.
lunes , septiembre 16 2019
Home / Actualidad / Glaciar Okjökull: Un gigante derrotado por el cambio climático
El hielo cubre aproximadamente el 10 por ciento de Islandia

Glaciar Okjökull: Un gigante derrotado por el cambio climático

El gran glaciar Okjökull era una gigantesca masa helada que llegó a medir 16 kilómetros cuadrados. Sí, lo era. Pero ya no más. Simplemente dejó de existir. Y todo por un pequeño cambio en la temperatura del planeta, una variación apenas perceptible en los termómetros.

Pero ese mínimo desajuste es suficiente para poner en riesgo la vida en el planeta. Al peligro no escapa la especie a la que la evidencia señala como principal responsable del problema: la raza humana.

Los satélites estadounidenses han rastreado la vida y la muerte del glaciar Okjökull en las últimas tres décadas.

Glaciar Okjökull perdió la batalla

Imágenes tomadas en 1986 muestran enormes volúmenes de hielo que cubren la ladera de la montaña en el oeste de Islandia.

Las estimaciones sugieren que el glaciar medía una vez tanto como 164 pies de espesor.

Pero el glaciar se derritió gradualmente durante el siglo XX.

En 2014, los científicos del clima declararon oficialmente al glaciar como “muerto”.

Las últimas imágenes de agosto de 2019, publicadas por la NASA, muestran solo una salpicadura de nieve y hielo donde solía estar el glaciar.

Los científicos dicen que la ola de calor de este año ha exacerbado el derretimiento en la región.

“Observe las áreas de agua de deshielo azul, que probablemente estén asociadas con una masa de aire cálido que golpeó a Islandia cuando se trasladó de Europa continental a Groenlandia a fines de julio”, explicó la NASA.

Una causa evidente

Los expertos advierten que la “crisis climática” es responsable de la desaparición del glaciar.

Y según el Servicio Geológico de EEUU, los más de 400 glaciares de Islandia disminuirán en un 40% antes de fin de siglo, y “prácticamente desaparecerán en 2200”.

Okjökull, también llamado Ok (jökull es islandés para “glaciar”), era parte del grupo Langjökull, uno de los ocho grupos regionales de glaciares de Islandia. El hielo cubre aproximadamente el 10 por ciento de la isla, por lo que es una parte integral del paisaje.

Un sentido homenaje

Las autoridades ahora han decidido colocar una placa conmemorativa para el glaciar. En el texto, dice: “Una carta para el futuro. Ok es el primer glaciar islandés que pierde su condición de glaciar. En los próximos 200 años, se espera que todos nuestros glaciares sigan el mismo camino. Este monumento es para reconocer que sabemos lo que está sucediendo y lo que hay que hacer. Solo tú sabes si lo hicimos”.

La placa también llevará las palabras “415ppm CO2”, que describe el nivel de dióxido de carbono registrado en el área en mayo de 2019.

Se espera que los científicos suban a la cumbre del sitio este próximo domingo 18 de agosto para colocar y dedicar la placa.

Una tormenta perfecta

Las imágenes aparecen solo días después de que una ola de calor derritiera la mitad de una enorme capa de hielo de Groenlandia para granizar.

Alrededor de 12 mil millones de toneladas de hielo desaparecieron de una capa de hielo prominente en solo 24 horas, debido a una ola de calor récord.

El evento de derretimiento estuvo muy fuera del rango “normal” para la época del año, ya que las áreas alrededor de la capa de hielo alcanzaron un tostado 22C.

El fenómeno fue tan extremo que surgieron ríos que rompieron puentes en las ciudades costeras.

A fines de julio, se supo que grandes áreas del Ártico fueron “engullidas” por incendios forestales de rápida propagación.

Los incendios eran tan grandes que eran visibles desde el espacio, y crearon una “tapa de humo” de 4,5 millones de kilómetros cuadrados sobre el hemisferio norte.

Se trata de una escalada de eventos, que constituyen una “tormenta perfecta” para generar mayores males.

La NASA Earth escribió en twitter: “El calor récord en #Alaska ha exacerbado grupos de incendios forestales en todo el estado”.

Crecen emisiones de CO2

“La cantidad de CO2 (dióxido de carbono) emitido por los incendios del Círculo Polar Ártico en junio de 2019 es mayor que todo el CO2 liberado por los incendios del Círculo Polar Ártico en el mismo mes desde 2010 hasta 2018 juntos”.

Esta gran cantidad de CO2 tendrá un impacto negativo en los intentos actuales de reducir los gases de efecto invernadero y detener, o al menos desacelerar, el calentamiento del planeta.

Las áreas que no se estaban quemando estaban sufriendo las consecuencias de un efecto negativo, incluidas las principales ciudades de Rusia, que ahora están cubiertas de humo y tienen una calidad del aire reducida.

 

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Las algas marinas para sustituir el plástico contaminante

Las algas marinas para sustituir el plástico contaminante

About Dimas Ibarra

Periodista. Especializado en la fuente energética y financiera. Consultor en comunicaciones corporativas.

Check Also

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, expresó que se se precisan otras más discusiones sobre el tema de la aplicación de impuestos energéticos en la UE.

Representantes de la UE proponen imponer impuestos al uso energético

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) protagonizaron este fin de …