cangrejo herradura sangre
La ONG Coalición para la Recuperación del Cangrejo Herradura calcula que el procedimiento de extracción de sangre de la especie para detectar bacterias en los medicamentos mata al 33% de esta población, que es considerada vulnerable. Imagen: Pixabay

El abusivo uso de la sangre azul del cangrejo herradura amenaza su existencia

Reseña <span style="font-size: 10.0pt; font-family: 'Segoe UI','sans-serif'; color: #32373c; background: #F9F9F9;">Evaluación o crítica de un servicio, producto o esfuerzo creativo como el arte, la literatura o una actuación.</span>

Durante décadas la sangre azul del cangrejo herradura ha sido utilizada en el desarrollo de medicinas. Ahora los científicos la están usando para investigar una posible vacuna contra el coronavirus. Pero, como en el pasado, los ambientalistas cuestionan cómo la investigación médica afecta negativamente la población y la vida de estos animales. Exigen que se detenga su “desangramiento”.

¿Por qué la sangre de los cangrejos herradura es tan apetecida y tan polémica? Sencillo, más allá de que sirva como indicador para la industria farmacéutica, acarrea la muerte de los cangrejos herradura. La sangre de estos animales ayuda a las empresas a determinar si hay bacterias peligrosas en los medicamentos. No obstante, afecta a una población que es considerada vulnerable. Y es que, para las investigaciones, se les extrae hasta el 40% de la sangre de sola una vez.

La ONG Coalición para la Recuperación del Cangrejo Herradura, de los Estados Unidos, calcula que la mortalidad de la especie por este procedimiento es de 33%. De ahí que la carrera por hallar una vacuna contra la COVID-19 supone más riesgos para la especie.

Una alternativa

En junio, la Farmacopea de Estados Unidos, el organismo se encarga de establecer los estándares de calidad en la elaboración de medicinas, hizo un anuncio notorio. Señaló que la alternativa sintética rFC (factor C recombinante) no provee suficiente información. Por tanto, no basta para sustituir al cangrejo herradura.

La rFC, aprobada por la Farmacopea Europea, sirve para sustituir la prueba de lisado de amebocitos de Lumulus (LAL), un extracto acuoso de células sanguíneas, usada actualmente. La rFC es una enzima sintética que puede reemplazar a la sangre del cangrejo herradura en las pruebas de endotoxinas.

Indican que el rFC es una alternativa sintética que fue revisada al menos por 10 estudios por pares y que resultó ser más económica y efectiva que la LAL. Podría conllevar la disminución de 90% de la prueba LAL y prevenir la muerte innecesaria del cangrejo herradura

Hacia una prueba estándar

El test LAL fue creado por investigadores estadounidenses hace varios años. Funciona como un método estándar en farmacología. Se emplea para verificar la seguridad de los medicamentos inyectables, vacunas, prótesis e implantes. No obstante, se necesitan muchos cangrejos herradura.

A principios de año —indicó The New York Times— conservacionistas y empresas de Estados Unidos presionaron para que se aceptara la rFC. La idea era proteger a los cangrejos herradura y a las aves que se alimentan de sus huevos. Los cangrejos herradura hembra pueden poner hasta 100.000 huevos durante toda su vida.

Aparentemente, los defensores de la prueba alternativa estaban a punto de lograr que se aceptara. Sin embargo, en junio la Farmacopea anunció que la decisión ameritaba más estudios. Agregaron que solo tienen dos años de información sobre la alternativa, cuando de la LAL tienen más de 30 años.

La sangre de los cangrejos herradura, un bien preciado

¿Cómo funciona el test? La sangre (hemolinfa) de los cangrejos herradura, que miden 60 cm de largo y 30 cm de ancho, contiene hemocianina. Es una proteína rica en cobre que se vuelve azul cuando entra en contacto con el oxígeno. Por ejemplo, cuando el animal sangra y la hemolinfa queda expuesta al aire.  

También posee unas células llamadas amebocitos. Al detectar que hay toxinas de bacterias, hacen que se formen coágulos. Tienen como función inmovilizar dichas toxinas e impedir que contaminen al organismo.

