.
domingo , octubre 20 2019
Home / Actualidad / El 28-A ofuscó debate sobre balance del gobierno de Sánchez
En la práctica, el debate sobre la gestión de los últimos nueve meses del presidente Pedro Sánchez se trastocó en tratar el tema de las elecciones general del 28-A.

El 28-A ofuscó debate sobre balance del gobierno de Sánchez

El último debate de la Legislatura de España fue escenario este miércoles de reproches y acusaciones mutuas entre el presidente Pedro Sánchez y líderes de partidos políticos representados en el Congreso.

La sesión fue llamada para el debate en torno al balance de los últimos nueve meses sobre algunas explicaciones gubernamentales. Entre ellas, la posición de España ante la crisis venezolana, las sociedades instrumentales de sus ministros y los planes de contingencia del Brexit. En el debate estas ocuparon un segundo plano ante la proximidad de las elecciones que se celebrarán el 28-A.

Sánchez dijo que la ultraderecha es una amenaza

En su alocución Sánchez dirigió mensajes a la luz de la contienda electoral. Invitó al electorado a cambiar radicalmente la composición política en la próxima legislatura. Expresó: “La España presente en esta Cámara tiene que parecerse mucho más a la España real. Aquella en la que no hay una única forma de sentirse español, sino muchas. Esa es la esencia de la democracia y de quienes defendemos una España en la que cabemos todos y no sólo aquellos que piensan como nosotros”.

Durante el debate reivindicó el trabajo parlamentario “pese a las dificultades para alcanzar acuerdos. Pese a los momentos en el que el ruido ha superado la voluntad de tejer consensos. Pese a la desnaturalización de órganos de gobierno que han contribuido más a la labor del bloqueo parlamentario que a la dinamización de la vida parlamentaria”. Hizo clara alusión al bloqueo de los partidos PP y Ciudadanos con su actual mayoría parlamentaria. Y se mostró confiado en el logro de un cambio en la composición legislativa después del 28-A.

En su intervención explicó también los planes de contingencia que tiene su administración frente a un Brexit sin acuerdo. Invitó a cargar duramente contra la ultraderecha europea. En sus palabras, esta impulsa la salida del Reino Unido del club continental. Acusó que la ultraderecha es un “caballo de Troya en el corazón de la democracia”. Y que en España resulta ser una amenaza bajo la denominación de Vox.

En el fragor del debate anunció que este viernes el Consejo de Ministros aprobará un decreto ómnibus. Dijo que este contendrá las medidas que entrarán en vigor para paliar los efectos de una salida sin acuerdo del Brexit. Sin embargo, el texto tendrá que convalidarse posteriormente en la Diputación Permanente del Congreso.

Los mensajes del presidente Pedro Sánchez también señalaron a los acuerdos de PP y Ciudadanos con Vox para desalojar al PSOE de la Junta de Andalucía. Y alertó que también podría sumar una mayoría para cambiar el color político al frente de La Moncloa. “¡Con la ultraderecha no se puede ir ni a la vuelta de la esquina!”, aseveró.

Para el gobernante, la ultraderecha no necesita alcanzar el poder para condicionar la agenda política. “Porque le basta –esgrimió- con condicionar a otros actores para que renuncien a sus principios o introducirse como caballo de Troya en el corazón de la democracia”.

Durante su intervención en el debate, el mandatario aseguró que todos los miembros de su gabinete cuentan con su «plena confianza, porque cumplen el criterio de ejemplaridad que nos impusimos como listón innegociable. Todos los ministros cumplen con sus obligaciones fiscales. Y han utilizado figuras legales en gestión de renta y patrimonio”.

Según Sánchez, en Venezuela Maduro no tiene intención de dialogar

El presidente español afirmó de otra parte que en Venezuela Nicolás Maduro “no tiene ninguna intención de dialogar”. Aunque rechazó una intervención militar exterior. E insistió en que deben celebrarse elecciones “libres”.

A su modo de ver Maduro ha utilizado las mediaciones pasadas como “instrumento para ganar tiempo y perpetuarse en el poder”.

Él “no quiere una negociación sincera”, insistió el mandatario. El pasado 4 de febrero reconoció al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Lo anunció después de que Maduro se negara a convocar elecciones presidenciales anticipadas.

Para Sánchez, las elecciones presidenciales de mayo de 2018, boicoteadas en buena medida por la oposición, no fueron “ni libres, ni justas, ni creíbles. Por tanto Nicolás Maduro carece de toda legitimidad democrática”. Y estima que la convocatoria de “elecciones libres, democráticas, transparentes, y con todas las garantías” es la “única solución posible a la profunda crisis que vive el país” sudamericano.

