.
lunes , abril 22 2019
Home / Actualidad / Lady Gaga, la genial extravagancia de una artista

Lady Gaga, la genial extravagancia de una artista

Por Paz Mata

Si su estilo y su persona abarcan un amplio espectro estético, su arte va por el mismo camino. El Oscar la consagra en el universo mítico de Hollywood. Se lo han dado a la mejor canción –Shallow–, por su interpretación en el film Ha nacido una estrella. Además, nueve premios Grammy, un premio BAFTA y un Globo de Oro avalan su carrera musical e interpretativa.

Hasta ahora era famosa tanto por su música como por sus excentricidades. Lo mismo aparecía vestida con lentejuelas que cubierta de piezas de carne de vaca. Adorada y criticada a partes iguales, no hay otra mega estrella de la generación internet que haya sido capaz de conectar con su público tan fácilmente como lo ha hecho ella. Corrieron rumores sobre su sexualidad y se cuestionó su físico, pero ella se mantuvo siempre fiel a su extravagante persona llenando los estadios de todo el mundo.

Hoy, a sus 33 años, lo que menos le preocupa a Lady Gaga son las críticas y mucho menos envejecer, no tener un cuerpo perfecto, una cara simétrica o un pelo envidiable. Lo que le importa es tener una carrera longeva, dejar huella tras su paso y continuar desafiándose. Y en eso está. Aparte de su pasión por la música su sueño de siempre fue ser actriz y finalmente lo ha conseguido. Aunque su debut en la escena fue hace tres años, en la serie de televisión American Horror Story: Hotel, donde daba vida a la demoníaca propietaria de un hotel, papel por el que se llevó un Globo de Oro a la mejor actriz de reparto en una serie televisiva, ha sido su participación en el film Ha nacido una estrella el que ha hecho que todo Hollywood se rinda a sus pies.

Nominada al Globo de Oro y al Oscar por un papel que en su día interpretaran otras luminarias como Janet Gaynor, Judy Garland y Barbra Streisand, la actriz da vida a una joven con una voz magistral en busca del éxito. De ella se queda prendado un veterano rockero (Bradley Cooper) que brilla en el escenario, pero se apaga a base de alcohol y drogas cuando se acaba el show. Él la ayudará a lanzar su carrera musical y de paso encontrará en ella una razón para seguir adelante con su vida. Sin glamour, sin gota de maquillaje y dándolo todo, Lady Gaga se hace con el escenario y, de paso, con la película.

¿Desde cuándo soñaba con ser actriz?

Creo que desde que tengo uso de razón. No hay nada que me apasione más que actuar y ponerme a disposición del arte. Nunca he querido o pretendido controlar el arte, es este el que me controla a mí. Soy una romántica empedernida y cuando estoy con un director trato de darle todo lo que llevo dentro de mí, no me interesa el resultado, ni ver si es bueno o es malo. Actuar me da la libertad de servir a otras personas.

Y ahora que ha conseguido hacer realidad ese sueño ¿qué ha aprendido de esta experiencia?

Que ha sido todo un desafío porque he tenido que indagar en lo más profundo de mi alma y de mi corazón, cosa que nunca antes había hecho, pero teniendo a mi lado a una persona tan extraordinaria como es Brad (Cooper) ha sido todo un honor expresar mi vulnerabilidad. Esta experiencia ha cambiado mi vida y la llevaré siempre en mi corazón.

View this post on Instagram

#LookWhatIFound #AStarIsBorn

A post shared by Lady Gaga (@ladygaga) on

¿Qué le ofrece la actuación que no le proporcione la música?

La actuación me ofrece unos parámetros en los que moverme y para una persona que siempre ha sido una rebelde eso es algo bueno. Yo me puedo pasar de la raya fácilmente (risas) o desviarme hacia la izquierda. Para eso está el director, para enderezarme. Y para alguien que en los últimos tiempos siempre ha estado en posición de control es bueno dejarse llevar y dirigir por otra persona. Es un cambio de postura. ¿Suena muy sexy, no? (ríe).

Ese control parece ejercerlo en todos los terrenos tanto en el personal como en el profesional. Cuando se pronunció en contra del bullying, por ejemplo, consiguió la atención de todos. ¿Hasta qué punto se sirve de la fama para llegar a los demás?

