.
lunes , mayo 20 2019
Home / Actualidad / Qué dice la esperada encíclica del Papa

Qué dice la esperada encíclica del Papa

Por Cambio16

Laudato si (Alabado seas). Sobre la protección de la casa común es el título de la encíclica del Papa Francisco dedicada al medio ambiente y que ha sido publicada este jueves.

Laudato si es la frase inicial del Cántico de las Criaturas de san Francisco de Asís, el nombre que eligió Jorge Bergoglio tras ser elegido pontífice el 13 de marzo de 2013, y un santo vinculado por los católicos a la paz, la pobreza y la protección de la Creación.

Al igual que el Cántico de las Criaturas se considera el primer manifiesto ecologista de la historia, el documento de Francisco es también una alabanza a la “Creación”, pero también un duro ensayo contra quien la está destruyendo y una denuncia contra la falta de voluntad de proteger el planeta.

El papa Francisco espera que su encíclica sirva para apelar a la “responsabilidad” para proteger el planeta, “que se está destrozando”. Además, incide en que la destrucción de la “creación” perjudica a todos, pero “especialmente a los más pobres”.

Asimismo, otro de los puntos cardinales del documento, de los más importantes que puede publicar un pontífice y con el que el Jefe de la Iglesia católica pretende abrir un debate, es que se dirige no sólo a los creyentes sino a todos los que pueden colaborar en invertir la tendencia de destrucción.

Es la primera encíclica realizada en solitario por Francisco, pues la anterior, Lumen Fidei, publicada hace dos años y dedicada a la fe, tuvo sólo que completarla, ya que gran parte la había escrito su predecesor Benedicto XVI, quien la dejó incompleta al anunciar su renuncia al pontificado.

Es además el segundo documento pontificio después de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio).

Estos son algunos de los puntos destacados sobre los que habla el Papa en su encíclica:

-Combustibles fósiles

El papa Francisco urge a sustituir el uso de combustibles fósiles y desarrollar en su lugar las fuentes de energía renovable con el fin de reducir las emisiones de gases contaminantes. El pontífice considera que se ha vuelto “urgente e imperioso” desarrollar políticas para que en los próximos años se reduzcan drásticamente la emisión de anhídrido carbónico y otros gases altamente contaminantes.

“En el mundo hay un nivel exiguo de acceso a energías limpias y renovables. Todavía es necesario desarrollar tecnologías adecuadas de acumulación”, escribe Bergoglio.

-Poder económico y político

El Papa identifica que “muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico y político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas, tratando sólo de reducir algunos impactos negativos del cambio climático”.

“Pero muchos síntomas indican que esos efectos podrán ser cada vez peores si continuamos con los actuales modelos de producción y de consumo”, afirma Bergoglio en el documento. De ahí la urgencia de la sustitución progresiva del empleo de los combustibles fósiles, según el papa.

Además, denucnia la “la debilidad de la reacción política internacional” y “los intereses económicos” a la hora de afrontar la defensa del medio ambiente. “El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundiales sobre medio ambiente”, escribe.

-Calentamiento global

Y en la encíclica considera en relación con el calentamiento de la Tierra que “la humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo” para combatirlo o “al menos (luchar contra) las causas humanas que lo producen o acentúan”.

El pontífice señala que “la mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a la gran concentración de gases de efecto invernadero (anhídrido carbónico, metano, óxidos de nitrógeno y otros) emitidos sobre todo a causa de la actividad humana”.

Y que “al concentrarse en la atmósfera, impiden que el calor de los rayos solares reflejados por la tierra se disperse en el espacio. Esto se ve potenciado especialmente por el patrón de desarrollo basado en el uso intensivo de combustibles fósiles”. De ese uso dijo que “hace al corazón del sistema energético mundial”.

-Deuda ecológica

El Papa denuncia la existencia de una “verdadera deuda ecológica” entre el norte y el sur creada por desequilibrios comerciales consecuencia de la explotación de recursos naturales por parte de algunos países.

“Las exportaciones de algunas materias primas para satisfacer los mercados en el norte industrializado han producido daños locales” como la contaminación por la extracción de oro y cobre, destaca el pontífice. “Con frecuencia las empresas que obran así son multinacionales, que hacen aquí lo que no se les permite en países desarrollados”, dice el Papa en su encíclica.

-“Revolución cultural”

El papa Francisco pide una “valiente revolución cultural” contra el comportamiento “suicida” que destruye el medio ambiente y el planeta y critica la “especulación” del actual sistema económico mundial.

El pontífice asegura que “es insostenible desde diversos puntos de vista” un sistema mundial que los poderes económicos “continúan justificando” y que busca el beneficio financiero ignorando sus efectos “sobre la dignidad humana y el medioambiente”.

“El estilo de vida actual, por ser insostenible, solo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones”, dice Bergoglio.

La Cumbre de París

Francisco ha hablado de medioambiente en muchos de sus discursos y es famosa su frase en la que cita el dicho de un anciano que un día le dijo: “Dios perdona siempre, los hombres a veces, la Tierra no perdona nunca”.

Durante el vuelo de regreso de su viaje a Filipinas el pasado enero, Francisco ya había adelantado que se dedicaría durante el mes de marzo a ultimar el documento y que esperaba se publicase en junio para que se difundiese antes de la Cumbre sobre el clima de París prevista en diciembre.

El Vaticano organizó el pasado 28 de abril un seminario en el que se trataron algunos de los temas que abordará el papa en su encíclica. En aquella ocasión, el presidente de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, el arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, criticó que en los grupos de presión (como los petroleros) haya católicos que buscan solo el lucro.

También en este foro, el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, y que será uno de los encargados de presentar el documento el próximo 18 de junio, abogó por que los países más ricos sean más responsables de proteger el medioambiente y de encontrar soluciones al cambio climático.

“Los países más ricos, los que más se han beneficiado de los combustibles fósiles, están moralmente obligados a encontrar soluciones al cambio climático y a proteger el medioambiente y la vida humana”, afirmó.

Check Also

Eurovisión

España suma una nueva decepción en Eurovisión

España volvió a sufrir una nueva decepción en el Eurovisión 2019. Aunque La Venda de …