Los presidentes de las entidades soberanistas de Cataluña, dirigiéndose al Tribunal Supremo.
Jordi Cuixart (L), leader of Omnium Cultural, and Jordi Sanchez of the Catalan National Assembly (ANC), arrive to the High Court in Madrid, Spain, October 16, 2017. REUTERS/Javier Barbancho

Entidades independentistas buscan la asfixia económica de Cataluña

Por Cambio16
20/10/2017

Cuanto peor, mejor. Ese parece ser el lema de las entidades independentistas catalanas. Ómnium Cultural y ANC, cuyos presidentes están en la cárcel acusados de sedición, han pedido a los catalanes que retiren sus fondos de los bancos. En concreto, han instado a los independentistas a sacar el dinero de los “cinco principales bancos que hay en Cataluña“.

Lo deben hacer, en concreto, entre las ocho y las nueve de la mañana de este viernes. “Es hora de demostrar que la suma de cada uno de nosotros puede cambiarlo todo”, aseguran. El mensaje lo han mandado a través de su cuenta de Twitter bajo la etiqueta “la fuerza de la gente”.

Ambas entidades animan a destinar el dinero que se saque a “hacer la compra, hacer un donativo a una ONG o a regalarse un capricho”. Así lo han especificado a través de un mensaje que se difunde por WhatsApp. La decisión llega después de que el Sabadell y Caixabank decidieran sacar su sede social de Cataluña.

En busca de la “república catalana”

Esta acción es la primera de muchas. Lo advirtió horas antes, aunque sin entrar al detalle, la vocal de la junta directiva de Òmnium, Eulàlia Solé. Y la petición se enmarca dentro de las “nuevas acciones pacíficas”. Persiguen presionar en la calle para proclamar la “república catalana”.

“Serán acciones mucho más directas, cosas que nos empoderen como consumidores”, dijo Solé, quien aseguró con optimismo que serían efectivas porque al Estado y a la Unión Europea “les duele el bolsillo”.

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Iñigo Aduriz

Avatar

Check Also

Ecologistas: Plan de rescate a la automoción atenta contra el ambiente

Los ecologistas denuncian por contaminante el plan de rescate a la automoción

Dicen que el Gobierno le da la espalda a su propio compromiso para alcanzar la neutralidad climática