jueves , diciembre 13 2018
Home / Mundo / 71 muertos y más de 1.000 desaparecidos por incendios en California
Fotos de desaparecidos tras el Camp Fire en un centro de evacuados en Chico, California, EEUU, 15 de noviembre de 2018. REUTERS/Terray Sylvester

71 muertos y más de 1.000 desaparecidos por incendios en California

Los equipos de rescate sigen en busca de víctimas en la ciudad de Paradise, al norte de California. Al menos 71 muertos han dejado los incendios en el estado, mientras que más de 1.000 personas han sido registradas como desaparecidas.

Lane y Julie Walker, de Magalia, miran en una lista de personas desaparecidas tras el Camp Fire en Chico, California, EEUU, 15 de noviembre de 2018. REUTERS/Terray Sylvester

Funcionarios encontraron la gran mayoría de los cuerpos en Paradise y sus alrededores. Antes de que el incendio denominado ‘Camp Fire’ destruyera  la ciudad, en la población vivían cerca de 27.000 personas.

Los bomberos lograron hasta ahora contener un 45% del incendio, 10% más que ayer. Sin embargo, pese a que el paisaje quemado ascendió ligeramente hasta 57.000 hectáreas.

9.800 hogares incinerados

Además del coste en vidas humanas, la destrucción de viviendas por el incendio lo convierte en el más destructivo en la historia de California, planteando el desafío adicional de proporcionar refugio a largo plazo a miles de residentes desplazados.

Ashley Dancin busca ropa gratis en un centro de evacuados en Chico tras el Camp Fire, en Chico, California, EEUU, 15 de noviembre de 2018. REUTERS/Terray Sylvester

Tras quemarse más de 9.800 hogares, muchos refugiados del incendio se han instalado temporalmente con amigos y familiares, mientras otros han montado tiendas de campaña o acampan en el exterior de sus vehículos.

Al menos 1.100 personas evacuadas se han alojado en 14 refugios de emergencia establecidos en iglesias, escuelas y centros comunitarios de la región. En conjunto hay más de 47.000 personas afectadas por las órdenes de evacuación, dijeron las autoridades.

Mientras tanto, equipos de búsqueda con perros peinan barrios calcinados y llenos de escombros en busca de cuerpos.

Kory Honea, ‘sheriff’ del condado de Butte, dijo que se recuperaron los restos de otras ocho víctimas del incendio durante el día, lo que elevó el número de muertos a 71. Esta cifra supera con creces el récord anterior de muertes de un solo incendio forestal de California, las 29 del incendio del parque Griffith en 1933 en Los Ángeles.

1.011 desaparecidos

Honea dijo que la lista total de personas de las que se desconocía su paradero se había incrementado a 1.011. Esta cifra supera los 630 nombres publicados el jueves por la noche y bastante más del triple del número que se manejaba el jueves por la tarde.

“Es una lista dinámica”, dijo el ‘sheriff’ a los reporteros. Asimismo indicó que fue compilada a partir de “datos sin procesar” que probablemente incluían alguna duplicación de nombres recogidos con diferentes variantes ortográficas.

El matrimonio Goodnight en el exterior de su tienda en un centro de evacuados por el Camp Fire en Chico, California, EEUU, 15 de noviembre de 2018. REUTERS/Terray Sylvester

Honea dijo que era demasiado pronto para hacer conjeturas sobre el destino de los que estaban en la lista. También señaló que hasta el viernes, 329 personas previamente registradas como desaparecidas habían aparecido con vida.

“No creo que sea apropiado que nos pongamos a especular sobre lo que depara el futuro”, agregó.

Los nombres se estaban compilando a partir de la información recibida de una línea directa especial, junto con correos electrónicos y un registro de las llamadas de emergencia al 911 que se produjeron la primera noche del incendio, dijo Honea.

Desastre de proporciones históricas

El desastre ya se encuentra entre los incendios forestales más mortíferos de EEUU desde principios del siglo pasado. 87 personas murieron en la tormenta de fuego ‘Big Burn’ que azotó las Montañas Rocosas del Norte en agosto de 1910. El ‘Cloquet Fire’ de Minnesota mató en octubre de 1918 a 450 personas.

Las autoridades atribuyen el elevado número de víctimas mortales del ‘Camp Fire’ a la alta velocidad con que las llamas atravesaron la ciudad sin apenas aviso previo. El fuego fue impulsaos por vientos aullantes y alimentado por matorrales y árboles desecados por la sequía.

Desde entonces, las condiciones climáticas se han vuelto más favorables para los bomberos, aunque es de prever que a partir de última hora del sábado regresen los vientos fuertes y racheados con una menor humedad, antes de las lluvias pronosticadas para mediados de semana.

La lluvia es una buena noticia para los bomberos, pero complicará la precaria situación de los evacuados que acampan al aire libre, incluidas al menos 300 personas que viven en un campamento de tiendas de campaña montado en el estacionamiento de una tienda Walmart.

Para más información visite Cambio16.

Lea también:

Caravanas de migrantes centroamericanos elevan la tensión en frontera con EEUU

Check Also

Macron se quema

Videoblog de Gorka Landaburu: Arde París, Macron se quema

Arde París, Macron se quema. Con Emanuel Macron se repite la historia de todos los …