domingo , abril 5 2020
Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.
Árboles artificiales
Los árboles artificiales ya han sido probados en Dresde, Berlín, Oslo y París / Green City Solutions Web / Archivo

Árboles artificiales para limpiar el aire de las ciudades

Los árboles artificiales han servido por años con propósitos decorativos. Pero no han podido suplir otras funciones de la vegetación natural, como limpiar el aire. Sin embargo, la tecnología está haciendo que esta realidad esté a punto de cambiar.

Una asombrosa solución

Los problemas de contaminación de las ciudades no son nuevos, ni pequeños. Pese a los esfuerzos en más metrópolis, los niveles de contaminación siguen siendo peligrosamente altos. Esta situación provoca problemas pulmonares e incluso la muerte prematura.

Afortunadamente, una novedosa tecnología llegó para ayudar a solventar el problema.

Se trata de City Trees, unas instalaciones cubiertas de musgo, diseñadas para absorber lo peor del dióxido de nitrógeno (NO2), mientras liberan oxígeno fresco. Este dispositivo fue creado por la empresa alemana Green City Solutions.

Y además de ecológicos, también son decorativos. Incluso hay un banco de madera unido a ellos, para que los transeúntes puedan, literalmente, recuperar el aliento.

Un filtro inteligente

Los árboles artificiales han sido catalogados como el “primer filtro de contaminación biotecnológico del mundo”.

Green Cirty Solutions explica que el CityTree se puede adaptar a los requisitos específicos de los pueblos, las empresas o el sector inmobiliario. “Y el valor agregado es siempre el mismo: una mejora significativa en la calidad de vida”.

El City Tree se construye a partir de una combinación de plantas y la tecnología de IoT (Internet de las Cosas).

Mejor desempeño que los árboles naturales

Cada unidad absorbe las partículas finas de hasta 417 coches y tiene un rendimiento medioambiental de 275 árboles plantados de manera tradicional. Además, es capaz de reducir la huella anual de CO2 hasta en 240 toneladas. Pero necesita solamente el 5% de los costes. Y ocupa 99% menos de espacio que las plantas naturales.

Se necesita un área de unos 3 metros cuadrados para su instalación. Además de su tecnología IoT, cuenta con un dispositivo para uso de energía solar y un depósito de agua integrado. Por ello, requieren de un mínimo mantenimiento, explican los diseñadores.

Cada City Tree es capaz de reducir la polución local hasta en 30% en un radio de 50 metros.

Los árboles artificiales ya han sido probados en Dresde, Berlín, Oslo y París. A estas ciudades se sumó recientemente Londres. La capital británica colocó recientemente tres City Trees, en el sector de Leytonstone.

Para más información ingresa a Cambio16

Lee también:

Acciona ganó contrato de saneamiento de aguas en Portugal por 42 millones

Acciona ganó contrato de saneamiento de aguas en Portugal por 42 millones

Citations & References:

CityTrees in use - GreenCity Solutions

Dateline:

Caracas, Venezuela

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

Festival-de-Cheltenham

Cuestionan realización del Festival Cheltenham

Asistieron 250.000 personas y suponen que aceleró la propagación dela COVID-19