Para el PP, Sánchez pactó con los enemigos de España

Por el PP, su líder Pablo Casado ripostó: “Los españoles deben dilucidar el 28 de abril entre la estrategia de seguir negociando con batasunos, secesionistas y comunistas o la alternativa de un gobierno del PP que haga cumplir la Ley en toda España”.

Durante el debate le recriminó a Sánchez haber “pactado con los enemigos de España para mantenerse en el poder”. Aseguró que “los españoles no quieren que se pacte con los que quieren destruir la nación. Con los que no han regenerado la política. Y con los que no podrían afrontar una crisis”.

Criticó seguidamente la alianza de Sánchez con ERC y el PDECat. Y acusó a Sánchez de ser “el caballo de Troya del independentismo en el Gobierno”. “Le hemos pillado negociando con ellos en lugar de defender la soberanía nacional”. Se expresó así al referirse a la polémica que genera la posibilidad de designar a un relator que funja como mediador en el conflicto catalán.

“Usted rechazó la mano de los constitucionalistas y decidió aliarse con los que quieren romper la Constitución. Fue su decisión, no dé carnet de crispación o moderación. Esto no le va a salir bien”, sostuvo Casado.

Se refirió seguidamente a la postura del gobierno del presidente Pedro Sánchez respecto al Brexit y ante la crisis venezolana, sobre la cual le acusó de “no tener ningún compromiso”. “¿Por qué no está usted en el Grupo de Lima?”, le interrogó. Le recordó que las principales potencias iberoamericanas y occidentales pertenecen a esta organización. “A lo mejor es que sus socios comunistas no le dejan atacar a Maduro”, le riñó durante el debate.

Trajo también a colación los casos de corrupción que afectan al PSOE en Andalucía. Al finalizar su exposición, subrayó que por su parte los populares más bien han tomado “medidas de transparencia” desde que arribaron al poder en esta comunidad.

Ciudadanos propone una “ley antidedazos”

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, igualmente orientó sus baterías durante el debate contra el presidente Pedro Sánchez y su administración. Aunque mayormente enfocó sus mensajes en las promesas electorales de su partido y en cuestionar duramente el bipartidismo.

Reivindicó lo que calificó como “medidas estrella”, entre ellas la supresión de los aforamientos o la reforma de la ley electoral. Acusó al PSOE y al PP de haber bloqueado la comparecencia de Mariano Rajoy en la comisión de investigación de la supuesta financiación irregular del PP. Dijo que lo hicieron a cambio de que el presidente Pedro Sánchez no explique los plagios de su tesis en el Senado.

Le increpó al presidente Sánchez a responsabilizarse por el uso partidista que ha hecho de las instituciones del Estado, entre ellas RTVE, CIS y CGPJ. De seguidas subrayó el compromiso de la formación política que representa para instaurar un régimen de nombramientos públicos por méritos y capacidad. Propuso encauzar la aprobación de un instrumento legal a la que su partido sugiere denominarlo “ley antidedazos”.

Rivera insistió en reivindicar la postulación de su partido como “la tercera vía”, con independencia de las posiciones de izquierda o de derecha. Enfatizó que el pacto del presidente Pedro Sánchez con los independentistas lo inhabilitan para conseguir su apoyo.

En el debate expresó la intención de él y sus copartidarios de acabar con lo que llamó el adoctrinamiento en las aulas españolas. “Lo evitaremos aplicando el punto 27 de la Constitución para una inspección del estado en las comunidades”. Indicó el compromiso de impulsar un pacto educativo para convertirlo en un ascensor social.

A Sánchez le apuntó: “No hay ningún partido que no sepa usted que rompió los puentes de diálogo con los constitucionalistas. E iniciaron el camino con los separatistas. Diálogo (con el independentismo) siempre, claudicación nunca”.

El PSOE no da pasos atrás en derechos

Por el PSOE intervino su portavoz, Adriana Lastra, quien comenzó por responder a Pablo Casado con lo que llamó la “realidad objetiva” de los datos de la EPA. Y acusó al líder del PP de “mentir”. “Lo peor no es que haya sido desleal con el Estado, sino con la mitad de los españoles, que son las mujeres de este país”, pronunció.

Al líder de Ciudadanos Albert Rivera le señaló: “Ustedes se envuelven en metros y metros de tela de bandera. Para ocultar que pretenden revertir derechos y libertades. Que han pactado con la ultraderecha. Y que son la derecha pura y dura de este país”. Luego le impostó: “Me preocuparía que un saltimbanqui de la política, que cambia de opinión como de chaqueta, que pacta con Vox, hable bien de mí”.

Lamentó que durante los últimos nueve meses la derecha sólo haya hecho “ruido, ruido por encima de la política” y “ni una sola aportación”. Y reprochó que sus líderes hayan “hablado muy poco de las cuestiones que han puesto como excusa para interpelar  al presidente del gobierno. Pese a la relevancia de algunas de ellas”.

