.
lunes , septiembre 16 2019
Home / Actualidad / La relevancia del gas natural en la gestión ambiental
Naturgy

La relevancia del gas natural en la gestión ambiental

Si 2018 fue un ejercicio de relanzamiento, un año en el que Naturgy definió las bases de su transformación para convertirse en un referente internacional, 2019 será el momento de la consolidación de una hoja de ruta hasta 2022 y un plan de acción claro para la creación de valor basado en la transparencia y la simplicidad, la eficiencia y reducción de costes, la disciplina de capital y el accionista. La apuesta por la energía renovable es una parte importante de este planteamiento. Solo en el mercado nacional, Naturgy destinará a estos efectos 1.000 millones de euros hasta 2020.

El nuevo Plan Estratégico de Naturgy 2018-2022 considera que la transición energética es una oportunidad y hace una clara apuesta por el crecimiento en energías renovables, la electrificación, la eficiencia energética y el papel del gas natural como vector fundamental hacia una economía baja en carbono. En este contexto, la gestión ambiental de la compañía se articula sobre tres ejes prioritario:

  • Eje clima y aire: Contribuir a la transición energética, a la mitigación del cambio climático y a la mejora de la calidad del aire.
  • Eje economía circular: Impulsar la ecoeficiencia en el uso de los recursos para reducir impactos ambientales negativos.
  • Eje capital natural y biodiversidad: Fomentar la conservación del patrimonio natural y cultural.

En materia de clima y aire, actuamos para reducir las emisiones directas de gases de efecto invernadero de la compañía, que en 2018 fueron un 11% menores que en el año anterior por la mayor generación renovable.

Además de las energías renovables, que estamos impulsando con nuevos proyectos para triplicar en 2022 nuestra potencia instalada, consideramos que el gas natural es un elemento fundamental dentro del marco de transición energética que afronta el sector. En primer lugar, porque sustituye a otros combustibles más intensivos en carbono y otros contaminantes, mitigando el cambio climático y mejorando la calidad del aire. En 2018, el gas natural distribuido y comercializado por Naturgy ha sustituido a combustibles de mayores emisiones (carbón y derivados del petróleo), evitando la liberación de un total de 117 millones de toneladas de CO2 y de otros contaminantes atmosféricos, como SO2 , partículas y NOx.

El gas natural aporta también soluciones maduras tecnológicamente en el sector transporte, siendo una alternativa real a día de hoy, que no solo mejora la calidad del aire en los entornos urbanos, sino que representa un ahorro económico a sus usuarios. Asimismo, el gas es una palanca de competitividad industrial a través de la cogeneración y trigeneración de alto rendimiento.

La economía circular es el segundo eje ambiental estratégico de Naturgy. Impulsar la ecoeficiencia en el uso de los recursos, la energía y el agua es básico para minimizar la contaminación, los residuos y los impactos ambientales negativos sobre los ecosistemas y las personas.

Para ello, trabajamos potenciando la eficiencia energética, tanto en instalaciones propias como en las de nuestros clientes. Asimismo, impulsamos la ecoeficiencia en nuestros procesos, para ahorrar recursos naturales, reducir la contaminación y minimizar y revalorizar los residuos. Un ejemplo paradigmático es la utilización de aguas residuales urbanas para el funcionamiento de cuatro centrales de ciclo combinado, en México y España, que se encuentran en zonas de alto estrés hídrico, evitándose el consumo de agua dulce. La utilización de agua reciclada en estas centrales ha supuesto un ahorro de 20,6 hm3 los últimos tres años, lo que equivale a 8.228 piscinas olímpicas.

Otra de las líneas de innovación clave de la compañía para fomentar la economía circular es el gas renovable. Este gas es neutro en CO2, ya que se genera, o bien a partir de los excedentes de electricidad producidos por las instalaciones renovables en momentos de baja demanda, o a partir de residuos orgánicos. Sus características son similares a las del gas natural convencional, por lo que puede inyectarse a la infraestructura gasista existente y ser utilizada por el consumidor en cualquiera de los puntos de conexión.

La producción de gas a partir de residuos orgánicos es una solución ya implementada en Europa, con más de 18.000 plantas de producción de biogás. El desarrollo de gas renovable a partir de residuos orgánicos sería una solución idónea para España
que, según SEDIGAS, podría cubrir el 64% de la demanda actual de gas natural doméstico/comercial.

España es el primer productor de ganado porcino en Europa, con más de 28 millones de cabezas y una generación de purines por encima de los 50 millones de toneladas al año. La transformación de estos residuos en gas renovable evitaría los impactos ambientales producidos por la aplicación directa de los purines en el terreno, como contaminación de las aguas, malos olores y emisiones de metano por la degradación bacteriana de la materia orgánica, pudiendo incluso ser un sumidero de carbono. Además, el biogás tiene también un impacto muy positivo sobre la actividad económica en el ámbito rural.

Así, la compañía tiene en marcha diversas iniciativas para generar biometano a partir de residuos orgánicos, como la planta de La Farfana, en Chile, que es la mayor de toda América Latina, o las plantas piloto de Arazuri (Navarra) o Bens en Galicia, que funcionan a partir de aguas residuales.

Naturgy también está comprometida con la conservación del capital natural, la biodiversidad y el patrimonio cultural en los entornos de sus instalaciones, con especial atención a los espacios y especies protegidas. Para ello, desde la fase de diseño de los proyectos realizamos estudios ambientales y arqueológicos previos, con el objetivo de prevenir y reducir los impactos negativos del ciclo completo de vida. Asimismo, se establecen medidas para mitigar o compensar los impactos de las instalaciones sobre el entorno natural y el patrimonio cultural, sobre todo en aquellas que están en el área de influencia de zonas de alto valor o protegidas.

Durante el año 2018, hemos desarrollado más de 300 iniciativas de biodiversidad a nivel internacional, que incluyen estudios de seguimiento del estado ambiental y ecológico del entorno de las centrales, en la que se constata que el impacto en el entorno es admisible.

La gestión ambiental vertebrada en los tres ejes estratégicos ha permitido a Naturgy mantenerse en posiciones de referencia en los principales índices de sostenibilidad, como el Dow Jones Sustanibility Index, en el que somos en 2018 líderes mundiales en el sector Gas Utilities por segundo año consecutivo. Además, Naturgy ha sido reconocida por CDP, el índice más prestigioso en materia de clima, obteniendo la máxima calificación de CDP (A List); siendo la única compañía energética española y una de las cinco utilities a nivel global en conseguirlo, de las 6.937 empresas que han participado.

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Naturgy perdió 2.822 millones de euros en el ejercicio 2018

About Francisco Rios

Check Also

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, expresó que se se precisan otras más discusiones sobre el tema de la aplicación de impuestos energéticos en la UE.

Representantes de la UE proponen imponer impuestos al uso energético

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) protagonizaron este fin de …