La fama sirve para lo que uno elija hacer con ella. Desde el principio de mi carrera decidí que si iba a subir al escenario para actuar iba a ser honesta con mis convicciones como mujer y como ser humano, daba igual si actuaba frente a cinco o a cincuenta mil personas. En mi vida personal es igual, nunca he hecho nada que no quisiera hacer. Cuando me pronuncié contra el bullying es porque yo también lo sufrí cuando era una cría y me sentí muy sola. Por eso siempre he querido ayudar a la gente que se siente diferente y decirles que no están solos porque diferentes lo somos todos.

¿Qué es lo que más detesta de la sociedad en que vivimos?

Yo provengo de una familia católica e italiana y eso significa que crecí en un mundo en el que el sentimiento de culpa estaba presente. Además sufro de depresión desde pequeña, supongo que heredada de ellos. A medida que iba creciendo me iba encerrando más en mi misma y la música fue el modo de sentirme libre para expresar mi creatividad y todo lo que llevaba dentro. Lo que más me cabrea de este mundo es la crueldad. No entiendo cómo la gente que tiene poder para cambiar las cosas y hacer el bien lo use para todo lo contrario. Me cabrea que la gente pierda el tiempo en internet con cosas superfluas, o que esté constantemente pegada al teléfono y esa adicción por vomitar todo lo que haces y piensas en cada segundo de tu vida. Estamos consumidos por el narcisismo y nuestra propia mierda. 

View this post on Instagram

#AStarIsBorn

A post shared by Lady Gaga (@ladygaga) on

La gente puede pensar que alguien que viste como lo hace usted es un narcisista. ¿Cómo surgió ese modo de expresión a través de la ropa?

La ropa siempre ha sido para mí una expresión de cómo me siento. Si es algo excéntrico y provocador es porque en ese momento me siento así, lo mismo que cuando me pongo algo más clásico y conservador es porque me siento más centrada. Me resulta extraño que la gente me diga que no entiende por qué me visto así, ¿qué es lo que hay que entender? Si visto algo ridículo es porque me siento así. Cuando la gente no es capaz de verme más allá de mi indumentaria me siento como encerrada en una jaula y eso es algo de lo que me estoy liberando.

¿Cómo se mantiene fiel a sí misma cuando todo el mundo tiene un opinión sobre usted?

Hay mucha presión en este medio en el que me muevo. A mí me ocurrió al principio, cuando grabé mi primer video musical, antes de sacar mi primer single, los de la casa discográfica me sugirieron que me operara la nariz. Yo me negué porque me siento muy orgullosa de mi origen italiano y de mi nariz aguileña. El único modo de mantener mi identidad es haciendo lo que yo quiero y no dejándome manipular por los demás, al contrario, hay que desafiar las normas y la imagen que la gente tiene de la mujer en la música pop.

¿Qué significado tienen esos dos tatuajes que lleva en los brazos?

Este (señala el interior del brazo izquierdo) me lo hice en Osaka. Es un homenaje a mi escritor favorito, Rainer Maria Rilke, poeta y filósofo que adoro. Este otro (en el hombro) me lo hice en Tokio cuando colaboré con el legendario fotógrafo japonés, Araki. Araki no fotografió mi imagen, fotografió mi alma. Tengo el honor de ser la primera mujer americana que fotografía y la segunda artista de la música pop, después de Björk.

Una artista, pero sobre todo una estrella de la música pop y ahora también de cine… ¿Se siente así?

Hay momentos en los que soy muy consciente de mi condición de estrella y otros en los que me siento como cualquier otro ser humano. Yo no estoy aquí para ser una estrella, sino para expresar mi voz. Eso es lo que más me importa: tener algo que decir que sirva para mejorar el mundo.

¿Cuándo nació esa estrella que lleva dentro?

Hubo dos momentos, el primero cuando vivía en el lado este del bajo Manhattan, dentro de esa subcultura de artistas que vivían allí y con los que compartía mi vida y mis inquietudes artísticas. No era una estrella, pero yo me sentía como la estrella de Rivington Street (ríe), que era mi calle. Pero creo que la primera vez que realmente me sentí estrella es cuando me vi reflejada en los ojos de mis fans. Fue un momento mágico.

