.
miércoles , julio 17 2019
Home / Actualidad / Sánchez busca negociar y se fija la investidura para el 22 y 23 de julio
Para el 23 de julio el Congreso de los Diputados hizo la convocatoria para decidir en primera instancia sobre la posible investidura de Pedro Sánchez de nuevo en la Presidencia.
Para el 23 de julio el Congreso de los Diputados hizo la convocatoria para decidir en primera instancia sobre la posible investidura de Pedro Sánchez de nuevo en la Presidencia.

Sánchez busca negociar y se fija la investidura para el 22 y 23 de julio

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, someterá a debate su posible investidura el próximo 22 de julio. La primera votación se hará el martes 23 y la segunda el jueves 25 de julio.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, notificó telefónicamente a Sánchez que en efecto hará la convocatoria al pleno para su probable investidura.

Aunque hasta este martes no cuenta con suficiente respaldo parlamentario para su reelección, Sánchez gana tiempo para seguir asegurando simpatías políticas que contribuyan a su investidura. En tanto, sus negociaciones con Unidas Podemos, en apariencia, se mantienen sin progresos.

23 de julio: día crucial para el gobierno de Sánchez

La sesión de investidura, establecida en el artículo 99 de la Constitución y regulada en los artículos 170 a 172 del Reglamento del Congreso de los Diputados, comenzará el 22 con la intervención del candidato a presidente del Gobierno, quien expondrá ante la Cámara el programa del Gobierno que pretende aplicar y solicitará al Congreso la confianza para hacerlo.

Al finalizar la intervención de Sánchez, la sesión se suspenderá y se reanudará con los representantes de los distintos grupos parlamentarios que plantearán sus posiciones.

Una vez acabado el debate, se realizará la primera votación que tendrá lugar el 23 de julio. La votación será pública por llamamiento. Se nombrarán a los diputados uno a uno, por orden alfabético a partir de una letra elegida al azar, para que en voz alta digan “sí”, “no” o “abstención”.

En esta primera votación, el candidato necesitará el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, 176 diputados para ser elegido como presidente del Gobierno.

Si no la obtiene, se realizará una nueva votación transcurridas 48 horas. En este segundo debate previsto el 25 de julio, el candidato tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara.

Los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos. En esta votación, Sánchez puede ser investido presidente si obtiene mayoría simple, más votos a favor que en contra.

Dilemas antes de la investidura

Sánchez, quien cuenta con el apoyo de 123 diputados de los 176, intenta la abstención de los partidos PP y Ciudadanos. Con ello evitaría gobernar amarrado con Unidas Podemos durante cuatro años. Pero ni los otros líderes Pablo Casado, del PP, ni Albert Rivera, de Cs, quieren ceder a su intención. No obstante, Casado ha abierto este martes una puerta.

De no lograr la abstención del PP o Cs, Sánchez deberá entonces solicitar el apoyo de Unidas Podemos con su líder Pablo Iglesias. Este, por su parte, le ha solicitado ubicar a miembros de su partido o afines en cargos ministeriales, con un cálculo proporcional a los resultados electorales del 28 de abril.

Los representantes de Unidas Podemos poseen 42 sillas en el Congreso, imprescindibles para que Sánchez logre la reelección en una segunda votación.

Requeriría igualmente la abstención de ERC. Y su portavoz Gabriel Rufián, adelantó que su partido no bloqueará la gobernabilidad de España, lo que hace posible que Sánchez consiga esta abstención.

El presidenciable socialista podría recabar también el apoyo del diputado de Compromís y del Partido Regionalista de Cantabria.

En caso de que Sánchez no obtuviese la confianza de la Cámara podrían tramitarse sucesivas propuestas con el mismo procedimiento.

El Rey, tras consultar a los representantes de las formaciones con escaños en el Congreso, propondría candidato a través de la presidenta del Congreso. Si en dos meses, contados desde la primera votación de investidura, no se hubiese investido, el Rey disolvería ambas Cámaras y convocaría nuevas elecciones con el refrendo de la presidenta del Congreso.

Para más información ingrese a: Cambio16

Lea también: Pedro Sánchez a Unidas Podemos: “No se puede bloquear a España”

Pedro Sánchez a Unidas Podemos: “No se puede bloquear a España”

Check Also

Corea del Norte abandonaría conversaciones por ejercicios militares entre EEUU y Corea del Sur

Corea del Norte amenazó con abandonar las negociaciones para su desnuclearización, porque Estados Unidos parece …