Qué fue de la gripe A

Por PATRICIA MATEY

Llegó, sembró la alarma en todo el mundo y su virulencia parece haberse esfumado: la gripe A, también conocida como gripe porcina, mantuvo en jaque a todo el planeta desde su llegada a EEUU y México en 2009. Pero ni es una nueva gripe, ni parece probable que vuelva a causar una nueva alerta sanitaria.

Como explica Tomás Pomarola, de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), “los virus más frecuentes de la gripe son el A y el B y la que causó la pandemia en 2009 es del tipo A, sólo que una variante distinta: el (H1N1). No se trata de una nueva gripe”.

Este especialista, miembro del Servicio de Microbiología del Hospital Clínic de Barcelona, reconoce que “la gripe estacional, la de este año, ya está remitiendo y ha sido un poco distinta a la de temporadas anteriores: la cepa predominante ha sido la AH3N2”.

La gripe porcina “que desató la alarma en su día se la conoce como gripe pandémica”, insiste. Son las que sorprenden a la Humanidad, al parecer, dos o tres veces cada siglo.

De pandemia a gripe estacional

De hecho, como aclara Jaime Jesús Pérez Martín, médico Especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública del Servicio de Prevención y Protección de la Salud de la Consejería de Sanidad y Política Social de Murcia, “lo que llamamos en su momento gripe A fue en realidad la pandemia gripal del año 2009. El A (H1N1) era en aquel momento un virus nuevo frente al que nadie tenía inmunidad, una vez que el virus ha circulado pasa a ser una más de las cepas del virus de la gripe (hasta que es desplazada por otra nueva cepa). Resumiendo, la pandemia la causa un virus nuevo, cuando ese virus ya ha circulado pasa a causar las epidemias habituales de gripe que tenemos todos los años.”

Es más, apostilla, el experto, “el subtipo de virus gripal pandémico A (H1N1) pasó a formar parte de los virus circulantes de la gripe (los que causan gripe todos los años) y ha sido el virus que más ha circulado durante la temporada gripal 2010-11 y la 2013-14, en menor medida también circuló durante la temporada 2012-13. De hecho, esta cepa se incorporó a la vacuna de la gripe estacional desde la temporada 2010-11. Para la próxima temporada 2015-16, esta cepa es una de las incorporadas en la vacuna.

Según el Gobierno de EEUU, durante el siglo XX la aparición de nuevos subtipos de virus de gripe A causó tres pandemias, las cuales se extendieron por todo el mundo antes que transcurriera un año de haber sido detectadas.

-1918-19: La “gripe española” [A (H1N1)]. Infectó a 500 millones de personas -un tercio de la población mundial de entonces- y mató a entre 50 y 100 millones. Se detectó por primera vez en Kansas (Estados Unidos) en enero de 1918 y se bautizó como española no porque este fuera su país de origen, sino porque, cuando en noviembre llegó procedente de Francia, la prensa le prestó más atención que en el resto de Europa, donde imperaba la censura por la Primera Guerra Mundial. Se extendió por todo el mundo y, aunque se desconoce su tasa de mortalidad, se calcula que falleció entre el 10% y el 20% de los contagiados, sobre todo en afectados de entre 29 y 40 años.

-1957-58: La “gripe asiática” [A (H2N2)].  Venticuatro años después de identificar el virus de la “gripe española”, una nueva variedad se instalaba en Asia. Según el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (EEUU), acabó con la vida de cinco millones de personas en todo el mundo. En España, fallecieron por dicha dolencia unas 10.000 personas y enfermaron más de cuatro millones de habitantes. Fue la que más víctimas se cobró en un año. Para aquel entonces, la Organización Mundial de la Salud (OMS), diseñaba cada año la vacuna antigripal con antígenos de las últimas variaciones. Pero hubo una mutación del virus aviario H2N2 que saltó a la raza porcina, y de ahí se contagió al ser humano.

-1968-69: La “gripe de Hong Kong” [A (H3N2)], un nuevo virus de origen aviario. Causó la muerte de casi dos millones de personas en el mundo. Se contabilizaron 8.400 víctimas en España y afectó a 3,5 millones de españoles. Se originó en Hong Kong, y se cree que se exportó a Europa a través de los británicos que viajaban hasta este enclave del sureste asiático. Desde la aparición de la gripe de Hong Kong tipo A (H3N2) en los años 60, se han producido 400.000 muertes en Estados Unidos; un 90%, ancianos.

El último brote masivo de gripe se originó en Rusia en 1997, el mismo año en el que apareció la “gripe del pollo”, de nuevo, en Hong Kong.

La gripe porcina

En la primavera de 2009, un nuevo virus se diseminó con velocidad en los Estados Unidos y en todo el mundo. El primer caso de gripe porcina en el mencionado país fue diagnosticado el 15 de abril de 2009. El 21 de abril, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta trabajaron para desarrollar una vacuna para este nuevo virus. El 26 de abril, el Gobierno de EEUU declaró a H1N1 como una emergencia de salud pública.

En junio, se habían reportado 18.000 casos de H1N1 al otro lado del Atlántico. El número de casos originados por este virus no se puede minusvalorar en absoluto. Para hacerse una idea, durante el año 2009-10 (temporada de la pandemia gripal) el número de casos de gripe registrados en la Región de Murcia fue de 49.200 frente a los 33.000 registrados durante la última temporada gripal (2013-14), pudiéndose decir que la actividad gripal durante la pandemia fue alta. La proporción fue similar a lo ocurrido en el resto de España.

Respecto a lo sucedido en el resto del mundo, diversos artículos científicos avalan que la pandemia gripal del año 2009 no fue en absoluto despreciable. Así, una reciente publicación internacional estima en hasta 200.000 las muertes ocasionadas por la gripe pandémica durante el año 2010. Además, algunas investigaciones han calculado que el número de vidas perdidas por esta pandemia fue similar al de la gripe de Hong Kong de 1968”, recalca el experto de Murcia.

Los CDC estiman que entre 43 y 89 millones de personas sufrieron de H1N1 entre abril de 2009 y abril de 2010. Estiman entre 8.870 y 18.300 muertes relacionadas con la gripe H1N1.

La gestión de la gripe A por parte de la OMS no ha estado exenta de críticas, como refleja un artículo del British  Medical Journal, una de las revistas médicas de referencia, que asegura que un informe clave de la OMS ocultó los vínculos financieros entre sus expertos y las farmacéuticas Roche y Glaxo, fabricantes de Tamiflu y Relenza (los fármacos antivirales contra el virus H1N1). Además, la precipitación del organismo a la hora de elevar el nivel de alerta de cinco a seis también fue criticado debido a que no era tan letal.

“El problema que pudo existir es que las previsiones establecidas por la OMS eran para una pandemia gripal que revistiera mayor gravedad (letalidad), algo que afortunadamente no se cumplió, sin embargo hay que pensar que siempre es mejor equivocarse por exceso y tomar más medidas preventivas de las necesarias, que equivocarse por defecto y no tomar las medidas precisas, y como consecuencia de ello se quede la población desprotegida”, insiste Jaime Jesús Pérez Martín.

Ver más:

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Patricia Matey

Avatar

Check Also

invernaderos plastico

Los residuos de una agricultura bajo plástico

La estrategia europea para el plástico en una economía circular asume la necesidad de actuar para reducir la presencia de plástico en el medioambiente.