viernes , marzo 22 2019
Home / Actualidad / Junta Electoral ordena a Colau retirar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento
Lazo amarillo
La burgomaestre tiene un plazo de 12 horas para cumplir el dictamen

Junta Electoral ordena a Colau retirar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento

La Junta Electoral de Zona de Barcelona ha ordenado a la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, que retire el lazo amarillo que preside la fachada del Ayuntamiento. Le dan para ello un plazo de 12 horas. El organismo ha actuado así,  luego de una solicitud del líder del PP en el Consistorio de la ciudad, Alberto Fernández.

En la resolución, se destaca que su propósito es cumplir con el deber de neutralidad política de los poderes públicos, ante las elecciones generales del 28 de abril.

El órgano quiso que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, hiciera esto mismo con toda la simbología independentista  visible en los edificios dependientes del Govern. La orden incluía las banderas esteladas. Sin embargo, el funcionario optó por desobedecer.

La madrugada de este jueves, encapuchados lograron retirar el lazo. Ada Colau ordenó reponerlo.

La disputa por el lazo amarillo

Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, impidieron a un grupo de ciudadanos la retirada de la pancarta con el lazo amarillo de la fachada del Consistorio. El hecho ocurrió en la madrugada de este jueves. Este cuerpo de policía depende del Ayuntamiento.

Un vídeo que registra los hechos se ha vuelto viral en las últimas horas en las redes sociales. Los hechos muestran el apoyo con el que contaría el separatismo catalán entre algunos altos funcionarios de la región. “Los de Artós” ha sido el grupo que ha reivindicado la retirada del lazo amarillo en las redes sociales. También ha denunciado la actitud de la policía barcelonesa.

Desde el Ayuntamiento han justificado esta acción en que el Consistorio no ha recibido ningún requerimiento de la Junta Electoral Central (JEC) para que retiren este símbolo. Afirman que, por ello, lo han vuelto a colocar.

La Junta Electoral señala que sigue los mismos criterios que motivaron la resolución contra Quim Torra para que retirara los lazos amarillos y las esteladas de los edificios de la Generalitat.

Garantizar la neutralidad de organismos públicos

Los lazos amarillos y las esteladas en los edificios públicos fueron prohibidos por la Junta Electoral Central (JEC).

El órgano subraya que “durante los periodos electorales los poderes públicos están obligados a mantener estrictamente la neutralidad política y, por tanto, deben abstenerse de colocar en edificios públicos y otros lugares de titularidad pública, símbolos que puedan considerarse partidistas, y deben retirar los que se hubieren colocado antes de la convocatoria electoral”.

Ese criterio resulta aplicable “a cualquier símbolo partidista, sean banderas, lazos, pancartas o cualquier otro que permita su identificación con alguna de las candidaturas concurrentes a las elecciones”. Así lo sostiene la Junta Electoral.

La retirada debe producirse “en la mayor brevedad posible y, en todo caso, antes de 12 horas desde la notificación”. Así lo especifica la Junta. El organismo considera que los lazos amarillos en el mobiliario público y otros símbolos y pancartas vulneran “flagrantemente la neutralidad” del Ayuntamiento al “exteriorizar la ideología de determinados partidos y personas que concurren a las elecciones, pero no la de la totalidad de la ciudadanía”.

 

Enfrentamiento de Torra

La resolución de la Junta Electoral recoge la misma doctrina de la Junta Electoral Central. Esta instancia ya ordenó a la Generalitat retirar también el lazo amarillo de su fachada.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, optó por desobedecer la orden. Este miércoles, envió un escrito a la JEC. En el documento, protesta porque se exija su retirada.

En un comunicado, también defendía que la ‘estelada’ es símbolo de un anhelo de libertad. También que constituye una reivindicación “democrática, legítima, legal y no violenta”. Aseguró que la obligación de retirarla constituye una censura a la libertad de expresión por parte del Estado.

Quim Torra y otros altos funcionarios del Gobierno catalán se exponen a multas de 300 a 3.000 euros. Pueden afrontar incluso una denuncia por desobediencia en Fiscalía. Todo ello si no retiran los lazos amarillos y banderas “esteladas”, tras la decisión de la Junta Electoral Central.

 

Para más información visite Cambio16.

Lea también:

Manifestantes y policía chocaron durante protesta en Barcelona contra el juicio del “procés”

 

Check Also

Adrián Cordero es nombrado Director de Desarrollo Corporativo de BBDO España

BBDO España reforzó sus filas con la incorporación de Adrián Cordero, quien será el nuevo …