.
lunes , julio 22 2019
Home / Actualidad / Ética y moral para celebrar el Día Mundial de la Comunicación Social
etica-y-moral
The New York Times, taller de imprenta, 1942

Ética y moral para celebrar el Día Mundial de la Comunicación Social

Ética y moral son pilares fundamentales a la hora de informar, divulgar y educar a través de los medios de comunicación social. En este Día Mundial de la Comunicación Social podemos repasar los orígenes del término, sus alcances y lo crucial que resulta en la sociedad.

Los medios de comunicación social están asociados a la libertad de prensa, la libertad de expresión y opinión que son derechos consagrados en democracia. Que son derechos humanos que deben estar garantizados en cualquier instancia. El Día Mundial de la Comunicación Social es un día instaurado por la Iglesia católica. El término Comunicación Social se le acuña a esta iglesia a partir del Magisterio del papa Juan XXIII.

Concilio Vaticano II

Para el año 1959 el papa Juan XXIII anuncia un concilio ecuménico que ha pasado a la historia como uno de los hitos del siglo XX, Concilio Vaticano II. Uno de los objetivos de este concilio era adaptar la disciplina eclesiástica a las necesidades y métodos de la contemporaneidad.  En el Concilio Vaticano II participaron obispos católicos y ortodoxos de todo el orbe, además de otras denominaciones cristianas.

El resultado del mismo fueron: 4 constituciones, 3 declaraciones y 9 decretos. Entre los 9 decretos se encuentra Inter Mirifica (Entre lo maravilloso). Sobre los Medios de Comunicación Social, un decreto de la Iglesia católica nacido en el marco del Concilio Vaticano II y alineado con el objetivo de adaptar la Iglesia a las necesidades contemporáneas.

El  decreto es un manifiesto que consta de 2 capítulos y cláusulas que abarcan 24 puntos relativos a la ética y moral en el uso de los medios de comunicación social, y por extensión en la generación de contenidos.

Ética y moral, más vigentes que nunca

A pesar de que han pasado casi 56 años, este decreto no pierde vigencia en su llamado a un ordenamiento ético y moral de los medios de comunicación. De hecho podría decirse que su llamado cobra aún más vida en esta era de las comunicaciones inmediatas, globalizadas y amenazadas por la proliferación de falsas noticias y radicalismos políticos.

En el manifiesto Juan XXIII  insta a la sociedad en general al manejo ético y moral de los medios. Todos los actores de la sociedad son llamados a este comportamiento: iglesia, gobierno, pastores, padres y representantes, profesionales de la comunicación social y el sector privado.

Ciudadanos entes activos para el consumo de contenidos

En este decreto, los ciudadanos son vistos como agentes activos en la participación del esquema básico: emisor – mensaje – receptor. El decreto insta a los destinatarios de los medios a elegir rectamente los contenidos que consumen.

Desde este punto de vista, los ciudadanos deben elegir contenidos que fomenten la virtud, la ciencia y el arte. En detrimento de aquellos que pueden ser causa de daño espiritual, “esto sucede muchas veces cuando se colabora con empresarios que manejan estos medios con móviles exclusivamente económicos”.

Por otra parte, los periodistas son quienes tienen la principal tarea moral del uso recto de los medios de comunicación social:

“La principal tarea moral, en cuanto al recto uso de los medios de comunicación social, corresponde a periodistas, escritores, actores, autores, productores, realizadores, exhibidores, distribuidores, vendedores, críticos y a cuantos participan de algún modo en la realización y difusión de las comunicaciones. Resulta absolutamente evidente la gravedad e importancia de su trabajo en las actuales circunstancias de la humanidad, puesto que, informando e incitando, pueden conducir recta o erradamente al género humano”.

Ética y moral, agremiadas

Igualmente de este decreto se desprende el llamado a agremiar las acciones en el campo de la ética y la moral para coordinarlas a nivel mundial,  ya que se trata de medios masivos “que convierte a los individuos en ciudadanos del mundo”.

El manifiesto abarca todos los productos de los medios de comunicación desde noticias hasta películas. Además de todo el espectro de medios que existía para ese momento: prensa, radio, cine y televisión.

Igualmente, el Papa insta a toda la comunidad cristiana a ayudar y aportar a la divulgación del cristianismo y el punto de vista católico en la circulación de contenidos, pues los medios tienen un poderosísimo influjo en la formación de la opinión pública. De allí que sea justo el reclamo o la urgencia de proteger a los más jóvenes en la exposición de los mensajes.

Hoy Día Mundial de la Comunicación Social parece pertinente la lectura de este documento. Que más allá de aportar una visión de la doctrina católica, aporta una visión global de la responsabilidad ética y moral en la práctica de la comunicación social. Se plantea este documento en el actual contexto como una buena oportunidad para la reflexión y el debate de nuestra labor. Feliz día.

Para más información visite Cambio.com

Lea también:

Día Mundial de la Libertad de Prensa, escalada de intimidación y miedo

 

Check Also

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pedro Sánchez veta a Podemos en ministerios de Estado

Las negociaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han entrado a otro nivel a un …