Sobre el Brexit señaló que “para garantizar los derechos de los ciudadanos, este gobierno ha trabajado desde el primer momento”. Esto a pesar de que “la deslealtad de la oposición es constante. Han acusado al gobierno de ceder el mismo día en que conseguía un acuerdo histórico sobre Gibraltar”.

“Si quieren hablar de una sociedad investigada, hablemos del Paquí Pallá SL. La que financiaba las campañas del PP de Aguirre. La que apadrinó al señor Casado. Y colocó al señor Abascal en organismos que él mismo llama ahora chiringuitos”, resumió.

Sobre el tema del aborto al que se refirió Casado, Lastra aseguró que “las mujeres sabemos siempre lo que llevamos dentro. Lo bueno es que la frivolidad, el paternalismo y la condescendencia no los lleva usted por dentro. Sino por fuera. Y han quedado a la vista de todas”.

La diputada socialista resaltó que “frente a los nostálgicos y a quienes usan la lucha de los diferentes colectivos para blanquearse, este partido no da ni un paso atrás. Pueden decírselo a su socio extraparlamentario. Siempre nos tendrán enfrente de quienes quieren arrebatarnos nuestros derechos”.

Para Podemos, el “tripartito de derechas” es claro

El partido Podemos comisionó a hablar desde la tribuna de oradores a su candidato a las elecciones europeas, Pablo Bustinduy. Cargó directamente contra las posiciones de PP y Ciudadanos en política internacional. Y por la oposición que han desempeñado en los últimos meses contra el Gobierno socialista.

Explicó que la posición del “tripartito de derechas” en este debate es clara: “Defender la patria por encima de todo”. Excepto de los “beneficios de los privilegiados y los poderosos”.

Le advirtió a Sánchez que el problema no es lo que diga la derecha. “Es que ustedes no han derogado las reformas laborales”. Y defendió que, dada la situación actual, lo que se necesita es “crear un horizonte de certidumbre y seguridad”.

Este, a su juicio tiene una materialización concreta. Y pasa por “recuperar el control democrático sobre la economía y los recursos de todos. Por reestructurar las deudas impagables y acabando con la impunidad de las grandes sociedades financieras. Solo así se podrá conjurar la violencia de un nacionalismo autoritario”.

“Nosotros lo tenemos claro, pero ustedes van a tener que decidirse”, advirtió al presidente del Gobierno. Y le recordó a la bancada socialista en el debate que “solo quedan dos partidos socialdemócratas en Europa”. Estos, dijo, son aquellos que “han apostado por el Estado del bienestar: el de Reino Unido y el de Europa”.

Se congratuló por el triunfo de la moción de censura que sacó del Gobierno a Mariano Rajoy. Pero lamentó que Sánchez se decidiera “tan tarde y que necesitara una sentencia cuyo contenido todos conocíamos”.

Sobre el caso venezolano solicitó un debate para esclarecer si lo que se quiere es una guerra en ese país. Aseguró que “lo que está en juego es el papel de España en el mundo. Es una cuestión de Estado y necesita responsabilidad”

Y en cuanto al Brexit, sostuvo que no es el problema de Europa, “sino un síntoma de algo más profundo”. Opinó que sobre el triunfo del referéndum, la ultraderecha también ha ganado en Italia, Hungría o Polonia.

ERC: Convertir a Venezuela “en el eje del mal es propio de las derechas”

El portavoz de ERC, Joan Tardà, intervino poco después de declarar como testigo en el juicio del procés. Y sin haber presenciado la intervención del presidente Sánchez. “Si hubiésemos construido la democracia española con mejores materiales, yo no vendría ahora mismo del Tribunal Supremo”.

Comentó que pese a la complejidad del Brexit, los británicos han dado un ejemplo convocando un referéndum. Y dejando que sus ciudadanos puedan votar. “No queremos una salida dura y que sea un proceso pactado”, dijo.

Acerca de la situación venezolana, Tardà estimó que se está legitimando el camino de los que apuestan por la guerra. A su modo de ver, convertir a ese país “en el eje del mal es propio de las derechas, no de nosotros”. Y aseveró que en este sentido, el debate radica en cómo y de qué manera preservar la soberanía de ese país.

Leer más política en Cambio16

La también: Sánchez se queda más solo tras el desmarque de Podemos en sesión del Congreso

About Esteban Yepes

Check Also

El canciller Borrel fue recibido por el presidente Iván Duque, en su visita a Colombia para dar ayuda humanitaria ante la crisis migratoria venezolana

España ayudará con 50 millones de euros a mitigar la crisis por migración forzada de venezolanos en la región

En atención a la crisis humanitaria, España anticipó que contribuirá con 50 millones de euros …