.
lunes , agosto 26 2019
Home / Actualidad / Venezuela: a media luz y sin integración eléctrica
La oscurana ronda todavía en las regiones
La oscurana ronda todavía en las regiones

Venezuela: a media luz y sin integración eléctrica

Venezuela sigue a media luz por los cuatro costados. Ni un megavatio más se ha producido a dos meses del gran apagón que dejó maltrecho el sistema hidroeléctrico, principal generador de energía, el 25 de marzo.

El Zulia, estado occidental petrolero y con más población, padece a diario esa crisis.

“Vivir en Maracaibo es renunciar a tener aire acondicionado para vivir con una temperatura que no baja de los 40°, hacer compras con una tarjeta o realizar transferencias bancarias”, afirma María Hernández.

Ella, como todos en la ciudad, lidia más de 15 horas al día con las secuelas de la falta de energía: alimentos descompuestos,  hiperinflación y  desabastecimiento.

La falta de luz ha ocasionado el cierre de más de 500 comercios, según Fedecámaras, mientras gasolineras se abastecen de plantas eléctricas para poder operar.

Mientras técnicos de Cadafe se esfuerzan en dar electricidad a la ciudad, no hay posibilidad por los momentos de interconexión con países vecinos para aliviar la insuficiencia, afirman expertos.

Una oscura señal de que Venezuela va en vía contraria a la integración eléctrica que avanza en la región.

A media luz

El 25 de marzo, a la 1:23 pm (17.23 GMT) ocurrió la segunda interrupción del servicio eléctrico, en apenas 19 días, que dejó sin luz por 52 horas a la mayor parte del país. El primer apagón dejó 21 fallecidos, según informó el diputado José Manuel Olivares.

“Sabotaje cibernético”, declararon desde el régimen sin mostrar evidencia.

La versión fue rebatida por Estados Unidos.

Y también por expertos. Maniobras de personal de Corpoelec para tratar de resolver la causa del primer apagón, dañaron los AT de Guri. Esta central hidroeléctrica genera más de 60% de energía. Estas acciones ocasionaron la caída de todo el sistema.

En medio de sucesivas interrupciones, a media luz, y un cuestionado plan de racionamiento, Guri, junto a las otras centrales Macagua y Caruachi, del bajo Caroní, no llegan a 6.000 MW para cubrir la demanda nacional. Menos de la mitad que había antes del 7 de marzo.

Fallas de electricidad

Solo uno de los transformadores se mantiene en servicio, pero la falta de conocimiento del personal técnico complican la restitución del servicio, ya que muchos profesionales se fueron, afirman ingenieros.

“En líneas generales, todas las plantas del bajo Caroní presentan indisponibilidades en el orden del 60% a 64%”, señala José Aguilar, consultor internacional en el tema eléctrico.

De 200 unidades del parque termoeléctrico nacional,  funcionan a medias 40 unidades que ofrecen hasta 2.300MW, insuficiente para ayudar a Guri, indica. La indisponibilidad térmica excede 85% a nivel nacional y en zonas críticas como Zulia excede el 90%”.

La provincia sigue siendo víctima de un apartheid eléctrico para dar preferencia al suministro de la ciudad capital”.

Al panorama agrega los problemas en el sistema de transmisión que “nos coloca a niveles de suministro de 1990”, así como la falta de mantenimiento y de equipos en la distribución.

Desconectados

Además no hay interconexión. Venezuela la perdió con Colombia, a la cual suministraba energía por las líneas de Maracaibo, por los Andes y los llanos, afirma el ingeniero electricista Miguel Lara.

“La interconexión fue puesta fuera de servicio, los equipos fueron desarmados por Corpoelec para hacer “canibalismo eléctrico” con el fin de reparar otros equipos. Se eliminó con eso la posibilidad de importar energía y el terreno se abandonó”.

Con Brasil también terminó. “Dependía de un contrato que se paga en dólares, que obligaba a prestar servicio al Estado de Roraima sin interrupción, pero en un año llegó a tener más de 80 fallas”, señala.

¿Integración?

Si el panorama no contribuye a la conexión, especialistas sostienen que Venezuela en los últimos 20 años ha tenido una agenda anti-integracionista en el plano eléctrico.

Se salió de la CAN, de sus cuatro nexos con Colombia que le permitirían eventualmente conectarse e intercambiar energía además con Perú y Ecuador”, agrega Lara.

La opacidad oficial con la información del SEV, desde 2010, es otro de los obstáculos.  “Toda la información tiene que ser de libre acceso, incluyendo hidrología y costos de operación tanto de la generación (plantas eléctricas) y de la transmisión”.

Volver a la luz

En medio de la crisis, se buscan soluciones para restituir el servicio eléctrico. Y hay iniciativas. El Plan País, de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, es uno de ellos.

“Ahora como nunca antes se requiere de conocimiento y experticia”, coinciden Lara y Aguilar.

“Cualquier plan debe ser público y debe someterse al escrutinio de los acreedores internacionales para que Venezuela pueda salir de su precaria situación luego de más de 110 millardos de dólares asignados a la electricidad en dos décadas”.

Para más información visite: Cambio16

Lea también:

Ausencia de luz y agua desatan nueva ola de protestas en Venezuela

Ausencia de luz y agua desatan nueva ola de protestas en Venezuela

Check Also

segunda etapa de La Vuelta

Quintana gana la segunda etapa de La Vuelta, Roche es el nuevo líder

Nairo Quintana, del Movistar Team, sorprendió y ganó la segunda etapa de La Vuelta 2019, …