Paloma Martín asegura que ya han iniciado el proceso que encamina a Madrid hacia la economía circular

“La prioridad es converger con las grandes regiones europeas en la preservación del capital natural de Madrid”

Paloma Martín, Consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad autonómica, señala que el Gobierno autonómico ha asumido la defensa del medio ambiente como compromiso fundamental. El objetivo es que la Comunidad de Madrid esté también a la cabeza de Europa como referente de desarrollo sostenible

Quiero agradecer a Cambio 16, en mi nombre y en el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, su amabilidad al habernos invitado a intervenir en su Congreso Internacional de Sostenibilidad del Medio Ambiente.

La publicación organizadora de este Congreso tiene ya una larga historia. Entre otras cosas, porque ha sabido adaptarse al signo de los tiempos.

En nuestro imaginario colectivo está su papel durante la Transición. Desde entonces ha mantenido el pulso de la actualidad, al seguir aportando información y análisis sobre las grandes cuestiones de interés general. Sin duda es el caso del medio ambiente.

Madrid, región singular de España

Al evocar la primera época de Cambio16, me gustaría tener también aquí un recuerdo para los padres de nuestra Constitución. Hace más de 40 años tuvieron la visión de incluir, entre los principios rectores de la política social y económica, el artículo 45. Este consagra el derecho de los españoles “a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”, así como “el deber de conservarlo”.

Además, en este artículo, los constituyentes nos encomendaron a los poderes públicos velar “por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente”. Como dejó muy claro nuestra presidenta Isabel Díaz Ayuso en su investidura, el Gobierno madrileño ha asumido esta misión como uno de sus compromisos fundamentales para la presente legislatura.

La Comunidad de Madrid es una región singular en España. Y lo es por sus características territoriales, socioeconómicas y las propias de una región que alberga la capital de España. El desafío no es menor: 6 millones y medio de madrileños vivimos en 8.000 km2, con un área metropolitana muy extensa y una ratio de población por municipio seis veces superior a la media nacional.

Por la preservación ambiental

Somos una región competitiva, a la vanguardia de los índices de competitividad regional de la Unión Europea. Esto debido en buena parte a la estabilidad económica, la fortaleza de las instituciones, las infraestructuras, el desarrollo tecnológico y la potencia de nuestro tejido empresarial.

Además, en términos generales, Madrid es la región más innovadora y emprendedora de España, al concentrar:

  • Más del 26% del gasto en I+D+i nacional
  • El mayor porcentaje de empleos de alta tecnología y de empresas en este sector.
  • Y un gran mercado que permite aprovechar las economías de escala.

Si a ello le añadimos los retos planteados a nivel europeo e internacional de transición energética, descarbonización y calidad del aire, la responsabilidad de garantizar un desarrollo equilibrado es enorme.

Gobierno de Madrid: dos retos sustanciales

El Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene, por tanto, planteados dos retos sustanciales:

El primero de ellos, integrar los objetivos medioambientales con los objetivos económicos y sociales.

Con el PIB per cápita más alto de España, con un importante tejido empresarial, y la presencia en Madrid de las principales multinacionales españolas y extranjeras, hemos de trabajar para encontrar el equilibrio y las sinergias entre el crecimiento económico, la cohesión social y la sostenibilidad ambiental.

El segundo de los retos de este Gobierno es realizar una transición inteligente hacia una Comunidad verde.

Estrategia hacia la sostenibilidad

Si queremos converger con las grandes regiones europeas a la hora de preservar nuestro capital natural, así como en los desafíos que plantean el cambio climático o la economía circular, hemos de realizar una transición ordenada y efectiva hacia la sostenibilidad.

Estamos trabajando en una estrategia vertebradora que va a marcar nuestra política medioambiental. Entre sus grandes ejes me gustaría destacar dos que han sido objeto de especial atención en este Congreso:

  • Uno es avanzar hacia un modelo de producción y consumo más sostenible, basado en la economía circular.
  • El otro, se centra en el cambio climático, la eficiencia energética y la movilidad sostenible.

Por lo que se refiere al primero de estos ejes estratégicos, queremos cerrar el círculo de la producción y el consumo y generar valor transformando los residuos en recursos.

Debemos optimizar los recursos disponibles para que permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo y reducir así la generación de residuos.

Objetivos medioambientales de Madrid

En este terreno nos hemos marcado como principales objetivos:

-Implantar los principios de la Economía Circular, como base para la creación de nuevos modelos de producción y consumo.

– Transformar la cultura de usar y tirar, mediante un cambio de hábitos y la aplicación de nuevas tecnologías.

– Apostar por la prevención y reducir la producción de residuos en las distintas fases del ciclo de producción y consumo.

– Y conseguir una adecuada gestión de todos los flujos de residuos, aplicando medidas específicas para cada sector.

Un camino marcado por la UE

La Unión Europea nos marca un camino que debemos seguir, no tanto por obligación, como por entender que es una oportunidad singular de convertir la gestión de los residuos domésticos de la región, en el catalizador de un proceso que permita una transición más rápida hacia la economía circular.

