viernes , diciembre 6 2019
Home / Actualidad / Faltan respuestas coherentes de la comunidad científica para predecir impactos del cambio climático, según Bjorn Stevens
Bjorn-Stevens
Bjorn concedió una serie de entrevistas a distintos medios donde reitera que los modelos de cambio climático que usan los científicos no son precisos al tratar de saber con qué urgencia se necesitan reducir la emisiones de carbono / Imagen: Twitter BBVA.

Faltan respuestas coherentes de la comunidad científica para predecir impactos del cambio climático, según Bjorn Stevens

Bjorn Stevens ha participado en el ciclo de encuentros “La ciencia del cambio climático”, organizado por la Fundación BBVA en Madrid. Bjorn concedió una serie de entrevistas a distintos medios donde reitera que los modelos de cambio climático que usan los científicos no son precisos al tratar de saber con qué urgencia se necesitan reducir la emisiones de carbono. Lo que sí está claro es que hay que reducirlas.

El científico alemán es director del Instituto Max Planck de Meteorología (Hamburgo, Alemania) y dirige el Departamento de la Atmósfera en el Sistema Terrestre. Entre 2009 y 2013 trabajó como autor principal del Quinto Informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).

Bjorn Stevens en Madrid

Su visita a Madrid coincide con la celebración de la COP25, además, de la publicación en la revista científica PNAS de su artículo “El reto científico de entender y estimar el cambio climático”.

En este artículo, se apunta a que la situación política ha generado un clima que permite que personas e instituciones influyentes tergiversen “la duda sobre cualquier cosa para insinuar dudas sobre todo”. De allí que algunos científicos estén negados a ser críticos con los modelos actuales sobre cambio climático.

De todas maneras, lo que sí es una certeza para Bjorn Stevens es que debemos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, porque el planeta se está calentando y eso no es algo positivo, según dice a ABC.

En la entrevista a este medio señala que le molesta un poco que en los medios se hable de emergencia climática, “cuando los científicos no sabemos lo que eso significa en realidad”.

Lo que sí se sabe…

Stevens añade que las conversaciones acerca del cambio climático se han concentrado en aquello que los políticos no han cambiado. Cuando los científicos deberían estar molestos por no saber más acerca de este fenómeno, pues esta comunidad podría ayudar más a los políticos del futuro. Entonces, ¿cuáles serían las certezas en la comunidad científica en cuanto a cambio climático?

  • La Tierra se ha calentado alrededor de 1ºC en los últimos 100 años, como consecuencia del incremento en las emisiones de gases de efectos invernadero producto de la actividad industrial.
  • Los polos se están calentando mucho más rápido que los trópicos, especialmente el Ártico.
  • Las masas terrestres se están calentando mucho más rápido que los océanos.
  • El calentamiento intensificará los ciclos hidrológicos: las sequías serán más secas y las épocas lluviosas más húmedas.

No obstante, Bjorn Stevens señala que no hay certeza de cómo será el mundo cuando se caliente dos o más grados. Pues no hay modelos climáticos que ayuden a predecir los cambios concretos que sucederán en áreas específicas. Por ejemplo, se desconoce si los humedales liberarán más metano o si los casquetes polares colapsarán como consecuencia del calentamiento global.

Un Centro Global de Cambio Climático

De allí que Stevens demande una respuesta coherente de la comunidad científica. Es decir, predecir estos fenómenos es acuciante, por lo tanto mejores datos, mejores cálculos y mejores modelos son necesarios. Según sus argumentos, los modelos actuales no usan muchos datos, por lo tanto lo que se simula no es lo mismo que se observa.

Sin embargo, no todo está perdido. Existen nuevos modelos “que simulan eventos en la misma escala en que se observan y hay una mayor conectividad entre datos y modelos”. Solo que para dar este paso se necesitan esfuerzos coordinados para crear un centro científico enfocado en el cambio climático.

En el artículo de PNAS, señala Bjorn Stevens que la carrera espacial no debería estar dirigida a la Luna o Marte, sino que se deberían aprovechar todos los avances de la súpercomputación a exaescala – rama de la ingeniería informática que se cree puede llegar a superar la potencia de procesamiento del cerebro humano – “para simular de manera confiable el clima regional de la Tierra (y los extremos asociados) a nivel mundial”.

Bjorn señala a El Mundo que se trata de crear un centro científico sobre cambio climático tipo CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

Sin embargo, y a pesar de todas sus reservas con los modelos de cambio climático actuales, Bjorn Stevens sí tiene claro qué podemos hacer ahora: reducir las emisiones de CO2, energías alternativas y organización para que los cambios en la sociedad no perjudiquen a los más vulnerables. En cuanto a la COP25, dice no tener muchas expectativas, pero que sí tiene esperanzas de que se hagan “progresos y esfuerzos concretos para reducir emisiones”.

Para más información visite Cambio16.com

Lea también:

Felipe VI a la COP25: Demos una respuesta eficaz al mayor peligro del planeta

Felipe VI a la COP25: Demos una respuesta eficaz al mayor peligro del planeta

 

About Maria Rosales

Redactora creativa con 17 años de experiencia como investigadora y editora de contenidos. Aficionada a los idiomas y entusiasta de los deportes al aire libre. Redactora en Cambio16, especialmente para las sesiones de Medioambiente y DDHH.

Check Also

MAPFRE invitó al debate sobre movilidad sostenible y segura en COP25

El director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, Jesús Monclús, consideró necesario alcanzar …