Las empresas tendrán que avisar si quieren leer el correo de sus trabajadores.
A woman works on her laptop computer at Galvanize in San Francisco, California, U.S., April 1, 2014. Photo taken April 1, 2014. Courtesy of Galvanize/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY NO RESALES. NO ARCHIVE

Las empresas deben avisar a sus empleados si quieren leer su correo

Por Cambio16
05/09/2017

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha amparado este martes a un trabajador cuyo empleador espió sus mensajes. Lo hizo en su cuenta profesional de correo electrónico. Y el objetivo era comprobar si se dedicaba a cuestiones de índole personal durante su jornada laboral.

El fallo, del que han informado fuentes judiciales, rectifica la sentencia que la sala había dictado el año pasado. El texto había dado la razón al Estado rumano y a la empresa. Ahora, el TEDH insta a las empresas a asegurarse de que los empleados saben con antelación que la dirección supervisa sus cuentas de correo de trabajo.

La sentencia, sobre el que no cabe recurso, anula el fallo dictado por el Tribunal en 2016. Ese no amparaba al ingeniero rumano Bogdan Miahi Bărbulescu, que en agosto de 2007 fue despedido por “usar ordenadores, fotocopiadoras, teléfonos, télex o fax con fines personales”. El demandante, comercial de ventas, que había creado una cuenta de Yahoo Messenger para contactar con clientes. Y en julio de 2007 una notificación de su empresa de que sus conversaciones habían sido revisadas.

El control se había hecho durante los días 5 y 13 del mismo mes. Y se había encontrado que usaba internet con fines personales.

La compañía le había presentado impresos sus mensajes privados enviados a su hermano y a su prometida en Yahoo Messenger. Esa era la prueba de haber violado la prohibición de la compañía para el uso personal del correo.

El respeto a la vida privada

El fallo concluye, por 11 votos contra 6, que se ha producido una violación del artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Este contempla el respeto de la vida privada y familiar, del domicilio y de la correspondencia. Todo porque no se alertó al trabajador previamente. Asimismo, la sala señala que las autoridades rumanas “no han alcanzado un justo equilibrio entre los intereses en juego” y “no han protegido correctamente” el derecho del demandante al respeto de su vida privada y su correspondencia, ya que no verificaron si este era conocedor de la situación.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Iñigo Aduriz

Avatar

Check Also

Gobierno mantiene prohibición del turismo de cruceros indefinidamente

España mantiene la prohibición de entrada a los cruceros de turismo

Esta actividad genera unos 4.300 millones de euros al año y es responsable de la creación de 33.000 puestos de trabajo.