La producción industrial cayó a su nivel más bajo en abril
El desplome se dio en todos los sectores, aunque el de la automoción fue el más afectado

En abril la producción industrial tuvo su peor caída

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

La producción industrial cayó estrepitosamente en abril y alcanzó el nivel más bajo en toda la historia. El confinamiento y la paralización casi total de todos los sectores no esenciales marcaron el cuarto mes del año. El comportamiento de los sectores de la automoción y de la construcción tuvo un impacto significativamente fuerte en esta caída.

El Instituto Nacional de Estadística publicó el índice de producción industrial de abril, que cayó un 33,6% con respecto al mismo mes de 2019. Se aceleró el desplome experimentado en marzo, cuando se hundió un 11,7%.

Durante la primera mitad del mes de abril hubo una paralización casi total de la mayor parte del parque industrial. La declaración del estado de alarma y la entrada en vigor del permiso retribuido recuperable, para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no prestaban servicios esenciales, detuvo la producción. El parón.

El peor registro histórico

En la quincena siguiente, hubo una reincorporación paulatina y escalonada de la actividad, pero no pudo evitar que el mes acumulara una caída de 33,6% en tasa anual. La cota más baja de toda la serie histórica. Supera el mínimo de todos los registros hasta ahora: el desplome de 28,4% de abril de 2009, en plena crisis financiera.

El informe del INE señala que la producción industrial se vio lastrada principalmente por la actividad manufacturera, la cual cayó un 37,8%, con importantes descensos de toda las ramas. También pesó, aunque en menor medida, la evolución a la baja del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

Automoción fue la más afectada

La industria más afectada fue la automovilística, con un descenso de su producción del 92,0% respecto al mes de abril del año pasado. También cayó la producción de prendas de vestir (77,2%), de cuero y calzado (73,5%) y de muebles (70,7%). La industria farmacéutica, a pesar de la crisis sanitaria, redujo su actividad un 0,4%.

Aunque los productos alimenticios han sido los bienes más consumidos durante el estado de alarma, este sector también bajó su ritmo de producción (7,3% en tasa anual). No obstante, la elaboración de conservas, tanto de pescado, como de frutas y hortalizas y la fabricación de productos de molinería y de productos para la alimentación animal mantienen tasas anuales positivas.

Todas estas actividades se vieron afectadas por el confinamiento de los hogares, que “ha provocado una fuerte reducción de la demanda de bienes personales y para el hogar”.

El INE señala que en abril la producción de bienes de equipo cayó 57,4%. Los bienes intermedios retrocedieron un 35,9%.

La producción de bienes de consumo bajó un 22,8%. La intensidad de la caída fue más pronunciada entre los duraderos (67,4%) que en los no duraderos (19,1%). La de energía se contrajo un 14,7%.

Caídas generales

La caída de la producción industrial fue igualmente del 33,6% anual en términos corregidos de los efectos estacionales y de calendario. Este descenso se limita al 21,8% si los datos se comparan con los de marzo.

La producción industrial se redujo en términos brutos en todas las comunidades autónomas. Los descensos más marcados ocurrieron en Galicia (43%), Aragón (41,7%), Castilla y León (40,5%), Navarra (40,1%) y el País Vasco (40,1%). Los retrocesos más leves se registraron en Murcia (15%), Extremadura (23,4%) y Canarias (24,5%).

Lea también:

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

cangrejo herradura sangre

El abusivo uso de la sangre azul del cangrejo herradura amenaza su existencia

Conservacionistas y empresas se inclinan por el uso de una enzima sintética para evitar la extinción de la especie.