domingo , diciembre 15 2019
Home / Actualidad / Aviación y transporte marítimo enfrentan el reto de reducir sus emisiones
Aviación y transporte marítimo
La aviación y el transporte marítimo plantean importantes desafíos para reducir las emisiones, debido a su dependencia de los combustibles derivados del petróleo / Pixabay / Archivo

Aviación y transporte marítimo enfrentan el reto de reducir sus emisiones

Según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), la aviación y el transporte marítimo combinados producen el tres por ciento de todas las emisiones antropogénicas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a nivel mundial. Dentro de este porcentaje, más de dos tercios de las emisiones totales son causadas por el transporte internacional. Y en ese segmento, el envío marítimo internacional comprende la mayor parte.

Sin embargo, la magnitud de las emisiones del transporte marítimo es altamente incierta y potencialmente mucho mayor que las estimaciones de la AIE. Se cree que los datos de ventas de combustibles marinos informados a la AIE y utilizados en estimaciones de emisiones no son confiables. Esto se debe principalmente a los métodos de notificación inconsistentes en países que no son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).

Crecimiento sostenido

Una amplia gama de proyecciones y escenarios muestra que  la aviación y el transporte marítimo crecerán significativamente en las próximas décadas. Ese aumento conllevaría a un incremento en las emisiones de CO2. Todo esto, a pesar de los esfuerzos de mitigación a través de la tecnología, las operaciones y el uso de combustibles bajos en carbono.

Las actividades de aviación, incluidos los vuelos, pero también los propios aeropuertos, ejercen una presión negativa sobre el medio ambiente, incluidas las emisiones de GEI, los contaminantes del aire, la contaminación acústica, la demanda de agua y la generación de residuos.

Sumado a esto, dentro de la UE, las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de la aviación internacional se han más que duplicado desde 1990.

Emisiones en aumento

Las emisiones directas de la aviación representan aproximadamente el tres por ciento de las emisiones totales de Gases de Efecto Invernadero de la Unión Europea. También constituyen  más del dos por ciento de las emisiones globales. Si la aviación en su totalidad fuera un país, se ubicaría entre los 10 principales emisores.

Alguien que vuela de Londres a Nueva York y viceversa genera aproximadamente el mismo nivel de emisiones que la persona promedio en la UE al calentar su hogar durante todo un año.

Para 2020, se proyecta que las emisiones de la aviación internacional global serán aproximadamente un 70 por ciento más altas que en 2005. Además, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) pronostica que para 2050 podrían crecer en un 300-700 por ciento adicional.

En respuesta a esta realidad, las emisiones de CO2 de la aviación se han incluido en el sistema de comercio de emisiones de la UE (EU ETS) desde 2012. Según el EU ETS, que es el régimen multilateral de comercio de emisiones de Gases de Efecto Invernadero más grande del mundo, todas las aerolíneas que operan en Europa, deben monitorear, informar y verificar sus emisiones, y entregar derechos de emisión contra esas emisiones. Reciben derechos comerciales que cubren un cierto nivel de emisiones de sus vuelos por año.

Transporte de mercancías

La navegación se ha colocado durante mucho tiempo en la categoría “difícil de reducir”, en cuanto a las emisiones. Pero los desarrollos tecnológicos en los últimos años han permitido que una  significativa reducción de las emisiones del sector marítimo se convierta en un objetivo políticamente posible. En este contexto, muchos países lo están pidiendo y han tomado medidas para lograrlo.

Los sistemas de propulsión eléctrica a batería en el sector marítimo están evolucionando rápidamente y se están implementando en los sectores de transporte interior, costero y de transbordadores.

El comercio marítimo internacional, por otro lado, casi seguramente requerirá combustibles líquidos de cero emisiones, que están más lejos de la comercialización. Los proyectos piloto están en marcha en varios países de Europa y Asia, así como en Estados Unidos, utilizando hidrógeno y amoníaco generados de manera renovable. Se trata de combustibles que no emiten CO2 cuando se queman, ya que no contienen carbono.

Progreso internacional

La responsabilidad de ocuparse de las emisiones del sector marítimo se ha delegado a una agencia especializada de la ONU: la Organización Marítima Internacional (OMI).

Si bien el progreso en la OMI ha sido lento, en los últimos años muchos países han apoyado públicamente un objetivo neto cero.

En el marco de las negociaciones de la OMI en abril de 2018 en Londres, los estados miembros de la UE acordaron una posición común de apoyar una reducción del 70-100% en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de transporte marítimo de mercancías en todo el mundo para 2050, en comparación con los niveles de 2008.

En última instancia, el acuerdo que surgió de las negociaciones de la OMI fue “al menos” una reducción del 50% para 2050, mientras que “se persiguen los esfuerzos para eliminarlos por completo” en una trayectoria consistente con el Acuerdo de París.

La voluntad política de poner una marca de tiempo anterior en cero neto para el transporte marítimo internacional sigue siendo fuerte, impulsada por los estados insulares del Pacífico y los países de la UE.

Un camino por recorrer

La aviación y el transporte marítimo se han colocado históricamente fuera de la convención climática de la ONU. Esto se debe principalmente a su naturaleza internacional y la dificultad de asignar emisiones a países específicos. Como resultado, el progreso global en la lucha contra las emisiones de estos sectores ha sido lento.

Aunque se están haciendo progresos en la descarbonización del transporte marítimo, parece que la aviación seguirá dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles, debido a la energía necesaria para que las aeronaves lleguen al aire.

 

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Expertos emplazan a la AIE a encarar con más énfasis el calentamiento global

Expertos emplazan a la AIE a encarar con más énfasis el calentamiento global

About Dimas Ibarra

Periodista. Especializado en temas de energía, finanzas, economía y ciencia. Consultor en comunicaciones corporativas.

Check Also

Rafael Mariano Grossi

Organismo Internacional de Energía Atómica: Se necesita más generación nuclear para alcanzar los objetivos climáticos

Se necesita un mayor uso de la energía nuclear baja en carbono para garantizar la …