzas de May se desvanecen al rechazar los líderes de la UE el acuerdo de Chequers”, dijo el Financial Times, diario que ha apoyado decididamente la pertenencia a la UE. Por su parte, la BBC dijo: “Un desaire embarazoso para la primera ministra en Salzburgo”.

Un acuerdo “inaceptable”

Tras una cena en la ciudad austríaca, los líderes de la UE acordaron trabajar para cerrar un acuerdo para el Brexit el mes que viene pero le indicaron a May que debe ceder en materia de comercio exterior y en el asunto de la frontera irlandesa. De no hacerlo, estarían preparados para hacer frente a una salida desordenada de Reino Unido del bloque.

Por ejemplo, Macron fue rotundo al afirmar que las propuestas de May para el acuerdo para el Brexit, conocidas como Chequers por la residencia campestre donde las acordó el gabinete británico en julio, eran “inaceptables”.

El presidente francés rechazó completamente la idea de May de crear una zona de libre comercio para bienes a ambos lados del Canal del Mancha porque afectaría la “coherencia” de las cuatro libertades que defiende el mercado único: la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

En ese mismo sentido se expresó Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo. “Todos compartimos la opinión de que si bien hay elementos positivos en la propuesta de Chequers, el marco sugerido para la cooperación económica no funcionará, sobre todo porque amenaza con socavar el mercado común”, dijo Tusk.

Tusk fue criticado por publicar una foto suya ofreciéndole a May una selección de pastelitos junto a un mensaje: “Lo siento, no hay cerezas”, en referencia a la expresión inglesa “cherry picking”, que alude a una selección en la que se elige solo lo más beneficioso.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, trató de calmar los ánimos pero llamó a la precaución, comparando a Reino Unido y la UE con dos erizos amorosos. “Cuando dos erizos se abrazan, hay que tener cuidado de que no haya rasguños”, dijo a diarios austríacos.

Octubre, fecha clave

Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 29 de marzo, aunque hay pocas certidumbres: hasta el momento no existe un acuerdo para el Brexit, los rivales de May acechan y algunos rebeldes han prometido votar en contra de un eventual acuerdo sobre el Brexit en el Parlamento.

Tanto Londres como Bruselas dicen que quieren un divorcio consensuado, aunque hay un tiempo limitado si los parlamentos británico y de la UE tienen que ratificar un acuerdo antes del 29 de marzo. Por ello, la UE ha puesto como plazo para lograr un acuerdo el próximo encuentro del Consejo Europeo, el próximo 18 de octubre.

“Tenemos que tener una postura común en todas las cuestiones que se tratan en los documentos de salida y de las futuras relaciones”, explicó Angela Merkel. “Por eso, no se podrá actuar sin acercarnos mutuamente. Pero hay algunas pautas, y una de esas pautas es que no se puede pertenecer al mercado interior si no se forma parte de él”, matizó Merkel. “Se pueden buscar respuestas creativas para encontrar una buena solución, y ahí tenemos todavía trabajo por delante”, concluyó

Con información de Reuters.

Check Also

Coric y Djokovic definirán el Masters 1000 de Shanghai

Borna Coric accedió a su primera final del Masters de Shanghai, y la de un …