.
miércoles , julio 17 2019
Home / Actualidad / China sube aranceles antidumping a tubos de acero de Estados Unidos y la Unión Europea
Aranceles al acero
Las tasas impositivas quedarán establecidas entre el 57,9 y el 147,8 por ciento, a partir del 14 de junio

China sube aranceles antidumping a tubos de acero de Estados Unidos y la Unión Europea

La disputa comercial entre China y Estados Unidos continúa aumentando las tensiones entre las dos mayores economías del mundo. Ahora, el gobierno de Pekín anunció que incrementará los aranceles antidumping sobre ciertos tubos y tuberías sin soldadura de aleación de acero, utilizados en los servicios públicos, e importados de los Estados Unidos y la Unión Europea.

Las tasas impositivas quedarán establecidas entre el 57,9 y el 147,8 por ciento, a partir del 14 de junio. El anuncio fue hecho por el Ministerio de Comercio de China, a través de un comunicado.

Los nuevos derechos antidumping son hasta 10 veces más altos que las tasas anteriores (de 13% a 14,1%). Estas tarifas entraron en vigencia 2014 y expiraron el 10 de mayo.

Aranceles al acero entran en la disputa

Los aranceles para la empresa estadounidense de extrusión de acero Wyman-Gordon Forgings son del 101 por ciento. Mientras,  los de todas las demás empresas estadounidenses son del 147,8 por ciento, dijo el ministerio chino de Comercio.

La tarifa antidumping sobre las unidades de Vallourec Vallourec Deutschland GmbH y Vallourec Tubes France es del 57,9 por ciento. El resto de las empresas de la UE enfrentan aranceles del 60,8 por ciento.

La decisión de extender y aumentar los aranceles antidumping, obedece a una solicitud del sector nacional de tubos y tuberías de acero de China, agregó el ministerio.

Reacción de las empresas

El año pasado, Inner Mongolia North Heavy Industries Group Corp Ltd, respaldada por el Gobierno, dijo en una queja presentada ante el Ministerio de Comercio: “A pesar de las (anteriores) medidas antidumping, los productores de la UE y de EEUU… recortaron aún más los precios de exportación para ampliar y mantener sus cuotas de mercado en China”.

Para sustentar su opinión, la empresa citó datos que muestran que los productos europeos y estadounidenses representaron más del 50 por ciento del mercado de tubos y tuberías especiales en China en el primer trimestre de 2018. Estos volúmenes fueron alcanzados, con un precio de importación de 5.786 dólares por tonelada, una caída de casi un 14 por ciento, en comparación con los niveles de 2014.

En 2017, el último año para el cual está disponible la data completa, China importó 9,500 toneladas de los tubos y tuberías utilizados por las empresas de servicios públicos. Casi el 95 por ciento de los productos provienen de los Estados Unidos y la Unión Europea.

Los productos involucrados en las medidas anti-dumping (tubos sin soldadura de aleación de acero y tubos para alta temperatura y presión), se utilizan principalmente en unidades de energía térmica ultra-supercrítica. Alrededor del 80 por ciento de la demanda proviene del mercado chino.

Una larga guerra comercial

Este incremento de aranceles se produce en medio de la escalada de la guerra comercial chino-estadounidense. La disputa involucra a cientos de miles de millones en bienes que son negociados entre las dos mayores economías del mundo.

Estados Unidos y China libran desde julio del año una dilatada guerra comercial. Todo esto, en un escenario en el que otros socios (como México, Japón, la Unión Europea y Rusia), enfrentan acciones similares, por parte del presidente estadounidense. Los gobiernos de algunos de estos países han calificados estas iniciativas como “proteccionistas”.

Desde esa fecha, el gobierno de Estados Unidos empezó a aplicar elevados aranceles sobre un total de 34.000 millones de dólares de importación de productos chinos, en particular de tecnología de punta. Pekín reaccionó de inmediato con aranceles a productos estadounidenses, y presentó una queja formal ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Así, la decisión de Trump abrió un conflicto de consecuencias imprevisibles, por la escala de los adversarios y por los efectos en la economía global.

El desencadenante del conflicto comercial es la demanda del gobierno de Washington a Pekín para que permita un mayor acceso al mercado chino. Los Estados Unidos quieren así reducir su déficit comercial, una mejor protección contra la piratería de productos y limitar la transferencia forzada de tecnología por parte de las empresas estadounidenses que operan en China. El conflicto ha estado afectando a la economía mundial durante meses.

Para más información visite Cambio16.com

Lea también:

China y Estados Unidos suben las apuestas en su guerra comercial y mercados prenden las alarmas

China y Estados Unidos suben las apuestas en su guerra comercial y mercados prenden las alarmas

Check Also

Corea del Norte abandonaría conversaciones por ejercicios militares entre EEUU y Corea del Sur

Corea del Norte amenazó con abandonar las negociaciones para su desnuclearización, porque Estados Unidos parece …