La cantidad de residuos generados está condicionada fundamentalmente por la población y la economía del país. Si los 28 países de la Unión Europea generan en conjunto más de 2.500 millones de toneladas al año, España genera casi 130, 5% del total.

En el caso concreto de los residuos municipales, España genera 432 kilogramos por habitante al año, lo que nos sitúa ligeramente por debajo de la media de la UE, en un ranking que encabeza Dinamarca con 781 kilos por habitante y cierra Rumanía con 272.

Dificultades por superar

En cuanto al tratamiento de residuos en Europa, entre 1995 y 2017 se duplicaron los ratios de reciclaje y compostaje. La tasa media de los países de la Unión Europea es de 46%, aunque en España solo es del 30%, cifra en la que llevamos estancados una década.

En nuestro país nos encontramos con algunas dificultades que será necesario superar:

  • La existencia de barreras regulatorias al uso de materias primas secundarias y ausencia de incentivos que apoyen la transición a la “circularidad”.
  • La falta de incentivos fiscales que apoyen la transición hacia la economía circular.
  • O insuficientes infraestructuras para tratar los residuos y recuperar sus recursos. Son necesarias economías de escala que abaraten la obtención de materiales secundarios para que sean competitivos.

Madrid hacia la economía circular

Sin embargo, es indudable que la implantación de la economía circular no solo representa una oportunidad para las empresas, sino que beneficiará a toda la sociedad, al implicar una reducción de los impactos ambientales resultantes de la extracción de materias primas, la fabricación, el uso y la eliminación de productos.

No debemos olvidar que el reciclado, la reutilización y la reparación siempre han estado presentes.

El gran reto que nos planteamos desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid es culminar la transición de la economía lineal a una economía circular basada en un modelo de producción y consumo mucho más sostenible.

No será un proceso fácil y exigirá el compromiso de todos los agentes implicados. ¿Cómo queremos llevarlo a cabo?

Pasos del compromiso

  • Realizaremos un diagnóstico de la situación, con estudios y análisis rigurosos de los principales sectores económicos de la Comunidad de Madrid para determinar los procesos y flujos de materias primas, productos y energía en los que deben cerrarse los ciclos.
  • Promoveremos un marco regulatorio que proporcione soporte e impulse la transformación circular.
  • Implantaremos programas de información, formación e innovación, así como actuaciones de prevención para minimizar la generación de residuos en origen.
  • Desarrollaremos planes de gestión por tipo de residuo que nos permitirán gestionar de forma adecuada los distintos flujos de cada sector.
  • Promoveremos la participación de todos los agentes en la implantación del marco regulatorio y de los principios de la Economía Circular, tanto en el sector público como en el privado.
  • Y vamos realizar un esfuerzo económico sin precedentes, destinando a las tres mancomunidades de tratamiento de residuos de la Comunidad de Madrid cerca de 450 millones de euros, para la construcción de nuevas y modernas infraestructuras de tratamiento que nada tienen que ver con los actuales vasos de vertido.

Eje estratégico, cambio climático

Dentro de esta transición hacia un modelo de producción y consumo más sostenible, me gustaría destacar el papel del Canal de Isabel II, una gran empresa madrileña que, a través de la gestión del ciclo integral del agua, está llamada a ser un decisivo vector de eficiencia, sostenibilidad y fomento de la economía circular.

En cuanto al otro gran eje estratégico, el centrado en el cambio climático y la calidad del aire, queremos potenciar la reducción de emisiones en sectores clave, como son los sectores difusos. El primero de ellos, el transporte, pero también residuos, agricultura, sector residencial o la Administración.

Para ello nos hemos marcado los siguientes objetivos:

-Promover políticas en materia energética que fomenten la reducción del consumo y la sostenibilidad del sistema.

– Evolucionar progresivamente hacia una energía más eficiente y con menores emisiones.-

-Y, muy especialmente, apostar por una movilidad sostenible que permita la reducción de emisiones, mejorando así la calidad de vida de los ciudadanos.

Madrid, la de menos emisiones en España

He de decirles que aquí, en Madrid, se dan todas las circunstancias necesarias para el desarrollo de una movilidad sostenible. La Comunidad de Madrid quiere estar a la vanguardia de las regiones más avanzadas y alineadas con la tendencia en movilidad de bajas emisiones.

Madrid en términos de emisiones per cápita se sitúa entre las menos emisoras de España, siendo su contribución entorno al 6% de las emisiones totales nacionales.

Pero también es cierto que nuestra Comunidad es una gran consumidora de energía debido a su gran actividad económica, produciendo el 4% de la energía que consume.

Nuestras emisiones principales se centran en los sectores difusos, siendo el transporte, con un parque móvil que supera los 4 millones de vehículos, aún mayoritariamente de diésel, uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos.

Es indudable que, en relación a la movilidad, nos encontramos en un momento clave para avanzar en la descarbonización del transporte.