En el propio organismo del cangrejo herradura la sangre sirve como protector ante las bacterias. Cuando se presenta una, se forman coágulos y esto evita que se esparza en la sangre.

La sangre de esta especie ayuda a los científicos a “asegurarse de que no haya bacterias peligrosas en los medicamentos recién creados. El tipo de bacteria que puede matar a las personas incluso en pequeñas cantidades”, informó la BBC.

Una parte que se extraiga de las células sanguíneas del cangrejo reacciona químicamente a sustancias nocivas. Po eso, los científicos lo usan para saber si los nuevos medicamentos son seguros.

Efectos en la biodiversidad

Cada año se atrapan cientos de miles de ejemplares de cangrejos herradura y se les entregan a laboratorios de Estados Unidos. Se les extrae la sangre de una vena que se halla cerca del corazón.

Después los liberan otra vez en la naturaleza, pero el daño está hecho. Además de la tasa de mortalidad, los cangrejos hembra tampoco están a salvo de las consecuencias. Estudios indican que las sobrevivientes tienen menos probabilidades de aparearse adecuadamente. También, que cuando son devueltos a sus hábitats muestran movimientos descoordinados.

Sustancia artificial

Durante mucho tiempo se han hecho investigaciones para producir una sustancia artificial que reemplace la sangre azul de los cangrejos herradura. De ahí que se haya creado la rFC.

A los científicos se les ocurrió una opción que recibió el visto bueno para ser usada en Europa. Algunas farmacéuticas de Estados Unidos también se unieron. No obstante, el mes pasado la Farmacopea de Estados Unidos dijo que no confía en que la alternativa funcione lo suficientemente bien.

Por tanto, los laboratorios de investigación deben seguir usando sangre de cangrejo para las pruebas.

“En este momento extraen sangre de alrededor de medio millón de cangrejos”, advirtió Barbara Brummer, que dirige un equipo que trabaja a favor de la conservación de la naturaleza de Nueva Jersey, Estados Unidos. Brummer teme, pues, por el total de empresas que deban usar el procedimiento y el daño a la especie.

La Farmacopea Europea prueba el factor recombinante C para sustituir la prueba LAL

El cangrejo herradura es un sobreviviente antiquísimo

El cangrejo herradura es una de las especies más antiguas de la Tierra. La ONG Coalición para la Recuperación del Cangrejo Herradura calcula que tiene más de 400 millones de años.

También llamado cangrejo herradura del Atlántico, se encuentra, sobre todo, en el norte de México, a lo largo de las costas del Atlántico norte. También en Estados Unidos. Va desde la península de Yucatán hasta la costa de Maine. Pero es más común verlo en la región del Atlántico entre Virginia y Nueva Jersey.

A lo largo de la historia ha sobrevivido a cinco casos de extinción. Pero las causas de que el cangrejo herradura esté en peligro de extinción en este momento son el cambio climático, el que sea usado como cebo para pescar, la captura excesiva como alimento (en países del Lejano Oriente) y la captura para la industria farmacéutica.

Lea también:

Sobre Adriana Ramirez

Areas of Expertise:

Mundo
Cultura
Redacción Empresarial

Location Expertise:

Venezuela
Madrid, España
Iberoamérica

Official Title:

Editora y redactora de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolana radicada en Venezuela. Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Especialista en Documentales Históricos. Universidad Complutense de Madrid. Editora y redactora de las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Con gran experiencia en la edición de textos cobertura de las fuentes Educación, Internacional y Derechos Humanos para el periodico El Nacional y la revista Yacatecuhtli. Premio Oscar Guaramato editora de textos de la revista Todo en Domingo 2014 y el diario El Nacional 2017. Membresía: Asociación de Revistas ARI.

Check Also

Restricciones en España

Con mayores restricciones España busca detener la propagación del coronavirus

En el resto del mundo, las Américas se mantiene como el epicentro de la pandemia, con los Estados Unidos y Brasil como los países más afectados.