domingo , noviembre 18 2018
Home / Actualidad / Búlgaro Krasimirov confesó asesinar a la periodista Viktoria Marinova

Búlgaro Krasimirov confesó asesinar a la periodista Viktoria Marinova

“Sí. Soy culpable”. Severín Krasimirov confesó este viernes ser el asesino de la periodista Viktoria Marinova, cuyo crimen fue condenado a nivel internacional al dar la impresión inicialmente de que podría tener un móvil político.

De origen búlgaro y de 21 años, Krasimirov afirmó ser culpable mientras mostraba públicamente su arrepentimiento. Fue puesto bajo custodia policial.

Está acusado de violación y asesinato con extrema crueldad.

La Radio Nacional Búlgara señaló que el detenido habló con periodistas durante su traslado a un tribunal de distrito en la ciudad norteña de Ruse, junto al Danubio.

No sé qué pasó. No puedo recordarlo todo. Fui allí y la abofeteé. Se cayó. Quise seguir adelante, pero me agarró“, dijo a los profesionales de la comunicación en el pasillo del tribunal.

Con voz titubeante afirmó que lo sentía mucho. “Sí. Soy culpable. No puedo creer que haya hecho esto“.

Una condena lo llevaría a enfrentar cadena perpetua sin libertad condicional.

El miércoles se extraditó a Krasimirov desde Alemania. Manifestó ante un tribunal alemán que golpeó a una mujer a la que no conocía, pero que no pretendía matarla. Altos cargos alemanes aseguraron que, tras estas declaraciones, no había una motivación política en el asesinato.

Golpeada, violada y asfixiada

Marinova, de 30 años, presentaba un programa de actualidad en un canal regional de televisión en la ciudad de Ruse. Su cuerpo fue encontrado en un parque junto al Danubio el 6 de octubre. La policía afirmó que fue golpeada, violada y que murió asfixiada.

Su muerte generó indignación mundial y medios de comunicación se hicieron eco de la noticia.

Su último programa de televisión como presentadora fue el 30 de septiembre. En esa ocasión mostró a dos periodistas que estaban investigando un caso de presunta corrupción relacionada con los fondos de la Unión Europea. Dijo que el programa de actualidad regional, “Detector”, llevaría a cabo investigaciones similares.

La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude rechazó hacer declaraciones sobre el caso. No obstante, el gabinete de prensa afirmó que era “consciente de las acusaciones de una posible malversación de los fondos de la UE en Bulgaria, que han sacado a la luz algunos periodistas en las últimas semanas”.

La fiscalía sostuvo que no había pruebas de que su muerte estuviera relacionada con su trabajo periodístico y apuntaba a la hipótesis de un crimen sexual aleatorio. Aseguró estar investigando todas las posibilidades.

Tres hipótesis

Y es que desde un primer momento, los organismos de seguridad maneja tres posibles causas del asesinato: un ataque aleatorio por parte de una persona con un trastorno mental, pues la escena del crimen fue cerca de un hospital psiquiátrico. Asimismo que haya sido un ataque planeado o que el crimen esté relacionado con su vida personal.

“No descartamos que fuera un ataque aleatorio. No excluimos que fuera un ataque premeditado contra su vida”, dijo a los periodistas el fiscal Sotir Tsatsarov.

Desde poco después de su desaparición, el ministro de Interior búlgaro Mladen Marinov, señaló que no había pruebas que sugirieran un vínculo entre su muerte y su trabajo profesional.

Los investigadores han determinado que el ADN encontrado en la víctima coincide con el de Severín Krasimirov. También han recabado pruebas adicionales contra él, dijo Marinov.

“No hay democracia sin libertad de prensa”

La Comisión Europea había instado hace unos días al Gobierno de Bulgaria a iniciar una investigación exhaustiva sobre su muerte.

“No hay democracia sin libertad de prensa… Esperamos un cambio y una investigación rigurosa que lleve a los responsables ante la justicia”, escribió en la red social Twitter la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la Unión Europea.

Bulgaria se clasificó este año en la posición 111 de 180 en el índice mundial de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras, por debajo de cualquier otro estado miembro de la UE.

En la emisión del programa del 30 de septiembre, la joven apareció por primera vez como presentadora de la cadena de televisión TVN con sede en Ruse. Se trata de un canal popular en el noreste de Bulgaria. Hasta ese momento era conocida por presentar un programa de ocio a nivel regional. Su nombre no había trascendido a escala nacional.

Marinova sería la tercera periodista asesinada en la Unión Europea en los últimos doce meses.

Para más información visite Cambio16

Lea también:

Arabia Saudí confirmó el asesinato de Khashoggi dentro de su consulado

Arabia Saudí confirmó el asesinato de Khashoggi dentro de su consulado

 

 

Check Also

Hallaron submarino argentino un año después de su desaparición

Los restos del submarino de la Armada Argentina, ARA San Juan, fueron encontrados por una …