Así era Marte antes de sufrir un cambio climático

Por Benito Guerrero
6/11/2015

Marte podría haber sido de un modo distinto a como lo conocemos ahora. El planeta rojo podría haber tenido océanos de agua líquida como consecuencia de una atmósfera densa lo suficientemente caliente. Así lo ha expresado la NASA después de identificar un proceso similar a un cambio climático gracias a la misión Evolution (Maven).

De los resultados recogidos por la NASA se intuye que la erosión de la atmósfera de Marte aumenta significativamente durante las tormentas solares. “Marte parece haber tenido una gruesa atmósfera lo suficientemente caliente como para soportar el agua líquida”, ha dicho John Grunsfeld, astronauta y director de las Misiones Científicas de la NASA en Washington.

En el vídeo que la agencia espacial publica en su web podemos comprobar la evolución la atmósfera de Marte y el cambio que han producido las tormentas solares a lo largo de millones de años.

Grunsfeld ha destacado que este nuevo descubrimiento da a conocer la existencia de “un ingrediente clave para la vida tal como la conocemos actualmente”. En su carrera por descubrir si realmente hubo algún tipo de vida en el planeta rojo, la NASA se ha encontrado con esta importante revelación, que consideran un paso decisivo para poder confirmarlo o desmentirlo.

El viento solar parece ser el principal causante del este cambio climático. Maven ha estado investigando cómo este fenómeno influye en el gas atmosférico del planeta combinado con la luz ultravioleta emitida por el Sol. El campo magnético que provoca esta situación podría ser utilizado para producir energía de producirse en la tierra.

Este cambio se ha gestado a lo largo de millones de años y sóilo ha sido posible descubrirlo con mucha perspectiva en el tiempo. Según la NASA, no podría haberse llegado a este punto si se hubiesen estudiado sólo datos recientes. En palabras de Bruce Jakosky: “Al igual que no se nota el robo de dinero de una caja registradora cada día, la evolución de la atmósfera de Marte solo es significativa a lo largo del tiempo”.

La explicación

En la actualidad, la superficie de Marte está a una temperatura inferior a 60 grados bajo cero de media, pero en los polos puede llegar en invierno a menos 125 grados Centígrados. Los nuevos hallazgos de Maven apuntan a que Marte sufre el bombardeo de partículas solares que erosionan la atmósfera alta a un ritmo de cerca de 4,5 kilos por segundo, un factor que es entre 10 y 20 más veces mayor que el habitual.

La atmósfera actual de Marte cuenta con apenas un 1% de la densidad de la Tierra.

Según los científicos de la NASA, hace miles de millones de años, en sus orígenes, el sol era mucho más activo e inestable y provocaba numerosas tormentas solares que pueden ser el motivo de que Marte, mucho más expuestos que la Tierra a estos fenómenos, pasase de ser un planeta cálido y húmedo al actual lugar gélido y desierto que es ahora.

La Tierra cuenta con campos magnéticos que protegen de estas tormentas solares, mientras que Marte no cuenta con esa protección. Asimismo, la misión Maven también registró auroras ultravioletas en la atmósfera de Marte.

Maven

La sonda espacial Maven, lanzada el 18 de noviembre de 2013 para resolver el misterio de cómo el planeta rojo perdió la mayor parte de su atmósfera y de su masa de agua, entró en la órbita de Marte el pasado mes de septiembre y debe completar una misión de un año.

Los datos de Maven tratan de complementar los aportados por el robot explorador Curiosity, que lleva en el planeta desde 2012, y que revelan que el monte Sharp de Marte, situado dentro del cráter Gale, podría estar formado por los sedimentos depositados en el lecho de un lago hace millones de años.

En sus primeros doce meses, el robot descubrió este antiguo lecho de curso de agua y recogió muestras de suelo y la atmósfera suficientes como para que los científicos concluyan que puede haber habido vida allí hace miles de millones de años.

En julio de 2013, Curiosity concluyó su investigación en el área conocida como bahía de Yellowknife y emprendió viaje con rumbo al suroeste hacia la base del monte Sharp, adonde llegó en septiembre de 2014.

Loading...