.
domingo , noviembre 17 2019
Home / Actualidad / Crece el descontento en Bolivia tras los dudosos resultados electorales
Miles de personas han salido a las calles de Bolivia para protestar contra el fraude electoral.

Crece el descontento en Bolivia tras los dudosos resultados electorales

La situación política en Bolivia es tensa. Evo Morales, afín a los regímenes dictatoriales del continente americano, se ha proclamado presidente bajo circunstancias muy dudosas, lo que ha encendido las calles del país.

El camino de Morales provoca diversos cuestionamientos sobre la legalidad de su reelección. El supuesto fraude ocurrido este lunes es solo la punta de un ‘iceberg’ de maniobras políticas que el oficialismo ha ejecutado para seguir en el poder.

Posible fraude electoral en Bolivia

Las elecciones presidenciales se llevaron a cabo el domingo de manera normal. En horas de la noche, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) declaraba de manera preliminar que a Morales no le alcanzaba para ganar en primera vuelta, según el escrutinio parcial con 84% de las actas. El Movimiento al Socialismo (MAS) del presidente había obtenido 45,28% de los votos, mientas que el partido Comunidad Ciudadana (CC) de Carlos Mesa obtuvo el 38,16% de los sufragios.

Luego de este primer anunció de resultados, el TSE procedió a suspender el escrutinio de los votos hasta nuevo aviso. El anuncio del ente electoral encendió las alarmas de la oposición boliviana y de la Organización de los Estados Americanos (OEA). En ningún momento hubo una justificación para la suspensión del conteo de votos.

Unas 24 horas después, en la tarde de este lunes, el TSE volvía a anunciar los resultados tras la suspensión. Esta vez,  Evo Morales lideraba las elecciones con más de 95% de las actas escrutadas. El supuesto resultado parcial aumentaba la ventaja de Morales y se anunciaba como ganador definitivo, en la primera vuelta de la elección.

Los segundos y dudosos resultados le dan a Morales 46,85% de los votos frente a 36,74% de Mesa. El sistema electoral de Bolivia le da la victoria en la primera vuelta al candidato que con más de 40% de votos supere por 10 o más puntos al segundo. En este caso, Evo Morales superaría a Mesa con solo 11 décimas.

Camino de ilegalidades

Evo Morales, siguiendo los casos de ilegalidades del régimen de Venezuela, llegó a esta elección luego de haber realizado varias maniobras políticas y jurídicas para garantizar su reelección.

Al igual que en Venezuela, en Bolivia no existía la figura de la reelección. El mandatario boliviano, electo en 2006, buscó inmediatamente reformar la Carta Magna de su país. Luego de mucha polémica, manifestaciones y enfrentamientos en las calles que dejaron muertos y heridos, se acordó incluir en la Constitución la figura de la reelección solo por una vez, lo que permitía a Evo Morales ser presidente en un segundo término, es decir, hasta 2014.

El mandatario indígena afirmó en reiteradas oportunidades que luego del 2014 dejaría el poder sin problemas. No fue así. Ya durante su segundo periodo, el Ejecutivo comenzó a reclamar que ese periodo en realidad no era su segundo mandato, sino el primero, ya que durante su etapa de 2006 al 2010 fue el momento en donde se cambió la conformación del Estado. Es decir, el periodo 2006-2010 no contó.

“Se ha realizado la refundación del Estado como un Estado Plurinacional y esa refundación ha generado una nueva Constitución Política del Estado que contempla un nuevo orden”, sentenció el Tribunal Constitucional, denunciado por los líderes opositores por estar viciado a favor del oficialismo. Morales tenía luz verde para una nueva elección. En 2014 volvería a ganar.

Posteriormente, en 2016, el oficialismo volvería a demostrar sus ansias de quedarse en el poder. Evo Morales lanzó un nuevo referéndum para convalidar la reelección indefinida. Sin embargo, el oficialismo sufriría una durísima derrota. La reelección se desactivó por la vía electoral.

No obstante, el oficialismo acudió una vez más al Tribunal Constitucional argumentando que esa decisión popular atentaba contra los derechos políticos del presidente. Una vez más, el principal tribunal de Bolivia convalidaría las peticiones de Morales, permitiéndole lanzarse en este 2019 a otra reelección.

Violencia oficial

Ya Evo Morales es el hombre con más tiempo en el poder en Bolivia. El mandatario supera a los caudillos y dictadores militares de los siglos XIX y XX. En caso de convalidarse los fraudulentos resultados, el indígena duraría hasta 2025. Y no se duda que lo haga por mucho tiempo más, visto los antecedentes.

Carlos Mesa, candidato opositor, llamó a la gente a las calles para defender los resultados y garantizar una justa segunda vuelta electoral. El oficialismo también sacó su gente a las calles, y han desatado actos de violencia contra opositores.

Tuto Quiroga, expresidente de Bolivia, ha denunciado a la comunidad internacional el fraude perpetrado por el oficialismo. “Morales quiere robarse la Presidencia ante los ojos de la misión de la OEA”, aseguró de manera tajante a la cadena NTN24.

“Lo que estamos viendo en Bolivia es un hombre obcecado por el poder que por primera vez en la región se busca un cuarto mandato violando la Constitución y desconociendo un referéndum. Ahora intenta robarse la Presidencia”, agregó el expresidente.

Violencia en las calles

Waldo Albarracín, rector de la Universidad Mayor de San Andrés y miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, fue agredido en la cabeza por parte de las fuerzas de choque de Morales.

“Exigimos los derechos y recibí gas en el rostro y alguien se acercó, no logré verlo y me dio un golpe en la cabeza queriendo causar una mayor herida”, denunció Albarracín en un video difundido en las redes sociales.

“Yo quiero decirle al MAS que su dictadura no va a durar y que este pueblo que está aquí no le va a permitir que sigan cometiendo atropellos. ¡Viva la democracia!”, agregó.

Michael Kozak, subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, afirmó que su país “rechaza los intentos del Tribunal Supremo Electoral de subvertir la democracia de Bolivia al retrasar el conteo de votos y tomar medidas que socavan la credibilidad de las elecciones bolivianas”.

UE expresó su preocupación

Este martes, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, afirmó que “la interrupción inesperada” del conteo de votos este domingo en Bolivia, generó “serias preocupaciones”.

A través de un comunicado, Mogherini se refirió a la necesidad de abordar de forma rápida esta situación.

“Esto es vital para garantizar la credibilidad del proceso electoral, asegurar la confianza de los votantes y respetar la voluntad del pueblo boliviano”, indicó.

Mientras, la OEA convocó a una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente para este miércoles.

La situación en Bolivia pica y se extiende. La población democrática teme que su país se convierta en el espejo de Venezuela.

Para más información visite Cambio16.

Lea también: Violencia social atizada por los rojos en América Latina desafía a gobiernos

Violencia social atizada por los rojos en América Latina desafía a gobiernos

About José Ricardo Calvo

Venezolano nacido en Caracas. Periodista en Cambio16 con especial dedicación a la fuente internacional. También redacto sobre temas del área política, deportiva, financiera y de información general. Cobertura de la coyuntura política y socio-económica de Venezuela. Escribo y analizo sobre Fórmula 1.

Check Also

Thiem, superlativo: despacha a Zverev y busca el título en Londres

Cuando Dominic Thiem comenzó la semana venciendo a Roger Federer por tercera ocasión consecutiva este …