Las dos respuestas de Prem Rawat para alcanzar la paz

Por Cambio16
02/04/2017

Nacido en India en 1957, Prem Rawat, conocido por muchos con el título honorífico de Maharaji —apócope del título honorario indio Guru Maharaj Ji por el que le conocían sus estudiantes en India— comenzó a hablar en público a muy temprana edad. A los ocho años comenzó a enseñar, cuando su padre y maestro Sri Hans Ji Maharaj murió. A lo largo de su vida, se ha dirigido a más de 12 millones de personas de todos los continentes, dando la vuelta al mundo incontables veces para llegar a millones de personas. ¿Su mensaje?: el valor de la paz como un sentimiento inherente al ser humano. No habla de paz política o social, es la paz espiritual centrada en el conocimiento de uno mismo, aplicado a todo los órdenes de la vida.

Para Rawat, cada persona es capaz de encontrar en su interior una paz y una felicidad que no dependen de las circunstancias. Es ese mensaje el que lo ha llevado a ser catalogado como “embajador de la paz” en todo el mundo. Sus conferencias se emiten por canales de televisión del mundo entero y están disponibles a través de una gran variedad de medios dentro y fuera de Internet. Como resultado, su mensaje está hoy en día disponible en 97 países y 70 idiomas.

En este video titulado “Dos preguntas” -grabado durante una de sus conferencias en el Instituto Tecnológico de India– se sintetiza formidablemente su mensaje, respondiendo a dos aparentemente difíciles preguntas: ¿Ha tenido éxito difudiendo su mensaje de paz a todo tipo de personas?, y ¿Qué mensaje tiene para los millones de pobres?.

Para los que estén interesados en oir sus conferencias alrededor del mundo o saber más del Conocimiento Interior que ofrece pueden ir a la págian web : http://www.wopg.org

 

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Andres Tovar

Avatar

Check Also

Cometa Neowise

El cometa Neowise ya se deja ver en el firmamento con su brillantez y larga cola

Señalan que el cometa aparece estos días al amanecer en el noreste, muy pegado al horizonte, y es observable con prismáticos desde el hemisferio norte.