Gasoducto de la Costa Atlántica cancelado después de años de desafíos legales. / Atlantic Coast Pipeline
La tubería habría transportado gas natural fracturado a través de 600 millas de Virginia Occidental, Virginia y Carolina del Norte / Foto: Atlantic Coast Pipeline

Ambientalistas le ganaron la batalla al Gasoducto de la Costa Atlántica de EE UU

Noticias Basada en hechos, observados y verificados por el periodista o por fuentes. Incluye múltiples puntos de vista, sin la opinión del autor. Si incorpora análisis, se etiqueta como noticias y análisis.

La industria de los combustible fósiles en Estados Unidos acaba de recibir otro duro golpe. El Gasoducto de la Costa Atlántica (Atlantic Coast Pipeline, ACP) no se completará. Los propietarios de Dominion Energy y Duke Energy –las compañías encargadas de la obra– anunciaron el domingo que cancelaban el proyecto debido a los crecientes retrasos y la incertidumbre. La tubería iba a transportar gas natural fracturado a través de 600 millas de Virginia Occidental, Virginia y Carolina del Norte.

Las compañías involucradas dijeron que los muchos desafíos legales al proyecto aumentaron los costos proyectados casi al doble. De los 4.500 millones a 5.000 millones de dólares, cuando se anunció por primera vez en 2014, pasó a 8.000 millones, según la estimación más reciente.

Apoyo de grupos ambientalistas

Los grupos ambientalistas y comunitarios, que se han opuesto durante mucho tiempo al proyecto por razones climáticas, de conservación y de justicia racial, dieron la bienvenida a la noticia.

“Si alguien aún tenía preguntas sobre si la era del gas fracturado había terminado o no, esto debería responderlas”, dijo el director ejecutivo de Sierra Club, Michael Brune.

“Esta es una victoria histórica para el agua limpia, el clima, la salud pública y nuestras comunidades. Duke y Dominion no decidieron cancelar el Gasoducto de la Costa Atlántica. Las personas y las organizaciones de primera línea que lideraron esta lucha durante años los obligaron a alejarse. El logro de hoy refuerza que las comunidades unidas son más poderosas que las corporaciones contaminantes que ponen las ganancias por encima de nuestra salud y el futuro”, prosiguió

Una victoria no fue suficiente

El anuncio de las empresas de servicios públicos llega poco menos de tres semanas después de que el gasoducto obtuviera una importante victoria legal. La Corte Suprema dictaminó que podría pasar por debajo del Sendero de los Apalaches. Pero los grupos ambientalistas en ese momento señalaron que el proyecto aún necesitaba otros ocho permisos.

A principios de este año, un tribunal federal anuló un permiso que la tubería necesitaba para construir una estación de compresión de gas natural en Union Hill, una comunidad negra histórica en Virginia. La decisión se tomó luego de que miembros de la comunidad argumentaron con éxito que dañaría desproporcionadamente la salud de los residentes principalmente afroamericanos que vivía cerca

Amigos de Buckingham, un grupo comunitario instrumental para la oposición del compresor, tuiteó el domingo. “¡Muchas manos, corazones y mentes están cantando!”.”¡Nosotros, el pueblo, hemos superado hoy!”

Los tribunales también han emitido permisos sobre los planes de la tubería para cortar una línea visible a través del bosque. Esta sección pasa debajo de Blue Ridge Parkway y cruza más de 1.500 arroyos y ríos en West Virginia. La obra tendría un enorme impacto en especies en peligro de extinción, como el murciélago de Indiana y Madison isópodo de cueva, informó Sierra Club, en 2019.

La lucha continúa

El clima legal descrito por Duke y Dominion en su declaración refleja la creciente vulnerabilidad de todos los proyectos de oleoductos de combustibles fósiles.

“Lamentamos no poder completar el Gasoducto de la Costa Atlántica”, dijeron los presidentes y presidentes ejecutivos de Dominion y Duke Energy, Thomas F. Farrell, II y Lynn J. Good en el comunicado del domingo. “Durante casi seis años, hemos trabajado diligentemente e invertido miles de millones de dólares para completar el proyecto y entregar la infraestructura que tanto necesitamos a nuestros clientes y comunidades”.

“Este anuncio refleja la creciente incertidumbre legal que sobrepasa el desarrollo de infraestructura industrial y energética a gran escala en Estados Unidos. Hasta que se resuelvan estos problemas, la capacidad de satisfacer las necesidades energéticas del país será desafiada significativamente”, agregaron.

Pero los opositores del ACP insisten en que instalaciones como este gasoducto no son realmente necesarios para satisfacer las necesidades energéticas del país.

“El costoso e innecesario Gasoducto de la Costa Atlántica habría amenazado las vías fluviales y las comunidades en su camino de 600 millas”, dijo la abogada del Consejo de Defensa de Recursos Naturales, Gillian Giannetti.

“A medida que abandonan este sueño sucio, Dominion y Duke ahora deberían dedicarse a invertir más en eficiencia energética, eólica y solar, así como proporcionar empleos y un futuro mejor para todos”.

Pero todavía parece que hay dinero en los combustibles fósiles. También este domingo, Dominion Energy anunció que vendió sus activos de transmisión y almacenamiento de gas natural a Berkshire Hathaway Energy. El monto de la transacción fue de unos 10.000 millones de dólares, informó E&E News.

Lea también:

Dateline:

Madrid, España

Conforme a los criterios de
Saber más

Sobre Dimas Ibarra

Areas of Expertise:

Mundo
Energía
Política
Ambiente

Location Expertise:

Venezuela
España
Iberoamerica

Official Title:

Redactor Jefe de Cambio16

Phone Number:

+34 914 201 199

Email Address:

[email protected]

Avatar
Venezolano, radicado en Venezuela. Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Redactor jefe de la sección de energías fósiles y renovables, para las versiones digitales e impresas de Cambio16 y Energía16. Redactor de la revista Cambio Financiero. Amplia experiencia como periodista y productor audiovisual, en la Industria Petrolera y diversos medios y agencias de comunicación. Asesor en el área de comunicación organizacional y vocería. Membresía: Asociación de Revistas ARI, Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y Sindicato Nacional de la Prensa de Venezuela (SNTP).

Check Also

El coronavirus en España

El coronavirus sigue repuntando en España y el mundo tras el fin de los confinamientos

"Estamos viviendo un momento extremadamente difícil como consecuencia de la emergencia sanitaria", dijo Pedro Sánchez.