.
domingo , noviembre 17 2019
Home / Actualidad / “El Cantor del Jazz”, primera película sonora de la historia

“El Cantor del Jazz”, primera película sonora de la historia

El cantor de Jazz está considerado como el primer largometraje del cine sonoro, dirigida por Alan Crosland y protagonizada por Al Jolson. La película fue inicialmente una obra musical para teatro, del autor estadounidense Samson Raphaelson, en Broadway; interpretada por George Jessel.

Narra la historia de una familia judía ortodoxa, cuando el rabino Rabinowitz quiere que su único hijo Jakie, dé continuación a la tradición familiar y se convierta en la quinta generación de rabinos, pero Jakie elige otro camino y decide convertirse en un cantante de Jazz. El cantor de Jazz utilizó el sistema sonoro Vitaphone. Bell Telephone y Western Electric lo crearon alrededor de 1926.

Warner Bros Pictures compró el sistema con la intención de utilizarlo en sus producciones. Sin embargo, al principio, esta compañía había descartado el Vitaphone como su sistema de sonido principal, para dar paso a tecnologías mucho más sencillas de utilizar. Esta no sería la primera obra cinematográfica en utilizar la tecnología Vitaphone pero sí es el primero en usar sonido. 

Otros sistemas de sonido

Otros sistemas como el Phonofilm, desarrollado por Lee De Forest, logró incorporar sonido a las imágenes proyectadas. Luego, en un cortometraje de 11 minutos, llamado From far Seville, con Conchita Piquer, obra en la que participa la artista española interpretando canciones y bailando, volvieron a trabajar el sonido con las imágenes. La película hizo el uso del blackface, que se basaba en un intérprete blanco caracterizado de negro. Una imagen icónica de este film, en el que se interpreta música de raíces negras para un público blanco.

Durante el siglo XIX y parte del XX, había público blanco que disfrutaba del jazz y otros estilos con evidentes raíces negras; sin embargo, no se soportaba la idea de ver a un negro real sobre el escenario, por lo que empezaron a surgir cantantes blancos que pintaban su rostro de negro para interpretar estos estilos para el público blanco, sin ofender la sensibilidad imperante e impuesta de aquella época. En 1996, El cantor de Jazz fue considerada cultural, histórica y estéticamente significativa, por la biblioteca del congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National film Registry.

Leer más en Cambio16. 

Leer también: Akira Kurosawa: el emperador del cine japonés

Akira Kurosawa: el emperador del cine japonés

About Cambio 16

Check Also

Thiem, superlativo: despacha a Zverev y busca el título en Londres

Cuando Dominic Thiem comenzó la semana venciendo a Roger Federer por tercera ocasión consecutiva este …