.
miércoles , octubre 23 2019
Home / Actualidad / CAF fabricará 28 trenes autopropulsados ​​para la ferroviaria francesa SCNF
Intercités
Este pedido, por un importe de 700 millones de euros, puede completarse con un máximo de 75 trenes

CAF fabricará 28 trenes autopropulsados ​​para la ferroviaria francesa SCNF

El fabricante vasco Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) suministrará 28 trenes eléctricos Intercités autopropulsados a la compañía ferroviaria pública francesa Société nationale des chemins de fer français (SNCF). La empresa española fue seleccionada para este contrato, a pesar del intenso cabildeo de su competidor francés Alstom.

Los Intercités, de media y larga distancia, reemplazarán a los trenes Corail, algunos de los cuales tienen más de 40 años, en las líneas París-Clermont-Ferrand y París-Limoges-Toulouse.

El 17 de septiembre, el Comité de Seguimiento formado por la SNCF y la Dirección General de Infraestructuras, Transporte y la Mar, organismo del estado francés, analizó los resultados de la licitación. Con base en sus estudios, colocaron a la oferta de CAF en primer lugar y se pronunciaron en favor de esta.

Por su parte, el Comité de Compromisos de SNCF Mobilités presentó su decisión el 18 de septiembre. A la luz de los resultados de la licitación, consideró que CAF es el adjudicatario preferente.

En virtud de ello, se propondrá a la consideración del Consejo de Administración de SNCF Mobilités el 24 de octubre de 2019.

De acuerdo con la SNCF, la oferta de CAF se ha revelado como la mejor de acuerdo con los criterios de prestaciones técnicas, innovación y coste.

Intercités brindan alto confort y rendimiento

Este pedido, por un importe de 700 millones de euros, puede completarse con un máximo de 75 trenes entregados en cuotas opcionales. De ese total, 15 podrían servir al eje Burdeos-Marsella.

“La oferta de CAF demostró ser la mejor en los criterios de rendimiento técnico, innovación y costo”, explicó la SNCF a través de un comunicado. La empresa tiene programada su puesta en marcha a partir de 2023.

Estos vagones eléctricos, cuya velocidad máxima alcanza los 200 km/h, están especialmente diseñados para las líneas clásicas de la red ferroviaria nacional francesa. Son denominados “trenes de equilibrio territorial” (TET, Intercités).

Según la SNCF, estos trenes tendrán “un alto nivel de confort y equipamiento”. Vendrán equipados con asientos ergonómicos y acceso autónomo para personas con movilidad reducida desde las plataformas. Dentro del tren, habrá disponibilidad de Wi -Fi, enchufes y puertos USB, espacios para diez bicicletas y un área de logística para “comida callejera de calidad”.

En palabras de Agnès Ogier, portavoz del Grupo SNCF: “Es una gran noticia para todos los viajeros en estas líneas de media y larga distancia que proporcionan equilibrio territorial. Los viajeros esperaban con impaciencia la sustitución de los trenes, y de esta forma, podrán beneficiarse de un material de muy alta calidad, nuevo, fiable y confortable”.

Impacto positivo

Esta elección revivirá inevitablemente el debate sobre el futuro del sector ferroviario francés. Consciente de que su decisión será criticada, la SNCF especifica que esta orden permitirá la creación de 250 empleos en las instalaciones de CAF, en Bagnères-de-Bigorre (Altos Pirineos). Allí, la fuerza laboral aumentaría de 100 a 350 empleados.

Además, la SNCF indica que la fábrica francesa, comprada en 2008 por CAF, se convertiría en un verdadero “campus industrial”, que constaría de una fábrica moderna y un centro de capacitación. Y eso en total, la inversión de 30 millones de CAF generaría varios cientos de empleos indirectos.

Los sindicatos de Alstom, que son muy críticos, señalan que la fábrica francesa solo será responsable del montaje. Agregan que el grupo francés no podrá utilizar todos sus conocimientos, desde el diseño hasta la fabricación.

Parte de la fabricación será proporcionada por la fábrica de Beasain, en el País Vasco español.

Inversión y generación de empleo

Más de 30 millones de euros podrían ser invertidos en Bagnères por parte de CAF. En total, se crearían varios cientos de empleos indirectos para este proyecto tanto en CAF como en sus proveedores franceses.

Los primeros 28 trenes deberán entrar en servicio a partir de 2023, cuando comenzarán a reemplazar a los actuales, de más de cuarenta años de antigüedad.

SNCF destinará las nuevas unidades a explotar las conexiones entre París y Clermont Ferrand, así como entre la capital, Limoges y Toulouse.

Este contrato y los logrados en las últimas semanas se suman a la cartera de pedidos que la compañía contaba al cierre del pasado mes de junio, valorada en 8.535 millones de euros.

Intercités es la denominación que reciben en Francia los trenes convencionales de larga distancia de la compañía SNCF.

 

Para más información visite Cambio16

Lea también:

La primera bicicleta de hidrógeno ofrece nuevo impulso a la movilidad sostenible

La primera bicicleta de hidrógeno ofrece nuevo impulso a la movilidad sostenible

About Dimas Ibarra

Periodista. Especializado en la fuente energética y financiera. Consultor en comunicaciones corporativas.

Check Also

Tormenta eléctrica ocasionada por la DANA en el cielo de Santa Eulalia del Río en Baleares/Twitter

DANA se extiende con lluvias torrenciales hacia el norte y deja ya un fallecido

Mientras el temporal causado por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) se extiende hacia …