.
sábado , mayo 25 2019
Home / Lifestyle / ¿Soy como me visto?

¿Soy como me visto?

Por: Sonia Gómez Mas

La imagen personal es algo que preocupa a todo el mundo. Quizá a unos más y a otros menos. Pero cuando eres un personaje público, lo que tu ropa, maquillaje, peinado o accesorios proyecten sobre ti es casi tan importante como tus actos o tus palabras. Piluka de Echegaray lleva años asesorando a personalidades de distinta índole en lo que a estilismo se refiere. Un trabajo tan cuidado y con tan buena crítica, que la propia Academia de Cine española la seleccionó el pasado año para ser la estilista oficial de los Goya 2018.

Este año, De Echegaray ha vuelto a pisar la alfombra roja de la gala trabajando para la marca de cosméticos Sensilis. Una experiencia que le ha permitido vivir esta noche con menos trabajo que el año pasado, aunque con los inevitables contratiempos de última hora. Unos imprevistos que enfrenta “enfocándome siempre en la solución y no en el problema”, asegura.

Piluka de Echegaray se define como experta en imagen personal con formación de coach, pero no es esta la única faceta de su trabajo. Además de asesorar a personalidades públicas y privadas, ejerce de personal shopper y ofrece formación y protocolos de imagen para empresas. Además, realiza asesoramiento en bodas, alfombras rojas y eventos de gran calado. Polifacética, asegura que se aburre haciendo siempre lo mismo, y por eso combina todas las vertientes que su trabajo le ofrece.

“Nuestros diseñadores necesitan más nuestro apoyo, a veces estamos desaprovechándolos”

Uno de sus pilares básicos es realizar cambios de imagen. La estilista explica que su labor radica en “acompañar a personas a mostrarse de forma más acorde a sus necesidades”. Para ella hay algo fundamental en su trabajo y es conocer a la persona que tiene delante. “Yo no puedo trabajar con un maniquí. Me gusta saber con quien estoy hablando, cómo se siente, cómo se quiere sentir y qué quiere que los demás vean. Trabajo desde dentro para fuera”.

Para ella el estilo es subjetivo y no depende tanto de la ropa que se lleve, sino de la actitud. Y es que las alfombras rojas no son más que un escaparate para actores y actrices, y cada cuál decide qué es lo que quiere mostrar con su estilismo, cuidadosamente estudiado. Una tarea, explica, que en ocasiones puede llevar más de un mes de preparación.

Al preguntar si cree que existe diferencia entre la moda de los Oscar y la de los Goya se muestra firme: “en España tenemos grandes diseñadores, pero a veces no tienen tantos recursos como en otros países. Las firmas internacionales tienen detrás grandes empresas con una capacidad económica muy importante. Pero en cuanto a diseño y calidad no tenemos nada que envidiar. Nuestros diseñadores necesitan más nuestro apoyo, a veces estamos desaprovechándolos”. En España, de hecho, asegura que nos vestimos mucho mejor que en otros países. “Estamos muy por encima en cuanto a actualidad y a tendencias”.

“Si la sociedad cambia, la moda tiene que cambiar con ella” 

La reciente cita internacional de la moda, la New York Fashion Week, ha dejado patente la apuesta por la moda genderfluid. Para de Echegaray la moda es una forma de expresión y comunicación. “Si la sociedad está cambiando, la forma de expresarnos debe cambiar también. El cliente comprará aquello que, simplemente, está expresando lo que quiere. Si la sociedad cambia, la moda tiene que cambiar con ella”.

Preguntada acerca de cómo vestiría a la reina Letizia, la estilista asegura que antes debería conocerla, “además ella tiene una serie de limitaciones que antes debería conocer”. La coach asegura que es muy buena en las distancias cortas y que tiene una capacidad empática que la ayuda a entender lo que tiene delante.

Para la estilista la imagen que proyectamos es importante y mucho, aunque haya quien se niegue a aceptarlo. Expertos aseguran que las personas generamos un dibujo de quien tenemos delante en los primeros veinte segundos, por lo que este primer golpe de vista es imprescindible. “En este tiempo no te da tiempo a explicar nada sobre ti, y el ser humano se cree las conclusiones a las que llega, no las que le cuentan” explica.

La asesora de imagen se pone a sí misma de ejemplo: “si yo vengo con un aspecto completamente descuidado y te digo que soy experta en moda, te va a resultar difícil creerlo”. De Echegaray insiste en que no se trata de vestir o cuidarse para gustar a los demás, sino de un acto de comunicación para expresar quién eres y explicar cosas sobre ti en un golpe de vista. Asegura que la mayoría de personas no ha recibido ningún tipo de formación a este respecto y no saben gestionar su imagen, por lo que se visten por intuición. “Casi siempre me he encontrado a personas que no son como visten. Creo que un porcentaje muy elevado de personas son distintas a lo que estamos viendo de ellas”.

Leer más en Cambio16.

Puede adquirirla en papel, en digital, suscripción digital y suscripción total

Check Also

Piaget Sunlight

Piaget Sunlight, alta joyería como homenaje al sol

Piaget ha vuelto a inspirarse en el sol para su nueva colección de joyería Piaget …