Home / Actualidad / Aumento salarial en Venezuela asfixia aún más al sector empresarial
En la imagen, una grupo de personas aguarda su turno en un banco de Caracas para cobrar su pensión el 14 de septiembre de 2018. REUTERS/Marco Bello

Aumento salarial en Venezuela asfixia aún más al sector empresarial

El aumento salarial en Venezuela anunciado el pasado mes de agosto asfixia aún más la deteriorada economía del país. Con un incremento de casi 60 veces, los gremios comerciales y sindicatos advierten que el decreto provoca el cierre de compañías en toda la nación.

La medida anunciada por el presidente izquierdista Nicolás Maduro, acompañada de otra serie de medidas, entró en vigencia este viernes, cuando miles de venezolanos devengaron por primera vez el nuevo incremento. En un país con difícil acceso al dinero en efectivo, las sucursales bancarias se vieron abarrotadas de ciudadanos a la espera por obtener el papel moneda.

El monto es además el equivalente al que percibieron los jubilados y pensionados. Los adultos mayores también acudieron a los cajeros automáticos a realizar sus retiros.

Pagos fraccionados

En un país sumido en la recesión desde hace cinco años y golpeado por la hiperinflación que alcanzó en 2017, los comerciantes buscan alternativas para mantener sus puertas abiertas.

Ante la incapacidad de pagar el brusco aumento salarial, algunos negocian con sus empleados un pago fraccionado.

La presidenta del Consejo Nacional de Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, calificó lo que vive Venezuela como “un proceso de devastación”.

Comerciantes sin capacidad de pagar las nóminas

“Diría que cuatro de cada 10 empresas tiene la santamaría (reja) cerrada y de las seis que quedan, mínimo dos están evaluando si cierran definitivamente o no”, declaró Uzcátegui a Reuters.

Señaló que “negocios de toda la vida (…) y no están de hace dos o tres semanas”.

Aunque no hay cifras oficiales de desempleo ni de comercios existentes en Venezuela, Uzcátegui calcula que la crisis económica ha causado el cierre de 40% de los establecimientos comerciales.

De acuerdo con las últimas cifras de Consecomercio, del año 2007, solo en Caracas habían 87.000 comercios formales.

José Pereira, albañil de 36 años de edad en la ciudad de Valencia, fue uno de los afectados por el aumento de salario. La compañía de construcción donde trabajaba cerró a finales de agosto, debido a la incapacidad de pagar el incremento de sueldo.

“Esto se volvió una desgracia, no hay luz, agua, y ahora no hay trabajo”, sostuvo Pereira mientras hacía fila en un banco.

Continúan las protestas

En Puerto Ordaz, una ciudad al norte de Venezuela donde se encuentran ubicadas las empresas de aluminio, hierro y acero, los trabajadores de las compañías estatales suman cinco días en protestas por la falta de pago del nuevo salario.

“Estamos alarmados porque se corre por los pasillos que las empresas no tienen para cumplir con el pago. Hoy todavía no han pagado la primera quincena a miles de trabajadores”, mencionó Ramón Espino, líder sindical de Carbonorca, productora de ánodos de carbón para la industria del aluminio.

A la crítica situación económica de los venezolanos se suman los efectos hiperinflacionarios. Según denunció María Quintero, una secretaria de 43 años, al aumento de salario le siguió la elevación de precios en productos y servicios.

“Es inevitable porque vivimos en hiperinflación. Esta quincena igual no da para comer”, refutó la empleada.

Lea también: Human Rights Watch ofrece medidas a Latinoamérica para el éxodo de venezolanos

Paquetazo económico de Maduro causa incertidumbre y temor a los venezolanos

Check Also

nadal no participará en la gira asiática

Rafael Nadal renuncia a la gira asiática y peligra su número 1

Rafael Nadal no participará en la gira asiática debido a la lesión de su rodilla y podría poner en peligro su número 1 en el ranking ATP