domingo , diciembre 15 2019
Home / Actualidad / Comercio ilegal de vida silvestre le roba al mundo hasta dos mil millones de dólares
Comercio-ilegal
El comercio ilegal de vida silvestre le resta al mundo en beneficios y medios de subsistencia entre mil y dos mil millones de dólares anualmente.

Comercio ilegal de vida silvestre le roba al mundo hasta dos mil millones de dólares

El comercio ilegal de vida silvestre le resta al mundo en beneficios y medios de subsistencia entre mil y dos mil millones de dólares anualmente. La tala de árboles, la pesca y el comercio ilegal de especies silvestres plantea un reto fundamental para la conservación de la biodiversidad en el planeta. Así lo señala un informe del Banco Mundial que analiza los costes de estas actividades ilegales y plantea una hoja de ruta para combatirlas.

Hasta 12 mil millones perdidos por comercio ilegal

El informe, “Los costos de la tala de árboles, la pesca y el comercio de la vida silvestre ilegales, y cómo combatirlos”, señala que la mayoría de estas pérdidas tienen su origen en los servicios que proporcionan los ecosistemas. Estos servicios no cuentan con un valor de mercado en la actualidad.

Además, a este problema se le suma el hecho de que estas actividades ilegales están impulsadas por “la corrupción sistemática y la gobernanza deficiente en los sectores público y privado“. Señala el informe que la tala de árboles, la pesca y el comercio ilegal de especies silvestre son un negocio millonario.

Solo en los países de bajo ingreso – donde el capital natural es la principal fuente de subsistencia –  los gobiernos renuncian a una suma entre los siete mil y 12 mil millones de dólares al año por ingresos fiscales.

También apunta el informe que este tipo de actividades ilegales frenan el avance de la sociedad a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por lo tanto, plantea una serie de medidas para combatir este desafío. Medidas que van desde entender el comercio ilegal de vida silvestre como una actividad tan grave como el crimen organizado internacional hasta tomar la sabiduría local – especialmente la de pueblos indígenas – para el diseño y ejecución de soluciones.

Tráfico ilegal de vida silvestre en España

El informe muestra estadísticas nada alentadoras en cuanto al comercio ilegal de vida silvestre. Por ejemplo, en África y Sudamérica entre el 50 y el 90% de la madera se tala y se vende ilegalmente. O, cómo cada 30 minutos se caza un elefante para quitarle sus colmillos.

A este respecto, se conocía la noticia de que en febrero la Guardia Civil intervenía más de 200 ejemplares de especies procedentes de talleres ilegales de taxidermia. Entre las especies incautadas en la operación “Taxideralia”, se encontraban el tigre, el rinoceronte y el elefante africano. Estos mamíferos están amenazados o en peligro de extinción.

España es un paso importante para el comercio ilegal de especies silvestres. Por lo tanto, el Consejo de Ministros en 2018 aprobó el Plan de acción español contra el tráfico ilegal y el furtivismo internacional de especies silvestres.

El objetivo principal de este plan es combatir eficazmente las actividades ilegales que afectan la biodiversidad. Además de luchar contra las redes delictivas que amenazan la seguridad ciudadana y “comprometen el desarrollo sostenible de los pueblos”.

Tráfico ilegal en cifras

De acuerdo con el Ministerio para la Transición Ecológica, el tráfico ilegal de vida silvestre está en el cuarto lugar de graves actividades criminales a escala mundial. Lo superan: el tráfico de drogas, las falsificaciones y el tráfico de seres humanos.

Al año se trafican ilegalmente “1,5 millones de aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicinales y se matan más de 100 tigres, 1.000 rinocerontes, 30.000 elefantes y alrededor de 100.000 pangolines”.

De allí que España – como puerta de entrada a Europa para este tipo de tráfico – se encuentre a la vanguardia de la lucha contra este crimen que atenta contra la seguridad internacional, la estabilidad política, la sostenibilidad de los recursos naturales y el patrimonio cultural de muchas regiones.

Por su parte, el Banco Mundial apuesta por la coordinación y colaboración de los sectores público y privado para combatir el comercio ilegal de vida silvestre. En aras de contabilizar el capital natural del planeta.

Para más información visite Cambio16.com

Lea también:

Un millón de especies en peligro de extinción. La vida se acaba

Un millón de especies en peligro de extinción. La vida se acaba

About Maria Rosales

Redactora creativa con 17 años de experiencia como investigadora y editora de contenidos. Aficionada a los idiomas y entusiasta de los deportes al aire libre. Redactora en Cambio16, especialmente para las sesiones de Medioambiente y DDHH.

Check Also

COP25

La COP25 se juega en tiempo extra, tratando infructuosamente de lograr consenso sobre la emergencia climática

Como un  juego de fútbol, en el que los equipos tratan infructuosamente de alcanzar la …