Brexit y el trabalenguas británico

‘LOST IN TRANSLATION’
Un viaje a los recovecos que esconden otras culturas, conocidas y desconocidas y las historias que rodean a los idiomas, más allá de la traducción palabra por palabra

Por Marta Jurado
03/06/2016

¿Bremain o Brexit? ¿Permanecer o no en al UE? Ésta es la cuestión que atosiga estos días a los británicos ante el referéndum del 23 de junio convocado por su primer ministro, David Cameron, tras ganar las elecciones de 2015. Las encuestas están muy ajustadas y el enfrentamiento entre la plataforma de euroescépticos, ‘Vote Leave’, y los que quieren quedarse, ‘Stronger in Europe’, es cada vez mayor. “La campaña está siendo intensa” aseguraba Robin Niblett”, director de Chatman House, en un reciente encuentro sobre “Reino Unido y el futuro de Europa” organizado por el Real Instituto Elcano en Madrid.

Más allá de los argumentos a favor y en contra, que se centran sobre todo en economía, identidad soberanía e inmigración, el vocabulario ha tomado un gran protagonismo en este referendum. El mismo término Brexit, es un acrónimo de Britain- Exit, frente al Bremain, Britain- Remain, que apuesta por quedarse. También la pregunta impresa en las papeletas ha suscitado un amplio debate por las connotaciones de una respuesta positiva o negativa ligada a cada una de las dos propuestas.

Finalmente se ha apostado por “Should the United Kingdom remain a member of the European Union or leave the European Union?“, “¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o debe dejar la Unión Europea?” Una cuestión más complicada que la que se propuso en el referendum de 1975 sobre la adhesión a la Comunidad Económica Europea o al referendum sobre la independencia de Escocia en 2014, cuyas respuestas eran un simple YES o NO.

VOTIN from Alex Clifford on Vimeo.
También el último video de ‘VoteIN’, una de las plataformas no oficiales en contra de la salida, apela al lenguaje con una campaña que emula un vocabulario desenfadado (slang). Dirigido a los votantes jóvenes, el vídeo integra imágenes de arte urbano, viajes, estudios, y utiliza mensajes como “Workin, Ravin, Chattin, Roamin“, que significan al mismo tiempo el gerundio de trabajar, ir de fiesta, charlar, moverse sin la letra dinan “n”, y por otro lado, apelan a realizar todas esas tareas “dentro” de la Unión Europea.

Y es que movilizar al electorado joven parece ser la clave para el voto de permanencia. “La mayoría apoyan el Bremain, sobre todo en ciudades con Universidad, mientras que en las zonas costeras del sur y el este del país, donde viven las clases pasivas que sienten la globalización como una amenaza ganará el Brexit”, asegura Robin Niblett.

Hasta ahora las encuestas mostraban un empate entre los partidarios de la permanencia y los del Brexit, frente a un 20 por ciento de indecisos, pero en las últimas semanas la balanza ha cambiado hacia un incremento de aquellos que defienden no separarse de la UE. “Han aumentado los que se quieren quedar por las garantías de empleo, regulación y ante el miedo de no volver al Tatcherismo”, asegura Niblett.

Antiguos y viejos lemas:

Entradas anteriores:

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Marta Jurado

Avatar

Check Also

los idiotas y redes sociales

Los ‘idiotas’ de Umberto Eco y los límites de la subjetividad

Eco dedicó sus últimos años a defender la necesidad de aproximarnos a la verdad y establecer una ética de la información.