En 2015 científicos advertían sobre cambios del clima y las pandemias
El estudio es una clara advertencia y un recordatorio de la necesidad de proteger el delicado equilibrio de fuerzas que soporta la vida en la tierra

En 2015 la Universidad de Oslo ya advertía sobre el cambio climático y las pandemias

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

Nueva evidencia muestra una correlación entre las pandemias en Europa y variaciones del clima en Asia. Si bien esta aseveración es inquietante en nuestros días, resulta sorprendente que no se refiere a la COVID-19. Se relaciona con la peste negra y sus réplicas, a partir del Siglo XIV.

Sin embargo, el estudio en referencia, que fue publicado hace poco más de 5 años, es una clara advertencia y un recordatorio la necesidad de proteger el delicado equilibrio de fuerzas que soporta la vida en la tierra.

Quince años después de un período de clima cálido en Asia Central, se produciría un brote de peste en Europa.

De 1347 a 1353, la peste negra se extendió por Europa, matando a unos 25 millones de personas allí y otros 25 millones en Asia y África. Ese fue el comienzo de lo que se conoce como la segunda pandemia de peste, una serie de brotes europeos de la enfermedad, que se prolongó durante cientos de años.

Pero la peste no se encuentra naturalmente en Europa. La enfermedad es endémica de Asia, donde la bacteria Yersinia pestis se encuentra entre los animales pequeños y sus pulgas. .

Ratas inocentes

Siempre se ha culpado a las ratas por causar brotes de peste en Europa, pero los investigadores de la Universidad de Oslo afirman que han sido injustamente difamadas.

El equipo de científicos dice tener evidencia convincente de que los brotes de la peste, que mató a millones en Europa después de su llegada en el siglo XIV, se remontan a grandes jerbos (Rhombomys opimus), unos roedores saltadores que viven en la zona septentrional de África y Asia.

Dicen que las pulgas portadoras de la peste florecieron en los roedores antes de llegar a Europa, a través de la vía comercial de la Ruta de la Seda.

Los humanos contrajeron la plaga de las ratas, pero los investigadores dicen que en realidad los jerbos eran el caldo de cultivo original para la enfermedad.

El clima y las pandemias

La peste “podría haber sido transmitida por personas y transmitida por gotículas. También podría haberse propagado por pulgas inactivas en telas de personas “, señala el profesor Nils Stenseth, de la Universidad de Oslo.

En lugares donde la peste se encuentra naturalmente, la bacteria prevalece entre los roedores salvajes, como los jerbos. La mayoría de las veces, no tiene problemas para encontrar hospedantes entre la población de roedores y sus pulgas.

Pero cuando las condiciones climáticas se vuelven más cálidas y húmedas, el número de roedores disminuye, por lo que las pulgas buscan anfitriones alternativos como los animales domésticos y los humanos. Incluso hoy, ese ciclo causa brotes de peste en Asia.

Quince años después de un período de clima cálido en Asia Central, se produciría un brote de peste en Europa. Este patrón continuó durante cientos de años, dice el estudio.

¿Lección aprendida?

Stenseth dice que “donde haya buenas condiciones para los jerbos y las pulgas en Asia central, algunos años después la bacteria aparece en las ciudades portuarias de Europa y luego se propaga por todo el continente”.

El número de jerbos aumentaría, agrega, siempre que un verano caluroso siga a una primavera húmeda.

“Tales condiciones son buenas para los jerbos. Significa una alta población de jerbos en grandes áreas y eso es bueno para la peste. Un aumento de la temperatura de un grado duplicará la prevalencia de la peste en la población de jerbos”.

Los ciclos de clima cálido, en condiciones naturales, ocurren con relativa poca frecuencia y en niveles relativamente cercanos entre temperaturas altas y bajas.

Sin embargo, dado el acelerado calentamiento global, y su correlación con las actividades de la sociedad industrializada, resulta cada vez más importante poner atención a lo que la vida moderna esta haciendo con el delicado equilibrio del clima, si la humanidad desea evitar las pandemias.

Lea también:

El Papa Francisco insiste en la conservación del planeta

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

Irán reconoció pérdidas significativas

Irán reconoció que el incendio en la planta nuclear de Natanz causó fuertes daños

Pero aún guarda silencio sobre las causas del siniestro, que se atribuye un grupo autodenominado "Guepardos de la Patria".