Una nueva dirección

Nacida en Nueva York en 1986, Stefani Germanotta, su nombre de pila, fue una niña prodigio de la música. A los 4 años tocaba el piano, a los 13 escribía canciones, a los 14 se subió por primera vez a un escenario y a los 17 entró en la prestigiosa Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York. Su pasión por la música, sin embargo, restaba tiempo a los estudios y Gaga terminó por abandonar la Tisch para empaparse de la música de Madonna, David Bowie o Queen y sumergirse en el mundo de la música underground de Manhattan. Allí fue descubierta por L.A. Reid, empresario musical. Duró poco esta relación, pero sirvió para darse a conocer en el mundo discográfico. En el año 2008 Gaga se trasladó a Los Ángeles donde grabó su primer álbum, The Fame, en el que Red One produjo el single Just Dance. Con este se colocó en el primer puesto de los Billboard Hot 100. Ahí nació una estrella.

“Me cabrea que la gente esté pegada al teléfono y a internet y esa adicción por vomitar todo. Estamos consumidos por el narcisismo y nuestra propia mierda”

Lady Gaga

En 2010 ganó dos Grammy, al mejor disco de baile –Poker Face– y al mejor álbum de baile electrónico –The Fame–. Con su tercer álbum –Born this way– continuó su permanencia en las listas de ventas, pero su cuarto álbum –Artpop– no corrió la misma suerte. Tras un período de pérdida en ventas de discos y una crisis existencial, Lady Gaga volvió con más fuerza que nunca. Puede que su colaboración con Tony Bennett en el álbum Chick to Chick (2014) y más tarde con Paul McCartney tuviera mucho que ver con este renacimiento de la cantante y compositora neoyorquina.

Su residencia en Las Vegas con el show Enigma llega a su fin. ¿ Qué le animó a sumarse a otras estrellas como Céline Dion, que también lo han hecho?

Fue Elton John el que me animó. Tengo una extraordinaria relación con él, tanto personal, soy además madrina de sus hijos, como profesional. Ver a Elton actuar es como presenciar un acto de magia. Llevo diez años trabajando en esta industria, pero actuar en Las Vegas a mi edad es un gran desafío. He dado todo lo que tengo tanto a mis fans que han venido a verme actuar como a los muchos visitantes que pasan por Las Vegas cada día y han venido a escuchar mi música y entender lo que quiero hacer con mi música.

¿Qué es lo que quiere hacer con ella?

Expresar lo que siento, que es amor, aceptación y sobre todo mostrar mi largo camino tratando de entender y descifrar el enigma de quiénes somos.

¿Qué dirección va a tomar su próximo álbum?

Eso no lo puedo decir porque quiero que sea una sorpresa. Pero el álbum que se ha hecho con la banda sonora de Ha nacido una estrella contiene mucha más música que la película, es un complemento de la película porque te ofrece la versión completa de cada tema que suena en el film. Además del tema Shallow, que ha recibido tantos premios, Bradley y yo tenemos otros duetos que no se escuchan en la película. Lo que hemos hecho es intercalar diálogos de la película con las canciones. De esa manera uno puede experimentar la película al completo en su cabeza.

Con esa voz prodigiosa que tiene, ¿se atrevería a cantar ópera?

Lo he pensado. Yo amo todos los géneros de música y me encanta experimentar con mi voz y ver hasta dónde puedo llegar con ella. Estoy segura que algún día me verán cantar ópera.

¿Y mientras llega ese momento, qué otros sueños le quedan por cumplir?

Sueño con ser madre y tener una gran familia. Sueño con hacer más películas y seguir con mi música. Pero en estos momentos me siento feliz y muy satisfecha. No me obsesiona expandir mi carrera.

¿Qué papel tiene la ambición en su vida?

La ambición es el oxígeno que te impulsa a crecer. Si no hubiera tenido ambición al principio de mi carrera hoy no estaría aquí, porque los rechazos, los errores y las caídas abundan en el camino y para superar los baches y las dificultades hay que tener ambición y tesón. Mi ambición ahora es usar esta plataforma que me ha brindado el éxito y la fama para promover la compasión y la bondad y empoderar a los jóvenes a ayudarse unos a otros, a ayudar a los que tienen problemas mentales para prevenir.

Leer más Cultura en Cambio16.

Puede adquirirla en papel, en digital, suscripción digital y suscripción total

Check Also

líderes independentistas

Pedro Sánchez: “Los líderes independentistas no son de fiar”

A una semana de las elecciones generales, Pedro Sánchez se deslinda de los partidos independentistas …