Liderazgo en innovación y eficiencia energética

Más de 30% de los vehículos eléctricos de toda España están en Madrid. Esto demuestra una vez más que nuestra región lidera la innovación y los cambios tecnológicos como Comunidad abierta a las de-mandas de nuestra sociedad.

Confluyen, por tanto, todas las condiciones para que Madrid sea la mejor región donde poner en práctica planes de movilidad sostenible. Y esto no es sino innovación, desarrollo y eficiencia energética desde la iniciativa industrial y empresarial.

Asumir el reto de un cambio hacia energías limpias

La apuesta por una nueva movilidad y por un modelo energético más limpio y más eficiente no es una moda. Es una tendencia sin marcha atrás y una herramienta esencial para avanzar hacia el objetivo de la neutralidad de carbono fijada por la Unión Europea.

El papel que debe jugar el Gobierno de la Comunidad de Madrid es el de impulsar esta transición. Aunque para ello sea necesario definir a nivel nacional el marco legal de referencia, que dé certidumbre y estabilidad a toda la cadena de valor industrial y también a los ciudadanos como usuarios finales.

Nuestro reto y nuestro compromiso con los madrileños es alcanzar esta neutralidad de carbono. Eso sí, haciendo compatible la libertad individual con un cambio de modelo que apueste por la movilidad sostenible y las energías limpias. ¿Cómo vamos a hacerlo?

Mediante un nuevo marco normativo en materia de eficiencia energética.

La Comunidad en acción

  • Desarrollaremos un plan para la mejora de la eficiencia energética en edificios públicos.
  • Trabajaremos en un nuevo Plan Energético de la Comunidad de Madrid 2030, que contemple, entre otras medidas, ayudas para la instalación de paneles solares destinados al autoconsumo, un Plan Renove de rehabilitación energética de viviendas y un Plan de Eficiencia Energética en Polígonos Industriales.
  • Seguiremos incentivando la adquisición de vehículos bajos en emisiones, tanto para profesionales –caso de los taxis o las furgonetas de transporte-, como de los particulares. De hecho, durante los últimos cinco años, hemos destinado 12 millones de euros a este capítulo.
  • El Gobierno regional, con carácter ejemplarizante, también incrementará el porcentaje de vehículos bajos en emisiones dentro de la flota institucional de la Comunidad de Madrid. En este sentido quiero destacar el importante esfuerzo realizado por el Canal de Isabel II. Este ya cuenta con 69 vehículos eléctricos y prevé renovar el 100% de su flota en el plazo de dos años.
  • Además, vamos a potenciar la Mesa para el Vehículo Eléctrico, creada hace dos años por el Gobierno regional, que pasaremos a denominar Mesa para el Fomento de la Movilidad Eléctrica. Queremos que constituya un foro estable de diálogo y estudio entre el sector público y privado, para superar las barreras que frenan actualmente su avance.
  • Entre estas barreras está la necesidad de desarrollar una red de carga de acceso público, complementaria a la privada. Y es necesario analizar su oportunidad y cómo y dónde implementarla.

Madrid apuesta por la sostenibilidad

En este terreno, la evolución de la tecnología y la digitalización van a hacer que aspectos tales como el big data o la inteligencia artificial, sean determinantes para desarrollar sistemas inteligentes de recarga y contribuir así a la transformación de la movilidad del futuro.

En definitiva, desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid apostamos por la sostenibilidad en los diversos sectores de la actividad económica, reforzando nuestro compromiso con la economía circular y la mejora de la calidad del aire.

Lo vamos a hacer desde el diálogo, el res-peto a la libertad individual y la colaboración con el sector privado, la industria y los centros de conocimiento científico-técnico. Evitando prohibiciones y con un enfoque positivo e incentivador.

Aunque todavía quede mucho por hacer, con la participación de todos, y con la ayuda de congresos como éste, debemos seguir analizando y abordando los retos políticos, económicos y sociales que nos plantea la mejora del medio ambiente.

 

Lea más sobre este y otros contenidos en la edición 2.262 de Cambio16

Puede adquirirla impresa, en digital, suscripción digital y suscripción total.

 

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Cambio 16

Phone Number:

+3491087757

Email Address:

[email protected]

Avatar
Cambio16 es un medio de comunicación líder y de referencia global, fundado en 1971, cabecera decana de las revistas de actualidad y análisis en España y la de mayor proyección internacional en idioma español. Desde su primera edición, cada número ha estado orientado a desarrollar temas esenciales de interés nacional e internacional para ofrecer a la opinión pública contenidos comprometidos con los valores democráticos, el respeto y la aplicación del Estado de derecho, la justicia, la defensa de los derechos humanos y la conservación del medio ambiente, entre otros principios y derechos fundamentales que definen nuestra línea editorial.

Check Also

Restricciones en España

Con mayores restricciones España busca detener la propagación del coronavirus

En el resto del mundo, las Américas se mantiene como el epicentro de la pandemia, con los Estados Unidos y Brasil como los países más afectados.