lunes , marzo 18 2019
Home / Actualidad / Alta abstención y denuncias de irregularidades en elecciones venezolanas
Un soldado venezolano hace guardia en un centro de votación en Caracas durante las elecciones municipales/REUTERS/Marco Bello

Alta abstención y denuncias de irregularidades en elecciones venezolanas

Una abstención de 72,6% en los comicios de concejos municipales de Venezuela. Esa es la cifra que el Consejo Nacional Electoral (CNE) reconoció en su primer informe oficial. Es un número muy alto. A pesar de ello, se queda corto frente a las estimaciones de observadores independientes, encuestadoras y partidos de oposición.

La estimaciones más conservadoras apuntan a  que un 80% del padrón electoral no participó en los comicios. Otras estimaciones se sitúan aún más arriba.

Los resultados son el  reflejo de la apatía que se vivió en el país antes de los comicios. Este ambiente se debió principalmente a la falta de confianza que los electores tienen en el organismo electoral.  Una encuesta de la firma Delphos, publicada en abril de este año, destacaba que 73% de los venezolanos desconfía del CNE. El sondeo fue realizado de cara a las votaciones presidenciales realizadas en el mes de mayo.

Para los comicios de este fin de semana, Félix Seijas, director de Delphos, auguraba una abstención “histórica”. Estimaba que la participación no llegaría ni siquiera llegar al 20%.

Actores políticos descalifican el proceso

Estas elecciones estuvieron signadas por numerosos cuestionamientos por parte de los partidos políticos, ONG`s y observadores independientes. Se trata de un denominador común en los últimos comicios realizados en la nación suramericana.

La oposición había anunciado desde hace más de un año que no participaría en comicios. Consideran que el Poder Electoral está controlado por “representantes del Gobierno””

Es por ello que los principales partidos opositores, Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), no se postularon para las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo en las que fue reelegido Nicolás Maduro. Esa acción llevó a que fueran inhabilitados para participar en las siguientes contiendas.

Este impedimento, dejó poco espacio a la participación de partidos no oficialistas a estos comicios.

Primero Justicia calificó como una “farsa”, estas elecciones de concejales. La organización anunció que aquellos de sus dirigentes que participaran en estos comicios serían expulsados de sus filas.

Por su parte, Voluntad Popular, se niega a participar en comicios organizados por un Consejo Nacional Electoral que consideran aliado del gobierno.

El partido Vente Venezuela, mantiene en su discurso que Maduro es un presidente “ilegítimo”. Con esa denominación lo había declarado el llamado Tribunal Supremo “en el exilio”. La agrupación política llamó a no votar. “No son elecciones, es una farsa”, aseguró su dirigente María Corina Machado. “No perdamos el tiempo. A Maduro lo vamos a sacar con la fuerza ciudadana, institucional e internacional”, agregó.

Reducida participación opositora

Otras organizaciones opositoras están a favor de tomar parte en las elecciones. Entre ellas se encuentran Copei, Avanzada Progresista, Esperanza por el Cambio y el Movimiento al Socialismo (MAS). Sostienen que no se pueden “ceder más espacios al oficialismo”.

En el marco de este ambiente del lado opositor, se produce 27,4% una participación de 27,4% en estos comicios.

Observadores denuncian irregularidades

Propaganda política en los centros de votación. Fallas en las máquinas. Ausencia de testigos de la distintas opciones. Presión sobre los votantes para favorecer una opción. Una larga lista de irregularidades se presentó en esta elección, según observadores independientes.

Un primer obstáculo fue la casi total ausencia de la observación misma. La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación (ROEAE), fue la única institución independiente con acreditación del CNE para realizar labores de observación en estos comicios.

La institución denunció una serie de irregularidades. Recordaron que la elección se lleva a cabo con más de año de retraso. Por esta razón, los concejales estuvieron en sus cargos un lapso mucho mayor del estipulado en la Ley. Así mismo, estas votaciones estuvieron separadas de los comicios donde fueron elegidos los alcaldes. Esto también sería contrario al marco jurídico.

Por otro lado, aseguraron que cerca del 30% de las máquinas de votación presentaron fallas de diversa naturaleza durante las auditorías de producción. Entre ellas problemas de configuración de fecha y hora, fallas en boletas y en lectores biométricos (de huellas digitales), fuentes de poder quemadas y cables deteriorados.

Esta organización reportó igualmente una serie de irregularidades el mismo día de la elección. De acuerdo a su primer reporte, luego de la apertura de los centros, las mesas se habrían constituido con miembros accidentales en un 66% de los centros electorales. En 59% no se presentaron testigos de las distintas opciones electorales.

Los observadores afirmaron que en 23% de los centros hubo uso de fondos públicos para favorecer un grupo político o a un candidato. Esto a través de los llamados “puntos rojos” pro gubernamentales muy cerca de los centros. También el uso de transportes oficiales para el traslado de los votantes.

A pesar de ello, en 86% de los casos el proceso se había desarrollado con normalidad. Así lo publicó la ROEAE en su tercer informe. Sin embargo, en 24% de los centros observados se encontró propaganda electoral. En 21% hubo presión sobre los votantes para que eligieran un candidato en específico.

Preocupación por el tema social

Estos comicios se celebraron mientras el país se mantiene sumergido en la peor crisis económica de su historia. La inflación para finales del año podría superar 1.300.000%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por otro lado, los índices de escasez de alimentos, medicinas e insumos también han alcanzado máximos históricos. La respuesta del Gobierno venezolano ante esta situación, ha sido una serie de medidas económicas, caracterizados por aumentos de salarios, controles de precios e importación de productos básicos. Sin embargo, economistas, empresarios, comerciantes y analistas en general presentan cifras que muestran un creciente deterioro de la economía del país y la calidad de vida de sus habitantes.

Para más información visite Cambio16.

Lea también: Arrancan en Venezuela unas elecciones municipales que apuntan a alta abstención

Arrancan en Venezuela unas elecciones municipales que apuntan a alta abstención

Check Also

Guaidó y Abrams coinciden que España es buen destino para quienes abandonen a Maduro

El presidente (E) de Venezuela, Juan Guaidó, y el enviado especial de Estados Unidos para …